Hipólito: PRM no defenderá corruptos en el caso Obdebrecht

imagen

NUEVA YORK.- El Partido Revolucionario Moderno (PRM) no defenderá dirigentes corruptos “implicados en actos dolosos”, advirtió aquí el expresidente Hipólito Mejía.

“Esa gente debe demostrar su inocencia en los tribunales y encarar las consecuencias si son declarados culpables”, expresó el exmandatario en clara alusión a los dirigentes de su partido Andrés Bautista, Alfredo Pacheco y Jesús Vásquez, acusados de haber aceptado sobornos de la empresa brasileña Odebrecht para garantizar la adjudicación de obras en la República Dominicana.

El comunicador Francisco Roa preguntó que “si el PRM no hará nada en defensa de esos dirigentes, hasta este momento, considerados serios” y Mejía contestó que “esa gente que arregle su problema, el partido no tiene que meterse en eso”.

“El PRM no defenderá a corruptos, el que esté libre de pecado, que tire la primera piedra”, reiteró el exMandatario en un encuentro  con la Organización de Ministros Hispanos de Nueva York, que lídera en reverendo y concejal Rubén Díaz, en el que se le requirió su opinión en torno a varios temas.

Sostuvo que “esa gente donde debe defenderse es en los tribunales. Es ahí donde deben demostrar que no son culpables”.

Roa, productor y conductor del programa Pulso Latino, que se transmite de lunes a viernes, de 8:00 a 10:00 de la noche, por la 92.7 FM, también requirió la opinión de Mejía en torno a la sentencia que condenó el dirigente de esa organización Leonardo Faña a seis meses de prisión suspendida y a una multa de diez millones de pesos en un litigio contra el ministro Administrativo de la Presidencia, José Ramón Peralta.

“Ese caso lo lamentamos profundamente, pero cada cual debe ser responsable de lo que dice y hace”, afirmó.

Reelección DM

En otro orden, Mejía dijo que el presidente no tiene ninguna posibilidad de reelegirse, ya que “no cuenta con el apoyo de nadie”.

El encuentro, al que asistieron feligreses, activistas y comunicadores, tuvo lugar la mañana de este jueves en el 1437 de la avenida Longfellow, en El Bronx.

 

Comparte: