Ministros catalogan de “un fracaso” el paro que convocó FENATRANO el martes

imagen
José Ramón Fadul y Nelson Toca Simó, ministros de Interior y de Industria, respectivamente.

SANTO DOMINGO.- Los ministros de Interior y Policía, José Ramón Fadul, y de Industria, Comercio y Mipymes, Nelson Toca Simó, catalogaron como “un total fracaso” el paro de transporte público del martes en el Distrito Nacional convocado por la Coordinadora Nacional por los Derechos del Pueblo y la Rebaja de los Combustibles.

Fadul dijo que “quienes valoraron que ese paro se cumplió en un 90% no conocen la realidad dominicana”.

Agregó que el sindicalista choferil Juan Hubieres está desorientado en sus luchas y demandas sociales.

De su lado, Toca Simó aseguró que esas manifestaciones tienen tintes políticos pues, en estos momentos, “no tiene razón de ser formular llamado a huelga en demanda de la rebaja en los precios de los combustibles, ya que durante las últimas ocho semanas los precios de los carburantes han disminuido de manera importante.”

“Tenemos ocho semanas bajando los combustibles de manera significativa. Ese llamado tiene fines políticos y así lo creen también los demás miembros del sector”, dijo Toca Simó antes de un acto en un hotel de la capital.

Con respecto a la carta que le enviara el presidente de la Refinería Dominicana de Petróleo (Refidomsa), Félix Jiménez, en la que expresa su disgusto por las rebajas en los combustibles, explicó que en contra de lo expresado en la misiva, su departamento ha ido pagando la deuda con la compañía.

Aseguró que el MICM tiene criterios “claros y bien definidos” para fijar los precios de los combustibles cada semana, como estable la Ley.

Agregó que “todo parece indicar que la tendencia es la baja, a juzgar por el comportamiento del precio del barril de petróleo en los mercados internacionales”.

Los convocantes de la protesta han reclamado la rebaja de los combustibles y los productos básicos así como un aumento salarial, castigo a la corrupción y la impunidad.   Asimismo, la eliminación de “las mafias financieras que controlan el sector salud a través de las Administradora de Riesgos de Salud (ARS) y las Administradores de Fondos de Pensiones (AFP).

 

Comparte: