Embajador de la RD sale al frente a criterios de dos senadores de EEUU

imagen
José Tomás Pérez

SANTO DOMINGO.-  El embajador dominicano José Tomás Pérez aclaró a los senadores estadounidenses Benjamin Cardin  y Marco Rubio que son erróneas sus apreciaciones sobre los efectos de la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional de la República Dominicana y la posición que este país ha mantenido sobre Venezuela.

El diplomático remitió cartas a ambos legisladores, en las que se refiere a criterios que expresaron el 7 de marzo último en una  audiencia del Comité Senatorial de Relaciones Exteriores del Congreso de los Estados Unidos para decidir sobre la confirmación de Robin Bernstein  como embajadora designada en la República Dominicana por el presidente Donald Trump.

En esa audiencia Cardin, senador demócrata por el estado de Maryland, preguntó a Berntein si estaba al tanto de la decisión del Tribunal Constitucional que afecta a descendientes de haitianos y los declara como “apátridas”.  “¿Cuál será su enfoque para garantizar que a estos individuos se les restaure su nacionalidad?”. Asu juicio, los afectados por dicha sentencia han estado en la República Dominicana  mucho tiempo y han sido discriminados por los dominicanos.

De su lado, Rubio, senador republicado por La Florida, dijo que que la participación de la República Dominicana en PetroCaribe “influye” las posiciones de este país en los organismos internacionales sobre Venezuela.

El caso de los haitianos 

En la comunicación a Cardin, el Embajador aclara que “en la República Dominicana no hay casos de apatridia” y que en esta nación “se aprobó la Ley 169-14, la cual estableció reglamentaciones especiales para personas nacidas en el país e inscritas irregularmente en el registro civil y naturalización dominicano”.

Agrega que esta legislación también proporcionó las condiciones para la inscripción en el Registro de nacimiento de niños nacidos de una madre extranjera que no reside en la República Dominicana y estipula que todas las personas registradas como dominicanos de manera irregular y las mencionadas en el fallo del Tribunal Constitucional No. 168-13, deben recuperar su estatus legal como ciudadanos dominicanos.

Resalta que a la fecha, unas 61,000 han sido identificadas en los Libros del Registro Civil de la Junta Central Electoral (JCE), que pueden beneficiarse de la Ley de Naturalización 169-14 (Grupo A).    “De este grupo, 56,641 casos (92.77%) fueron autorizados o se completó la transcripción; 4,381 casos (7.17%) fueron analizados o en reconstrucción, y solo 27 casos (0.04%) de todas las declaraciones han sido cancelados. Para los casos de niños nacidos de padres extranjeros en situación irregular (Grupo B), se recibieron 6,781 casos. De este grupo, 6,674 casos (98.42%) fueron enviados a la Presidencia para su aprobación, y solo 107 casos (1.58%) han sido devueltos”, añade.

Pérez afirma que en los últimos ocho años, más de 200,000 niños nacidos de padres nacionales haitianos han sido registrados en la República Dominicana en hospitales públicos,  en el Registro Civil o en el Libro de Extranjeros. “A estos niños, de nacionalidad haitiana, según la Constitución y las leyes tanto de la República Dominicana como de Haití, se le otorga un documento de registro, con la finalidad de que los mismos puedan obtener la documentación haitiana necesaria, tales como carnets de identidad y pasaportes”, dice.

El Diplomático destaca que,  de acuerdo con el Informe Final del Plan Nacional para la Regularización de Extranjeros, se han aprobado más de 260,000 solicitudes y más del 90% de este total ha recibido un carnet o una etiqueta con fines de identidad.

Resalta que la ausencia en Haití de una cultura de registro civil es la  principal dificultad que ha enfrentado la República Dominicana para registrar a los extranjeros provenientes de Haití y sus descendientes y dotarles de permisos de residencia.

Posición sobre Venezuela

En relación al pronunciamiento del Senador Rubio de que la participación dominicana en PetroCaribe influye las posiciones del país en los organismos internacionales sobre Venezuela, Pérez aclara que la Refinería Dominicana de Petróleo (REFIDOMSA), desde hace dos años, no compra combustibles a este país sudamericano.

Resalta que las relaciones entre la República Dominicana y los Estados Unidos son excelentes y se fortalecen cada vez más, con una relación comercial del orden de los 12,600 millones de dólares.

Destaca que las importaciones de petróleo y sus derivados desde Estados Unidos, según el US International Trade Commission, en el año 2017 fueron  por un monto de 1,575 millones de dólares y representan más del 50%  en este renglón.

Señala que el presidente Danilo Medina ha jugado un papel de relevancia como mediador para la búsqueda de una solución pacífica y negociada entre el gobierno del Presidente Nicolás Maduro y la oposición venezolana.

Sobre la última jornada del diálogo en Santo Domingo, en febrero de este año, Pérez invita al Senador Rubio a tomar en cuenta las declaraciones del Presidente Medina en las que lamentó que no se llegara a un acuerdo entre las partes y reiteró la disposición y apertura para que la Republica Dominicana acoja a dichas partes si deciden en el futuro retomar las negociaciones.

 

Comparte: