La Virgen del Pilar y la identidad de Verón-Punta Cana

imagen
El autor es comunicador. Reside en Punta Cana.

En el corazón de Verón-Punta Cana, en la provincia La Altagracia, se encuentra una comunidad que busca definir su identidad, una identidad que debe forjarse sobre elementos comunes, historias compartidas y un sentido de pertenencia. Uno de estos elementos de unión es la devoción a la Virgen del Pilar, una figura religiosa de gran trascendencia para la comunidad católica y especialmente para los hispanohablantes.

La Virgen del Pilar es considerada la patrona de la hispanidad. Su devoción arraigada en la cultura española se ha extendido a comunidades de habla hispana en todo el mundo. Esta conexión trasciende las fronteras geográficas y culturales, creando un vínculo profundo entre quienes comparten esta devoción. Es un recordatorio de la herencia compartida que une a las personas en esta comunidad diversa y multicultural.

Esta advocación mariana es la más vieja como festividad, pues no solo es un símbolo cultural sino también un pilar de la fe católica. Su importancia religiosa no solo fortalece la fe de los creyentes, sino que también fomenta la unión comunitaria. La devoción compartida brinda un punto de encuentro para la oración y la reflexión espiritual, fortaleciendo así los lazos que unen a la comunidad.

Cada 12 de octubre, puede ser un motivo para esta comunidad reunir a celebrar a su patrona en una festividad que trasciende lo religioso. Esta celebración es un motivo para unir a la comunidad, reforzar los lazos y honrar a la Virgen del Pilar, que se convierte en un faro de unidad.

La Virgen del Pilar es vista como un símbolo de protección y esperanza. En tiempos de dificultad y desafío, las personas y la comunidad en su conjunto pueden recurrir a ella en busca de fortaleza y apoyo. Esta devoción compartida se convierte en una fuente de consuelo y cohesión social en momentos cruciales.

El arte y la cultura 

Para incorporar la imagen de la Virgen del Pilar a la identidad de Verón, se fomenta la producción cultural. Obras de arte, música y literatura inspiradas en esta devoción enriquecen el patrimonio cultural de la comunidad. Estas expresiones culturales no sólo fortalecen el significado comunitario de la Virgen, sino que también se convierten en parte integral de la herencia cultural compartida.

De modo que, la Virgen del Pilar es un pilar fundamental en la vida religiosa y cultural de Verón-Punta Cana. Su devoción y las festividades asociadas no solo fortalecen los lazos comunitarios, sino que también fomentan la identidad cultural y proporcionan consuelo espiritual a quienes la veneran. La devoción compartida a esta figura religiosa se convierte en un lazo que une a una comunidad diversa en la búsqueda de una identidad común.}

jpm-am

Compártelo en tus redes:
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
1 Comment
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
antonio roca
antonio roca
9 meses hace

el que cree en virgenes tambien cree en santa claus.