Cuidado con el precio del pan

imagen
EL AUTOR es periodista. Reside en Santo Domingo.

El pan es uno de los alimentos con un alto contenido político, y junto con el arroz, y en menor medida el pollo, conduce a los Gobiernos a temer su escalada, dado el ingrediente explosivo que encierra una salida de control de su precio.

Ha habido etapas en las cuales el Estado se ha visto precisado a sacrificarse mediante mecanismos que le han permitido un manejo sobre el precio del pan, tomando en cuenta que es el alimento de más fácil preparación para el desayuno o la cena de miles de hogares pobres o de ingresos modestos en la República Dominicana.

El pan es bíblico, pues es el alimento principal que aparece en aquella famosa multiplicación que, conforme el Evangelio de Mateo, hizo Jesús, quien con solo cinco panes dio de comer a cinco mil hombres, además de las mujeres y los niños, y aún quedó pan para llenar 12 canastas.

Es decir, que el pan ha estado presente desde los tiempos más remotos de que se tenga memoria, y sigue siendo uno de los alimentos más consumidos a nivel global.

De ahí que, aterrizando a los días presentes, el Gobierno no puede permitir que ese renglón se le vaya de control sin adoptar cuantas medidas sean económicamente viables para evitar su impacto.

Un subsidio directo a las panaderías es impracticable y constituiría una grave distorsión que eventualmente pudiera servir para alimentar la corrupción o al menos la codicia de algunos.

Ahora bien, la fuente original del problema está en el precio de la harina de trigo, materia prima que se ha disparado en el mercado internacional.

Y en razón a que los molinos de harina son pocos y bien organizados, en un momento dado el Gobierno pudiera subsidiar—aplicando un estricto control y a pena de sanciones—a los molineros, de forma tal que el quintal de su producto no se eleve más allá de un precio que las autoridades pueden negociar.

Bajo esas condiciones los fabricantes de pan no tendrían la excusa del incremento de la harina para justificar, a su vez, el aumento del pan con todas las implicaciones de crispación social que ello conllevaría.

¿A cuánto podría llegar ese subsidio focalizado y por un tiempo razonable? Yo no lo sé, pero es un cálculo bien sencillo para quienes manejan las informaciones económicas del Gobierno.

Mantener la paz social aun cuando signifique un poco de distorsión de los lineamientos económicos de estos tiempos, bien vale la pena si de por medio está garantizar la tranquilidad del país, cuyo principal esfuerzo tiene que estar dirigido a lograr salir de la crisis sanitaria en las mejores condiciones posibles.

En ese sentido, no vale que un sector de los productores de pan haya asegurado a las autoridades que no tiene intenciones de incrementar el costo de venta al público de ese producto, ya que uno conoce estos juegos de espejos con reflejos de luces incluido.

Lo que queremos resaltar es que no se dude que en unos días ese mismo sector se despache con un anuncio de aumento del precio, bajo cualquier alegato.

Por esta circunstancia es que consideramos oportuno evaluar el subsidio directo a los procesadores de trigo. Analizarlo les costaría poco a los funcionarios del área.

Nelsonencar10@gmail.com

JPM

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
4 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Segoba
Segoba
1 mes hace

Yo hago mi pan en la casa, muy delicioso por cierto🤗

Segoba
Segoba
Responder a  Segoba
1 mes hace

Uso un hornito de ladrillo en el patio y busco palitos donde quiera, un saco de harina te dura un monton🌞

Lorenzo Castillo (castillito)
Lorenzo Castillo (castillito)
1 mes hace

Es cuestión de oferta y demanda. No creo que haya ningún problema con eso. Los precios nunca serán invariables en una economía de libre mercado.

Última edición 1 mes hace by Lorenzo Castillo (castillito)
Juan jimenez
Juan jimenez
1 mes hace

Yo siempre me es dado cuenta que al dominicano les encanta el conflicto. Si suben el plátano eso es lo que quieren comen si suben la yuca a eso es lo que quieren comer. Ahora es el pan. Quieren que baje no lo compren dejen de comer pan y coman yuca plátano hagan bollo preparen yaniqueque. Y verán que el pan baja. Cuando se les dañe el pan en la panadería lo van a bajar. Hagan la prueba y verán.