Califican de injustas declaraciones Jaime Vargas contra reverendo

imagen
Pedro Joaquín Aguiar y George Alvarez

NUEVA YORK.- La Coalición de Taxistas de Nueva York y la Comunidad Unida de El Bronx rechazaron recientes declaraciones del expresidente del Club Demócratas por un Cambio en el Norte de Manhattan, Jaime Vargas, en contra del reverendo y concejal Rubén Díaz.

Vargas exigió este miércoles al reverendo Díaz, quien es puertorriqueño, que no se entrometa en las contiendas que involucran aspirantes dominicanos.

Pedro Joaquín Aguiar y George Alvarez, presidentes respectivos de las citadas entidades, calificaron de injusto que Vargas haya “insultado” a Díaz por el único hecho de haber manifestado simpatías por la senadora de origen dominicana Marisol Alcántara, quien buscaba nueva vez la candidatura a ese puesto en las elecciones primarias del Partido Demócrata, celebradas el jueves y en las que perdió del afroamericano Robert Jackson.

Recordaron que Díaz siempre ha defendido y apoyado a la comunidad dominicana. “Cada vez que lo hemos necesitado ha estado ahí presente, siempre de nuestro lado, por lo que consideramos una mezquindad y una retaliación que vengan ahora con esos ataques contra un hombre que todo el tiempo ha sido solidario con los dominicanos, no solo con los que residimos aquí, sino también con los que viven en la República Dominicana”, expresó Aguiar.

“Como todo buen político, el reverendo tiene derecho a simpatizar con un determinado candidato. En esta ocasión se pronunció en favor de Marisol, pero igual lo hizo antes con Adriano Espaillat y con otros dominicanos. Es un derecho que le asiste como ciudadano. No podemos ser ingratos y pretender que porque ahora no coincidimos con sus preferencias, debemos atacarlo. Eso es una mezquindad”, manifestó.

Recordó que cuando Espaillat se postuló para congresista, Díaz lo apoyó, hizo campaña en su favor, y no le importó que estaba recién operado para buscar un autobús, llenarlo de ministros cristianos y trasladarse hasta el Alto Manhattan para respaldarlo.

“En ese momento nadie dijo que el reverendo se estaba inmiscuyendo en los asuntos dominicanos, pués ahora tampoco lo hizo. No podemos tener tan mala memoria para olvidar esas cosas tan rápido, el reverendo ha sido siempre nuestro aliado”, indicó.

Alvarez, de su lado, se solidarizó con el reverendo, a quien describió como un hombre dedicado a las mejores causas y dispuesto siempre a ayudar a quien lo necesite.

En ese sentido, llamó a la cordura y sensatez. “Pasadas las primarias, creo que es momento para reconciliarnos y alejarnos de los dimes y diretes que emergen en una campaña tan exitante como la que recién finalizó. Así es que les recuerdo que al final del día todos somos demócratas”, subrayó.

Comparte: