Danilo y la Policía

imagen

Conocer la conducta humana, siempre ha sido un desafío para los grandes pensadores, que buscan explicaciones científicas a actitudes aparentemente incomprensibles. Agradecidos estamos de Adler, Jung, Fromm y el genio de Freud, aunque algunos pesimistas han llegado a la conclusión, de que el pensamiento de Trasímaco tiene más vigencia que el de Platón, al afirmar, que el hombre era egoísta por naturaleza, contrario al ideal del bien común, que el alumno de Sócrates le atribuyó. Esta obligada introducción es por hecho, de que cuando el presidente Danilo Medina firmó el decreto 181-13, dándole al mayor general Manual Castro Castillo el encargo de reformar la Policía Nacional, inmediatamente comenzaron a activarse grupos para torpedear los trabajos de la tan esperada reforma policial. Quizás, esos miembros de la institución, que hoy se prestan a poner perversos obstáculos en el camino, ignoran, que si alguna virtud valoró el jefe del Estado en el actual jefe de la policía, fue precisamente, que nunca estuvo envuelto en grupos y que aprovechó su tiempo, para formarse sólidamente en el campo policial. No hay manera de negarl la reforma policial va en marcha. Sólo que algunos han obviado, que el gran auspiciador y sustentador de esta reforma, lo es el presidente de la República, Danilo Medina, quien ha brindado todo su apoyo, porque sabe, que es una responsabilidad compartida, combatir la delincuencia y el crimen organizado. Pero además, no ignora el jefe del Estado, que la delincuencia va muy de las manos, con la falta de oportunidades a los jóvenes y en ese sentido, se observa, una política de inclusión del presidente y una proximidad de esta jefatura con las fuerzas vivas del país. Negar que la reforma ya ha comenzado a dar sus frutos a nivel nacional, he negar la existencia del sol. El ministro de interior y policía, José Ramón Fadul y el mayor general Manuel Castro Castillo, simplemente llevan a cabo de una manera firme y exitosa, el mandato expreso del presidente de la República: reformar la Policía Nacional, caiga quien caiga. Habría que ser muy insensato para negar los logros de esta jefatura en el sentido amplio de la palabra. Disminución real de la criminalidad. Construcción de nuevos destacamentos. Tecnificación de la policía. Nuevas unidades patrulleras. Una política preventiva eficiente, remodelación de las infraestructuras del palacio de la policía y próximamente, una universidad policial, para formar a los policías y sobre todo, una voluntad seria de transformar esa institución. La historia de la humanidad, ha sido la resistencia a los cambios, pero el presidente Medina, el ministro de interior y policía, José Ramón Fadul y el mayor general Manuel Castro Castillo, han hecho el compromiso solemne de darle a la sociedad dominicana, una nueva policía nacional para orgullo de todos. Nos tranquiliza, que el presidente conoce al cojo sentado y al ciego durmiendo y esos grupúsculos, que se oponen a la reforma policial, se llamarán a capítulo más temprano que tarde

Compártelo en tus redes:
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios