Santiago y Montecristi

SANTO DOMINGO.-La interrogante que intitula este
trabajo conecta con la inquietud de santiaguenses y montecristeños para
concretizar sendos proyectos turísticos en Santiago de los Caballeros y San
Fernando de Montecristi, y la cuestión estriba en cómo conducirlos a la realidad.

Concerniente a Santiago de los
Caballeros, lo primero que amerita para ese propósito es que el Congreso
Nacional desplace al incapaz alcalde Gilberto Serulle, que no erradica la
arrabalización del Casco Histórico, incluyendo el parque Duarte, no construye
un relleno sanitario, no elimina el basural del caótico y fétido Hospedaje
Yaque, mantiene la ciudad como un solo vertedero, y la pregunta es para qué
sirve.

El saneamiento del pútrido afluente que
es el ex río Yaque del Norte contaminado y degradado horriblemente con la
descarga de 80 barriadas, industrias que vierten sus sólidos y químicos, y el
incierto destino de 1,300 toneladas diarias de residuos, anulan por completo
los atractivos del Centro León, Monumento a los Héroes de la Restauración, Catedral
Santiago El Mayor, Fuerte San Luis, Museo del Tabaco, Museo Tomás Morel, Centro
de Recreo y “tus mil maneras de reir y llorar”, evocando a Juan Lockward en su
canto a la Ciudad Corazón.

San Fernando de Montecristi es otro reto
a superar para hacer realidad le ley 241-84 que declara a Montecristi Zona
Turística y el Decreto de 1993 que lo declara Polo Turístico, ambos por el
presidente Joaquín Balaguer.

Sanear primero Yaque del Norte que
contamina la playa Juan de Bolaños, a tres kilómetros de su desembocadura;
dragar las rocas de la playa; limpiar sus aguas de algas y colocar diques en la
playa Bahía de Icaquitos, y desarrollar Estero Balsa y Manzanillo, y
rehabilitar mansión en ruinas de doña Emilia Jimenes.

EL AUTOR es periodista, reside en Santo Domingo. ss-am

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios