Policía NY investiga insultos antisemitas contra jueza del Supremo

imagen
Ruth Bader

NUEVA YORK.- El gobernador Andrew Cuomo ordenó este miércoles que la Unidad de Crímenes de Odio de la Policía estatal investigue unos insultos antisemitas contra la jueza del Tribunal Supremo, Ruth Bader, aparecidos sobre un cártel de una foto de la magistrada.

El acto de vandalismo fue descubierto en una estación de una línea de metro en el distrito neoyorquino de Brooklyn, el pasado martes, sobre un cártel publicitario del libro “La imparable Ruth Bader Ginsburg, un icono de EE.UU”, escrito en 2018 por Antonia Felix, y que aborda la vida de la famosa togada.

Sobre el rostro de Bader, de 85 años, apareció el texto “muere zorra judía” acompañado de una esvástica.

Bader está considerada una voz progresista en el alto foro judicial del país, y recientemente estuvo hospitalizada tras romperse tres costillas en una caída.

“Por segunda semana consecutiva un símbolo de odio es descubierto en una plataforma del metro. No permitiremos vandalismo de odio ni discriminación”, indicó Cuomo en un comunicado en que anunció que la Unidad de Crímenes de Odio colaborará con la Policía de la ciudad en la investigación.

La investigación comenzó después de que un usuario del tren fotografiara y denunciara lo sucedido a través de las redes sociales.

El póster fue removido y entregado a la Policía como parte de su investigación.

La Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA) también ha dicho que tiene tolerancia cero al odio y a la violencia y que este acto de vandalismo “es un horrendo ejemplo que no tiene lugar en ninguna parte”.

La MTA ha indicado, además, de que está cooperando con la policía y otras autoridades y ha puesto a disposición de los cuerpos de seguridad los vídeos de vigilancia para ayudar a dar con los responsables de la pintada.

Ginsburg lleva los últimos 25 años en el Supremo, donde llegó en 1993 como la segunda mujer de la historia que ocupa un puesto en esta corte, después de toda una carrera dedicada a causas feministas y a los derechos civiles.

La magistrada mantiene una difícil relación con el presidente Donald Trump después de que Ginsburg lo calificara de “farsante” antes de las elecciones de 2016 a la Casa Blanca, un comentario del que tuvo que retractarse y que provocó que Trump pidiera su dimisión.

Comparte: