Urge detener el ciclón de odio e intolerancia 

imagen
EL AUTOR es periodista. Reside en Santo Domingo.

 Judith Pamela Butler, filosofa materialista, es considerada como una de las voces más influyentes de la teoría política contemporánea, con relevantes aportes en  el campo del feminismo, filosofía política y la ética, aunque alcanzó mayor relevancia con su teoría del “queer”, que desafía el criterio natural sobre el género.

No pretendo referirme a la teoría sustentada por esa pensadora estadounidense en torno a lo que define como visiones esencialistas, naturista y estáticas sobre sexo, género y orientación sexual, o su defensa al “binarismo de género”, sino a su advertencia de que “el odio se ha elevado a una categoría política.

En una conferencia en la Universidad Autónoma de México, Butler se refiere “al odio y la intolerancia” que se anida en una amplia capa de la sociedad y que se ha fortalecido en muchos países con el ascenso de políticos o grupos extremistas, entre los que cita a Donald Trump.

Butler, alienta a organizar una acción colectiva para frenar el ímpetu de los movimientos radicales que ponen en peligro importantes avances en derechos humanos, “fuerzas reaccionarias que amenazan conquistas sociales”.

Ese huracán de odio e intolerancia se asoma a la geografía dominicana, aunque nadie en el traspatio a emitido alerta meteorología sobre intensidad de sus vientos, de intransigencia o sectarismo agravado por el miedo que infunden liderazgos que intentan reencarnar a Stalin, Mussolini o Hitler.

Los síntomas de esa epidemia de sectarismo y fanatismo se expresan aquí con las loas de la derecha política hacia Trump y de la izquierda a Vladimir Putin, en las divisiones partidarias impulsadas por el individualismo, odio o resentimiento, así como en discursos xenófobos.

República Dominicana es hoy víctima de una trapisonda internacional que procura convertirla en almacén del desenfreno migratorio haitiano, ante lo cual la repuesta debe ser la aplicación irrestricta de la ley de migración, con el debido respeto a los derechos humanos.

La delincuencia y criminalidad subvierten el sosiego ciudadano, pero en ningún modo la receta a ese flagelo puede ser el ejemplo de Nayib Bukele, quien, en nombre de un combate frontal contra el crimen, subyuga las libertades públicas en El Salvador, como tampoco en los partidos deben imponer el estalinismo o trumpimo como horca y cuchillo. Urge detener el ciclón de odio

JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
12 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Ponce de León
Ponce de León
2 meses hace

Este Orion es parte de la gravilla del danilato perverso.

Raquel Suero
Raquel Suero
2 meses hace

Pensaba que este señor era comunista, pero con este artículo me convenzo que no. Tenemos ideas similares, lo felicito.

butifar comillas
butifar comillas
2 meses hace

Y el odio que los Haitianos tienen por los Dominicanos, no cuenta? Y esa obsecion anti Trumpista, copiando a los medios judaicos-liberales de USA?

Objetivo
Objetivo
2 meses hace

Para ud lo correcto es la política de Joe Biden y los demócratas
Esa que quiere imponer las minorías a las mayorías.

Los demócratas gringos, los progres, neo socialistas , son tan culpables como los que describe en su artículo.
El odio es sembrado por todos los grupos.

Luis De New
Luis De New
2 meses hace

Orion. Tu coloca a Stalin en el mismo sitio de Mussoline y Hitler, sin el menor respeto al pueblo ruso de la época. Los dos fascista, los cuales tu citas, no pueden ser comparado con Stalin. Stalin lucho contra el fascismo, no a favor, por ende, acéptenlo, o no,, ustedes los reaccionario, Stalin lucho contra el fascismo sin la menor vacilación.

ASURBANIPAL
ASURBANIPAL
Responder a  Luis De New
2 meses hace

Luis no te olvides que el facismo y el comunismo derivan de la misma fuente Hegel ambos ambas recetas proponian cambiar el mundo y refundir un nuevo hombre en lo que ambos fracasaron. Stalin no es un santo incluso Lenin y otros partidarios lo minimizaban y decian si este cocinero sube nos va a preparar platos muy malos como los que le sirvio a Leon Trotsky en Mejico , los Gulac,hambrunas de sus planes Quinquenales ect.

Luis De New
Luis De New
Responder a  ASURBANIPAL
2 meses hace

Surbanipal. El fascismo y el comunismo no persiguen el mismo objetivo. El fascismo su base es la sociedad capitalista, monopolizada por los fascista. en cuanto a Trotsky, los traidores no merecen meno de ahi.

Élbido Guzmán
Élbido Guzmán
2 meses hace

Una reflexión magistral, Orión, ha hecho usted sobre el mundo geopolítico actual, mi pensamiento es casi similar al suyo, ¡lo felicito!

francisco matos mancebo
francisco matos mancebo
2 meses hace

No entendí nada, Orión. ¿Qué quieres decir en verdad? ¿Los extremistas somos los que creemos en pene y vulva y ya, o los que creen en cualquier vaina que no sean esas dos? ¿Extremistas somos los que creemos que el racismo aquí en RD es infundado (no podríamos ser racistas aunque queramos) o los que desesperados, al ver los abusos de la ONU, queremos que se respete nuestra soberanía? Pamela es lesbiana y nadie se lo ha impedido, pero,…

francisco matos mancebo
francisco matos mancebo
Responder a  francisco matos mancebo
2 meses hace

…no olvides que Pamela vendió el feminismo (como si los hom bres matan a las solo por ser mujeres), Pamela es materialista y fundó la teoría queer (los que creen que el sexo no es natural, sino, mental), que plantea que a las creaturas al nacer no se le debe llamar varón o hembra, etc. ¡Orión, Orión, ponte claro hermano, o al menos escribe más claro, eh!

Víctor Rodriguez
Víctor Rodriguez
2 meses hace

Es preocupante la agresividad e intolerancia que observan esos grupos ante la indiferencia de las autoridades. Los nubarrones de una desgracia se cierne sobre el cielo.

Una acotación, Putin no es de izquierda.

Pedro Montro
Pedro Montro
Responder a  Víctor Rodriguez
2 meses hace

Exacto. La guerra que se libra en el mundo no es derecha e izquierda