Abinader, Ocoa y la palabra empeñada

imagen
El autor, nativo de San José de Ocoa, es agente de bienes raíces. Reside en Miami

POR ANGEL PEREZ 

San José de Ocoa es un pueblo agrícola dando pequeños pasos hacia el turismo ecológico. Es por su tradición campesina que en su idiosincrasia la palabra es un templo, muchos negocios se hacían solo de palabra. Es en el marco anterior que llamo la atención de nuestro Mandatario.

En varias visitas como candidato y luego como Presidente, el Señor Abinader ha prometido obras vitales para la provincia, incluso dando fecha de inicio las cuales no se han materializado no sabemos si por incompetencia de sus funcionarios, si por improvisación, por demagogia o por todas las anteriores.

Es un mal generalizado en nuestra política el prometer y no cumplir lo que ha traído como consecuencia falta de confianza en nuestros dirigentes, algo que hay que rescatar cuanto antes.

En la actualidad hay un sinnúmero de obras de urgente ejecución para el progreso de una de las provincias que más aporta para consumo interno y exportación en cosechas de Ajíes, aguacates, café, hortalizas, cebolla, etc que benefician al país.

Sin embargo, sus comunitarios claman para que terminen pequeños tramos carreteros como el de Nizao/Rancho Arriba, Sabana Larga/La Horma, Naranjal/Parra, El Pinar etc.

Ocoa, provincia que aporta el mayor caudal acuífero de la isla, carece del vital líquido porque desde Trujillo nadie se ha preocupado por construir un acueducto que satisfaga sus necesidades y provea a su creciente población de tan importante obra que por necesidad y justicia merece.

Al vivir en un sistema presidencialista todos los reclamos recaen sobre el presidente, aunque tenemos una bancada legislativa en la que mal gastamos cerca de RD$30 millones de pesos anuales y que no es capaz de unirse y traer obras vitales para su terruño sea por vía presupuestal o como sea.

Si nuestro Presidente Abinader no pasa de las palabras a los hechos, en San José de Ocoa, es casi seguro que su influencia en las próximas elecciones se pierda o disminuya bastante. Por el contrario, si hace honor a su palabra y construye el acueducto que demandan los ocoeños, si soluciona el problema de asfalto del Naranjal/Parra, si termina la carretera Nizao/Rancho Arriba, si soluciona el problema medio-ambiental La Horma/Valle nuevo, si mete mano a la deforestación y al irresponsable uso de las aguas del río Ocoa, es casi seguro su apoyo.

EXPECTATIVAS

Presidente, este pueblo tiene grandes expectativas de cómo cumplirá usted las obras que les ha prometido y que tanto necesita para seguir aportando grandes recursos al fisco nacional en exportación y otros renglones importantes. Este pueblo, en donde se formó el primer comité del PRD, siente que sus dirigentes tienen una deuda histórica con él y ya es momento de comenzar a saldarla.

Por favor no nos quede mal, no haga quedar mal a una de las mejores gobernadoras que usted tiene, la cual dice que hay dinero para las obras, pero al momento de salir este artículo ni obras ni dinero. Por favor Honorable Señor Presidente, no erosione más el apoyo y la confianza depositada en usted.

Presidente, Ocoa al igual que el Sur, merece más atenciones y realizaciones. Ya basta del abandono al que estamos sometidos. Acá la prioridad son las obras no los chequecitos de algunos compañeritos que luego se pasan al mejor postor. ”Las obras quedan….la gentes se van…otros que vienen las continuaran…” como diría una famosa canción que hizo suya nuestro​Guayacán, Reverendo Padre Luis Quinn.

Honorable Presidente, si en una mañana saborea un rico café de nuestras lomas, con ese deleite piense los trabajos de esos campesinos para llevarlos al mercado. Cuando su esposa sirva la mesa y añada aguacate o cualquier verdura, piense los hoyos que han saltado los choferes que hacen posible llevarlos al mercado. Cuando sienta el calor asfixiante de la capital, piense en Taton, de San José de Ocoa y lo poco que se hace para que el turismo avance. Cuando se dé una ducha luego de una larga jornada…piense en los miles de hogares ocoeños que no pueden hacerlo de no ser con un jarrito.

Cuando viaje en su Tesla por calles pavimentadas, piense en los moradores del Naranjal/Parra y la polvareda que llega a sus pulmones. En fin, si sus pensamientos llegan por Ocoa, piense en el valor que dan nuestros campesinos a las palabras y demuestre a los ocoeños que su palabra al igual que la de nuestros hombres de campo, tiene valor y valen más que las morocotas!!!

anbipesa60@icloud.com

JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
7 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Hillary
Hillary
4 meses hace

Bueno, ojalá y él presidente cumpla lo que ha prometido, porque eso sí es feo, aun después que ya es presidente, diciendo que no quiere solo firmar documentos en su oficina, para hacerlo en el piso y así comprobar de que se trata. Señor presidente si usted predica esto, ya fue a estos lugares, cumpla o se habrá terminado la última esperanza, porque si usted falla, el pueblo no tiene otro candidato en quien confiar, por lo menos en unos,.. continú

Hillary
Hillary
Responder a  Hillary
4 meses hace

En uno de estos partidos llamados mayoritarios, que más bie pueden ser llamados chupa esperanza, osea sanguijuelas.

José Tejeda
José Tejeda
4 meses hace

Cada vez que transito por las carreteras de Ocoa me acuerdo del «cambio» porque cambio pesado es lo que tengo que ponerle a mi vehículo para pasar despacio y no destruirlo.

José Tejeda
José Tejeda
4 meses hace

Yo vivo y soy de Ocoa. Lo que dices es cierto. Le estamos dando chance al presidente para que cumpla sus muchas promesas, tanto de candidato como luego de ser presidente. Ese pedazo de carretera de Nizao a Rancho Arriba es una vergüenza, parece un cartón de huevos. Uno sale de un hoyo y se mete en dos y ni hablar de las piedras que tiene. Nos estamos hartando.

Henry Osvaldo Tejeda
Henry Osvaldo Tejeda
4 meses hace

Muy bien por ti, viejo amigo. Se están haciendo los pendejos, y eso, a larga, se lo cobra el pueblo.

Bonao de la Maguana
Bonao de la Maguana
4 meses hace

He viajado por la carretera de Piedra Blanca-Ocoa y la verdad es que da vergüenza no verla terminada y que me excusen los ocoeños pero es por falta de hombría, los pueblos tienen que protestar, y en Ocoa ni una vela de mosquito han encendido., la ciudadanía hasta muertos debe de aportar para lograr sus objetivos. Serán pájaros.

Angel Perez
Angel Perez
Responder a  Bonao de la Maguana
4 meses hace

Entiendo tu frustración y la comparto hasta cierto punto. No es ajeno a Ocoa el abandono por sus autoridades y la desesperanza que trae consigo tantas luchas….se que hay pájaros….pero no es asunto de género sino de entender que si la población no hace suyos sus necesidades jamás el gobierno hará nada