Asociación de Bodegueros solicita alianza para mejorar seguridad

imagen

NUEVA YORK.- La Asociación de Bodegueros de Estados Unidos (ASOBEU) solicitó a las autoridades más protección contra los incidentes violentos de los grupos pandilleros.

Para ello un grupo de bodegueros encabezó una rueda de prensa para exigir al Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) que los entrene en el uso de armas de fuego y les otorguen permisos para portarlas.

También pidieron que les provean con una especie de ‘botón del pánico’, que les permita alertar rápidamente a las autoridades cuando pandilleros entren a sus negocios, como ocurrió el pasado 29 de octubre, cuando varios adolescentes entraron a una negocio en El Bronx y el indefenso dueño del comercio no se pudo defender.

Insistieron en que “son los policías quienes deben ayudarnos con la instalación de ‘botones de pánico’ en las bodegas, que nos permitan alertar a las autoridades cuando en los negocios entren pandilleros”.

Ignacio Castillo, presidente del gremio, dijo que “no sería ideal regresar a los años ochenta, cuando las páginas de los periódicos diariamente reseñaban la muerte de un bodeguero o el atraco de una o varias bodegas”.
Solicitó al gobernador Andrew Cuomo, al alcalde Bill De Blasio, a la Policía y oficiales electos que, junto a ASOBEU, desarrollen  programas  para evitar que la juventud agrupada en las denominadas gangas continúe desahogándose con violencia en contra de los afiliados a ese gremio.
Francisco Marte, secretario general de ASOBEU, de su lado, opinó que el problema del surgimiento de nuevas gangas no se origina solamente en las calles, sino en los hogares, por lo que urge buscarle solución.
“Nosotros, como bodegueros que conocemos bien nuestra comunidad, queremos ser los voceros de los programas que existan en la ciudad formando una alianza para canalizarlos, ya que la mayoría de esa juventud desconoce la existencia de esos programas para cuando salen de las escuelas”, dijo.
ASOBEU planteó la realización de un programa para emplear a los jóvenes, para que puedan ganarse un dinero, y de esa forma sacarlos de las calles, así como programas deportivos y educación, para darle otra dirección a sus vidas.

Comparte: