El ministro, la niñera y el revólver

No es el título de una película de Hollywood, ni tampoco una novela mexicana. Es la historia reciente de las muchas cosas inauditas, absurdas e inconcebibles que se dan en un gobierno autoritario, con máscara de democracia y en una nación llamada Venezuela, que hoy sucumbe frente a una «revolución» corrupta, inmoral, de doble cara, violenta y sórdida frente a los reclamos de un pueblo que languidece paulatinamente. Es la historia que se teje día a día en un gobierno protervo, en donde el poder se ejerce en común convivencia con la delincuencia tanto de cuello blanco como la de abajo. Una nación en donde sus fuerzas armadas han sido corrompidas por el oro indigno para comprar su lealtad y su respaldo por medio de las armas. Un gobierno irrespetuoso al derecho ajeno, al ejercicio libre de la política desidente y en donde se estrangula la libertad de prensa para encubrir sus actos barbáricos e indignos ante la sociedad venezolana y el mundo que los contemplan atónitos. El pasado viernes 25 de octubre del año en curso fue detenida en el aeropuerto internacional de Guarulhos en Sao Paulo, Brasil, la venezolana de nombre Yanet del Carmen Anza, por esta haber intentado pasar una maleta por las aduanas brasileñas con un revólver Smith and Weson en su interior y abastecido con municiones y varios documentos en donde se establece la manera de cómo «eliminar a la oposición» venezolana de acuerdo a como salió publicado en el diario brasileño Folha de Sao Paulo. Estoy seguro que usted no tiene ni la menor idea de quién es esta persona; pero si yo les digo que es la niñera del ministro venezolano de las Comunas y Movimientos Sociales, Elías José Jaua Milano, ya eso les da un giro especial a la noticia y nos demuestra de manera contundente, hasta donde llega la corrupción y la inmoralidad política de los líderes de la llamada «revolución bolivariana». Mientras las mayorías ( y solo los pocos que ya pueden) de los venezolanos se les hace ahora casi imposible de obtener cupos de divisas para viajar y a la vez, poder comprar los pasajes aéreo en dólares y porque casi todas las línea aéreas han disminuído sus asientos para viajar a Venezuela por la deuda de US$4,000 millones que no se les paga, la flamante niñera del ministro se vacila un viaje a Brasil en un lujoso avión de «Pdvsa Airlines» (como irónicamente la ha bautizado el pueblo), sin hacer colas, sin trámites aduanales , sin ningún retraso y completamente gratis, rodeada de todo confort y, para colmo, trata de pasar de manera ilegal un arma de fuego en una nación extranjera. Como es natural, el gobierno chavista ha hecho mutis en este escándalo internacional que ha desnudado uno de los muchos actos de corrupción y despilfarro en que incurre la élite chaveburguesa que hoy gobierna la patria de Simón Bolívar y nos muestra la manera ostentosa de la claque chavista que dirige la nación. El hecho de enviar a buscar a su niñera en un avión estatal comprado con los dineros del pueblo, es un delito y una dicotomía entre las prédicas de moral política de que hacen gala en sus discursos y arengas en contra de del comportamiento y el estilo de vida de la sociedad «burguesa y capitalista». La referida niñera que hoy ha tomado una triste fama a nivel mundial, estuvo detenida en una cárcel brasileña y a los dos día después fue liberada por un juez mediante un recurso de amparo que le fue sometido por la defensa (seguro costeada con el erario venezolano). No obstante ello, Yanet Anza no podrá abandonar el Brasil hasta que concluya el juicio que le espera y en el cual podría ser condenada entre 3 a 4 años de prisión. Es obvio que seguro su estadía y los gastos que eso ocasionará estará costeado por el estado bolivariano. No olvidemos el precedente de Hugo Chávez cuando Venezuela asumió la defensa legar de IIich Ramírez Sánchez (a) Carlos «El Chacal», un asesino y terrorista venezolano ( a cuya nacionalidad renunció) condenado a cadena perpetua en Francia Yo estoy seguro que muchas niñeras en el mundo querrán ponerse en contacto con Yanet Anza, la ya famosa nana del ministro «socialista bolivariano» Elías José Jaua Milano, para ver cómo es posible que con su sueldo ella haya podido viajar a Europa, el Caribe, Sur América y hasta el mismísimo «imperio del mal», tal y como lo demuestran sus fotos en su página personal de Facebook, en donde aparece feliz, sonriente y demostrando lo bueno y valioso que es ser «socialista» y servir a la revolución del Comandante Galáctico y Eterno. (Buscar en Facebook Yanet Anza y vean los países visitados) Pero, independientemente de esta inmoralidad, hay algo muy significativo que quiero señalar y que viene a confirmar sin lugar a dudas los criterios que en mi artículo titulad «Fidel Castr el Chapulín en contra el ébola» d/f 28 octubre 2014, expuse en torno a la «fama» de los médicos cubanos en Venezuela. Resulta que la esposa del ministro Elías José Jaua Milano, Natacha Castillo de Jaua, se encuentra en Brasil, específicamente en el Hospital Sirio-Libanés de Sao Paulo en donde está internada, siendo este centro de salud unos de los mejores y caro en Brasil y en donde se curó Luiz Inácio Lula da Silva. Lo curioso del caso es que en esta ocasión, a pesar de que la salud pública venezolana, sobre todo en los barrios marginados se encuentra en manos de los médicos cubanos, el ministro «socialista» Jaua, obvió a los galenos de Castro que han llevado a Venezuela y por los cuales se les paga un oneroso salario a los hermanos del terror cubano, optando por los brasileños. Tampoco el ministro «socialista» utilizó los famosos «CDI» (Centros de Diagnósticos Integral) cubanos, y mucho menos, se le ocurrió irse para Cuba para tratar a su esposa tal y como lo hizo para no regresar jamás su Eterno y Galáctico Comandante. En consecuencia yo me pregunto : Dónde quedó la igualdad socialista? Dónde está la prédica revolucionaria con el ejemplo? Porqué desconfió de la medicina y de los hospitales cubanos ? Las interrogantes son válidas, dado la fama que le otorgan y la fe ciega en los médicos castristas que ha puesto el gobierno chavista para atender al pueblo venezolano. O es acaso que la prédica revolucionaria es una cosa y la vida de los jerarca chavistas es otra? Si hiciéramos un ejercicio mental simple y este hecho hubiera sucedido en el aeropuerto de Maiquetías en el Estado Vargas de Venezuela, y la pasajera hubiera sido de otra nacionalidad y hubiera trabajado con un funcionario de un gobierno no afecto al régimen bolivariano, la cantaleta mediática acusando a CIA, al expresidente Alvaro Uribe Vélez, al «imperialismo yankee» y a la «burguesía apátrida y gusanera de Miami» de «orquestar un plan macabro» para derrocar a la revolución chavista y bolivariana hubiera ocupado los titulares de los medios de comunicación del gobierno bolivariano. No cabe duda que la niñera Yanet Anza ya figura entre los nombres célebres de famosas niñera que han sido llevadas al celuloide como Nanny McPhee, Mary Poppins y Fran Fine . En los funcionarios chavistas existe una percepción errónea de lo que debe ser un gobierno y la ética de sus funcionarios tanto dentro como fuera. Acostumbrados a hacer lo que les da la gana, irrespetando las leyes, su propia constitución y sometiendo los demás poderes de manera sumisa a las decisiones del ejecutivo, piensan y creen que allende asus fronteras y, más aún, en una nación como Brasil gobernada por una exguerrillera izquierdista, las cosas funcionan igual que Venezuela. Con el caso de la niñera del ministro Jaua, la realidad les ha dado en la cara: la justicia brasileña va a cumplir su rol. Cuanto acierto tuvo el escritor checo y autor de «La metamorfosis» Franz Kafka cuando dij «Toda revolución se evapora y deja tras de ella el fango de una nueva burocracia»

Compártelo en tus redes:
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios