El Congreso, escenario de la política y la anti política

imagen
El autor es ingeniero agrónomo. Reside en Santo Domingo

Recientemente hemos sido testigos de un verbal y fuerte enfrentamiento en el Senado de la República, que ha tenido como protagonistas a conocidos representantes de la política y también de la anti política.

Desde su llegada al Senado el señor Antonio Taveras, representante de la provincia de Santo Domingo Este, ha venido cuestionando el llamado Barrilito y otros privilegios de que disfrutan los Senadores y también los diputados.

De todos es conocido que estamos hablando de un empresario que ha decidido incursionar en la política para supuestamente servirle a su país mejor que como lo han hecho hasta ahora los políticos tradicionales.

El elemento que ha detonado la confrontación ha sido el tema de Reforma Fiscal anunciada por el gobierno, la cual ha sido rechazada tanto por el liderazgo político como por la población entera.

Como respuesta al intento del gobierno de aumentar los impuestos a los pobres y a la clase media, un grupo de senadores aprobó un proyecto para eliminar las exenciones y las exoneraciones de que disfruta el llamado sector económico del país.

El Senador Antonio Taveras asumió su rol de representante del empresariado nacional y fustigó dicho proyecto bajo el alegato de que dinamitaría la economía del país, quizás por no decir la economía de muchos empresarios que se han acostumbrado al subsidio permanente.

En realidad, cada sector está defendiendo sus intereses, ya que tanto las exenciones a los empresarios como el Barrilito de los legisladores son subsidios que les permiten disfrutar holgadamente sus respectivas posiciones, mientras que los pequeños y medianos empresarios se tienen que rascar con sus propias uñas porque para ellos no hay subsidio ni exenciones.

Sería mejor que empresarios y legisladores se pongan de acuerdo para elaborar un plan de rescate económico de los pequeños y medianos empresarios que han quedado quebrados tras el paso de la pandemia y a los cuales no se les ha dado ningún incentivo.

Mientras tanto ellos consumen el tiempo en una discusión de intereses de grupo, ambos siguen recibiendo y disfrutando de sus privilegios, los pequeños empresarios y los profesionales de servicios, siguen pagando cable y energía para ser espectadores de un debate donde sus intereses no se mencionan.

jpm-am

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
51vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios