Fuerza del Pueblo vs. PLD: ¿más de los mismo o la esperanza de lo nuevo?

imagen
El autor es abogado. Reside en Nueva York

El partido la Fuerza del Pueblo no nació como la continuación del PLD con otro nombre como algunos se han aventurado a decir, sino como la negación de los vicios del viejo partido, como la emergencia de lo nuevo que sustituye a la caducidad de lo viejo, como la antítesis de los procesos degenerativos que se dieron y se dan en la organización morada.

El surgimiento de la Fuerza del Pueblo representa un salto cualitativo con relación al Partido de la Liberación Dominicana que lleva en su embrión lo mejor de lo mejor y por ende eso se está reflejando también en lo cuantitativo. De ahí que no resulta sorprendente su crecimiento meteórico en tan corto tiempo.

Si estamos viendo que miles de peledeístas están haciendo la mudanza política a la Fuerza del Pueblo, es precisamente porque el partido de la estrella amarilla ha perdido su brillo y su luz, volviéndose tan opaco que ya no alumbra ni inspira a nadie. 

Se van porque allí ya no pueden estar. Se van porque no se sienten cómodos cohabitando con tantos corruptos sobre los que pende la espada de la justicia. Se van porque le apesta la hediondez del estercolero en que se ha convertido el partido fundado por el profesor Juan Bosch. Se van porque quieren comenzar de nuevo para empezar mejor lo que allí se traicionó: Los principios e ideales fundacionales que le dieron origen, los principios de Juan Bosch.

El atractivo político del nuevo partido lo constituyen su vigoroso armazón conceptual, sus ideas frescas y renovadas, su líder visionario y su liderazgo renovado. Por eso sus filas no paran de crecer. Están ingresando gente porque lo ven diferente.

El eslogan que quiso implantar su líder histórico en el ya decadente y caduco PLD, que reza: “servir al partido para servir al pueblo” y que entendieron al revés la camarilla que lo asaltó y se apoderó de sus estructuras para dañarlas y corromperlas, ahora  ha encontrado una parcela fértil donde cumplirse y practicarse en su verdadera esencia.

Mientras el antiguo PLD representa el anquilosamiento del pasado, el cáncer orgánico y el envilecimiento de su dirigencia, la Fuerza del Pueblo simboliza el presente y el futuro, la clarinada de los nuevos tiempos, la fuerza que le hacía falta al pueblo para vencer en la batalla contra la miseria, contra el subdesarrollo y el atraso institucional.

Mientras el deteriorado PLD carece de un líder carismático y creíble que mantenga la cohesión interna y que imante y atraiga a las masas, la Fuerza del Pueblo tiene un líder del que sí puede enorgullecerse por su formación y firmeza en sus convicciones, por su amor y entrega a los mejores intereses de la nación, por su trascendencia nacional e internacional, por su dotación de principios, y su compromiso con la palabra empeñada.

Mientras el PLD es una masa amorfa, sin pulimento ni rumbo claro, la Fuerza del Pueblo es todo lo contrario. Un partido con un norte seguro que marca el camino, una cantera de oportunidades limpias para hacer carrera política dentro de la línea de servir al pueblo, pero de verdad. Una organización para la plena realización humana, basada en el mejor concepto del servicio social.

La Fuerza del Pueblo es el resultado de una visión distinta en el quehacer público, una nueva misión trascendente que la llena de sentido político, inspirada en el rescate de los ideales boschistas que fueron renegados y pisoteados por la cúpula dirigencial que se apolilló en el PLD.

La Fuerza del Pueblo nació para recuperar la confianza perdida, la esperanza, sueños e ilusiones de los dominicanos de buena voluntad; para realizar una política inclusiva, igualitaria, distributiva, veraz, justa y racional; para desmarcarse de los partidos tradicionales, practicando una nueva forma de hacer política.

En fin, la Fuerza del Pueblo es la expresión de las nuevas necesidades y convicciones democráticas de la sociedad dominicana.

La Fuerza del Pueblo es otra cosa, con otra calidad y un contenido completamente diferente que lo distancia kilométricamente de la ruina política del PLD. No es casualidad que sea verde como la esperanza de un mejor mañana para todos dominicanos.

alexanderramirezx@gmail.com

 JPM

¡Comparte esta noticia!
00votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
6 Comments
Nuevos
ViejosMas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Maguila
Maguila
1 mes hace

Ambos partidos promueven la Corrupción…

juan bosch
juan bosch
2 meses hace

ESE PARTIDO SE LLAMA LA FUERZA DE EL GUE,,,,,,,,,,,BO

Marcos
Marcos
2 meses hace

Es cierto, el PLD fue destruido por un grupo de negociantes y la FP en los hechos esta marcando un rumbo distinto, esta volviendo a la política de la vieja escuela…. formando, orientando, creciendo…

Adriano
Adriano
2 meses hace

Sr. Pascual Ramírez, le felicito por su visión, talento y destreza. Este articulo expresa el verdadero sentir del Partido FP y los anhelos de la mayoría de los Dominicanos y que encarna el líder indiscutible de la oposición y del Partido FP

julio cepeda
julio cepeda
2 meses hace

muy buen articulo no tiene desperdicio; en el pld no hay futuro todo se derumbo, danilo medina lo destrullo el pld se a convertido en un nido de serpiente venenosa..

EL ANALFABETO
EL ANALFABETO
2 meses hace

La misma pupu, solo que cada plota quiere ser cabeza, para seguir robando mas y mas.