Santo Domingo. Rep. Dom. - 22 de Julio 2014
Opinión
18 Marzo 2013, 08:29 AM, 1 Comentarios
El desprecio del sacrificio de Jesucristo
Por FAUSTO PIÑA BELLO

La basura tiene un lugar asignado, el zafacón, debido a su poca o nada de importancia. Sin embargo, de la basura se puede sacar mucho provecho, usando las tecnologías adecuadas; pero en la sociedad de falta del conocimiento de tecnologías, la basura viene a ser un verdadero estorbo. De igual manera, el hombre por desconocimiento de la voluntad de Dios y de la sabiduría de Dios ha despreciado el sacrificio de Jesucristo.

Pedro dijo a los judíos: “Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo. Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos,” Hc. 4:11, 12.

El profeta Isaías anticipó todo el sufrimiento de Jesucristo, por causa del pecado del hombre, pero a la vez, mencionó la actitud del hombre ante ese sacrificio. El escribió: “Subirá cual renuevo delante de él, y como raíz de tierra seca; no hay parecer en él, ni hermosura; le veremos, mas sin atractivo para que le deseemos. Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos,” Is. 53:2, 3.

A pesar de que Jesucristo había venido a padecer por nosotros, para tomar el castigo que nos correspondía, el hombre fue cruel con él. Isaías escribió: “Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros,” Is. 53:4- 6.

Aunque el mundo de los tiempos de Jesucristo esperaba un renacer del mundo, no pudo percatarse del sacrificio redentor de Jesucristo; los judíos y samaritanos esperaban un Mesías, y los magos del oriente estudiaban las estrellas buscando qué nuevo encontrar.

Cuando Jesús fue detenido fue llevado ante Anás, quien había cesado del oficio de sumo sacerdote, pero tenía confianza con Caifás, sumo sacerdote, por lo cual Jesús fue traído a él, y le hizo un juicio buscando pruebas religiosas para acusarle ante Caifás; su interrogatorio fue basado acerca de sus discípulos y su doctrina, a lo que Jesucristo dijo que le preguntara a los que les habían oído, puesto que él siempre enseñó en público, nunca lo hizo clandestinamente. Su desprecio fue tal que aunque no tenía prueba, “Anás entonces le envió atado a Caifás, el sumo sacerdote,” Jn. 18:19-24.

La religión de los judíos, con sus sectas correspondientes, nunca apreció la vida ejemplar que tenía Jesucristo. Esto se demostró con los dos juicios que se le hizo a él, de los cuales salió siendo inocente. El juicio religioso, que había iniciado Anás y continuado por Caifás; Caifás junto a los escribas y los ancianos del pueblo, a pesar de buscar falsos testigos para que argumentaran contra Jesús el Cristo, no hubo realmente pruebas fidedignas que justificaran su muerte. Dice Mt. 26:59, 60a: “Y los principales sacerdotes y los ancianos y todo el concilio, buscaban falso testimonio contra Jesús, para entregarle a la muerte, y no lo hallaron, aunque muchos falsos testigos se presentaban.” No podía presentar a Jesús ante Poncio Pilato, sin pruebas, y siendo judío lo entregó a los gentiles buscando su muerte. Dos razones que indican su desprecio.

Ya que fallaron los falsos testigos, entonces el sumo sacerdote, forzó la situación cuando le dij “Te conjuro por el Dios viviente, que nos digas si eres tú el Cristo, el Hijo de Dios. Jesús le dijo: " Tú lo has dicho…Entonces el sumo sacerdote rasgó sus vestiduras, diciend ¡Ha blasfemado! ¿Qué más necesidad tenemos de testigos? Heaquí, ahora mismo habéis oído su blasfemia. ¿Qué os parece? Y respondiendo ellos, dijeron: ¡Es reo de muerte!” Mt. 26:60b-66. Una religión en crisis, despreció al Hijo de Dios, y como si fuera un blasfemo le entregarona los gentiles para pedirle que lo mataran.

Hubo dos juicios políticos, el que hizo el imperio romano, encabezado por Poncio Pilato, según Jn. 18:28- 19:16, el cual no halló pruebas de muerte para Jesús. Pilato en varias ocasiones dijo que no hallaba delito alguno en Jesús, y quería soltarle, pero los judíos quienes lo habían entregado a él, insistían que se le condenara a muerte. El juicio de Pilato era político, no religioso, puesto que él como gobernador de la provincia romana, no estaba para enjuiciar asuntos religiosos. De ahí que la prueba de si Jesús era Hijo de Dios, no era suficiente. Pilato suspendió el juicio a Jesús, debido a la falta de pruebas y lo envió a otra autoridad a Herodes.

Herodes el Tetrarca, rey en Galilea, recibió a Jesús, a quien deseaba ver, debido a las cosas que había oído que Jesús hacía. Este Herodes había ordenado la decapitación de Juan el Bautista. Ahora estaba cara a cara a Jesús, él esperaba que Jesús hiciera alguna señal, pero Jesús sabía quien era él, así que a pesar de las muchas preguntas que le hizo no contestó ni siquiera una. Jesús sabía desde antes que Herodes, quería matarlo, como unos fariseos le habían informado, diciendo “Sal, y vete de aquí, porque Herodes te quiere matar. Y les dijo Id, y decid a aquella Zorra: He aquí, hecho fuera demonios y hago curaciones hoy y mañana, y al tercer día termino mi obra…porque no es posible que un profeta muera fuera de Jerusalén,”Lc. 13:31- 33.

La presencia de Herodes en Jerusalén, durante el tiempo que Pilato hacía el juicio a Jesús, no fue fortuita. El no llegó a donde estaba Poncio Pilato, porque ellos eran enemigos, Luc.23:12. Sin embargo, sabiendo que Jesús era galileo, por crianza, se acercó a Jerusalén esperando que Pilato cumpliera con su deber de enviárselo, pues era de su jurisdicción, sino lo hacía podía causar algún mal a Pilato ante el Emperador, por no respetar la jurisdicción de Herodes. Pero a pesar de las acusaciones que hicieron los principales sacerdotes y los escribas, no hubo resultado alguno. “Entonces Herodes con sus soldados le menospreció y escarneció, vistiéndole de una ropa espléndida; y volvió a enviarle a Pilato,” Lc. 23:11. Herodes tampoco hallo faltas en Jesús, por lo que dijo Pilat “Y ni aun Herodes, porque os remití a él; y he aquí, nada digno de muerte ha hecho este hombre,” Luc. 23:15.

El pueblo de Israel, bajo sus representantes religiosos y políticos no halló razón para que Jesucristo muriera, aunque engañaron al pueblo haciéndole creer que sí, mas la razón de su muerte, desde el punto de vista humano fue injusta. Por tal motivo la verdadera razón por la que Jesucristo fue sacrificado, es la que Dios había determinado, como dijera Pedro “Jesús nazareno, varón aprobado por Dios entre vosotros con las maravillas, prodigios y señales que Dios hizo entre vosotros por medio de él, como vosotros mismos sabéis; a éste, entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento de Dios, prendisteis y matasteis por manos de inicuos, crucificándole; al cual Dios levantó, sueltos los dolores de la muerte, por cuanto era imposible que fuese retenido por ella,” Hc. 2:22-24.

Todos los que participaron en el sacrificio de Jesús, despreciaron la razón por la que él era sacrificado, por nuestros pecados. Ellos buscaban una razón humana para crucificarle, los principales sacerdotes por envidia, Mr. 15:10. Pilato queriendo satisfacer al pueblo, Mr. 14:15. Y el pueblo, porque eran incitado por los principales sacerdotes, para que pidiese que sea crucificado, Mr.15:11. Todos le despreciaron, ¿y usted amigo, desprecia su sacrifico, o se hace un seguidor de él? ¡Alabado sea Jesús el Cristo! Muerto, pero resucitado, quien salva a los creyentes en él. Dios le bendiga.

Av/am

  • Compartir en:

Comentarios

Enviado el 19 de Marzo 2013  |  #5592

CHUCK N


DIJO DIOS A EVA, POR COMERTE ESA MANZANA AHORA CONDENO A TODAS LAS MUJERES A SUFRIR POR LA ETERNIDAD CUANDO PARAN SUS HIJOS

POR ESTO VAN TODOS PARA EL INFIERNO PARA DONDE EL DIABLO CARAJO

YO HICE MILLONES DE PLANETAS, PERO NO ACEPTO ME COMAN UNA FRUTA
ES LOCO QUE ESTAN

PERO YO LOS AMO Y LOS QUIERO SALVAR OREN ME PARA QUE NO SE LOS LLEVE EL DIABLO, Y DEJEN PROPINA EN LA IGLESIA.

EN ESO CREE LA GENTE.
Para usted publicar un comentario simplemente escríbalo y presione el botón ENVIAR COMENTARIO. Inmediatamente lo verán miles de personas en más de 120 países que regularmente visitan este periódico. ALMOMENTO.NET no revisa la ortografía ni el texto de los comentarios que escriben sus lectores, por lo que no se hace responsable de los conceptos emitidos en los mismos. En caso de violación a las leyes, suministrará al agraviado o a las autoridades el IP de la computadora desde donde fue escrito el comentario en cuestión. Rogamos a nuestros lectores dar buen uso a esta facilidad de libre expresión que ponemos en sus manos.

 
Refrescar Imagen
Escriba la palabra: