Ruddy L. González: de San Antón a la cima del periodismo

imagen
La autora reside en Charlotte, Carolina del Norte

POR ANGELA BAEZ GARCIA

En días pasados fui invitada al programa Ante el País, cuyo productor es el reconocido periodista Ruddy González, donde en forma amena pudimos recordar tantos momentos gratos y vivencias aleccionadoras que nos han servido para valorar en gran medida, lo que es la permanencia en el cariño y la amistad.

Fue realmente una hora hermosa, donde cantamos mi hermana Lourdes y yo, hasta recordamos los años en que fue solista del coro de la Universidad Autónoma de Santo Domingo –UASD- y el trofeo traído desde Chile, luego de participar en un concurso de coros universitarios de América. Corría el año 1967, tiempos de lucha por el Fuero Universitario y demanda del medio mMillón de pesos para la universidad. Rector: Dr. Julio César Castaños Espaillat. Dirección coral: Maestro Luis Frías Sandoval.

Ruddy L. González

Ruddy, como todos lo llamamos, (su nombre es Rubén Leonel González Campos), con su especial carisma, nos hizo sentir que el tiempo no había pasado, que la suave brisa que corría por las calzadas de San Antón, volvía a nuestro entorno y nos recordó aquellos meses duros de abril, donde arriesgó su vida, aun adolescente, detrás de la noticia, pues de su cuello colgaba una cámara bien equipada…

En ocasiones nos mostró fotografías de sus recorridos, tal era su pasión por lo que vivíamos que procuraba estar allí donde estaba la noticia. Uno de sus más importantes premios fotográficos fue la toma donde era recogido el cuerpo de Sagrario, en la marcha aquella de la UASD. Creo que recibió el premio de Prensa Asociada, donde trabajó por más de 10 años.

Hace mucho tiempo que conozco a Ruddy, pero me parece que fue ayer cuando desde la calle Restauración cruzaba el mercado San Antón para tocar la ventana de su habitación, pues para ese tiempo residía en la casa de su abuela Andrea y sus tías y además su primo Carlos, en la Vicente Celestino Duarte.

Recuerdo su carita sonriente de adolescente eterno; dispuesto a los libros y al estudio de los temas asignados para los jóvenes en nuestra iglesia Adventista de la Av. Mella.

En ocasiones, las tardes calurosas se hacían más llevaderas por la presencia de la abuelita Andrea que nos gratificaba con una rica limonada y pan acabado de hornear amasado con sus manos santas.

Estos temas bíblicos los manejaba Ruddy con gran brillantez y destreza. Es que ya en las mañanas sus tías habían mostrado a su querido sobrino las bellas historias del libro sagrado, es que la Biblia ha constituido para Ruddy la base del conocimiento y el fundamento de su carácter. Por eso nunca olvidaré su nobleza y su cálida mirada de hombre bueno.

Allí, en las páginas de la Biblia, junto a un conjunto de tías-madres, Ruddy y Carlos también (Carlos ahora reside en Charlotte con su esposa Dilcia, es pastor retirado, pero siempre activo), desarrollaron un carácter templado, sin vicios. Exentos de competencias dañinas, sencillos, virtudes que le permiten llegar al público, con temas de seriedad y objetividad.

Es por lo que hoy, dedico estas palabras porque sabemos que el éxito no se compra en “boticas” y a Ruddy le ha costado lo suyo.

Tenía que inclinarse al periodismo porque siempre estuvo enfocado en sus metas. Su padre era prensista en el periódico La Nación; ya conocía el olor de la tinta y los libros su eran pasión, por eso, siendo muy joven ocupó posiciones importantes en el vespertino Ultima Hora, sucediendo a Aníbal de Castro en la Dirección, desplegando un talento que le permitió el reconocimiento de los medios de comunicación.

Se ha codeado con muchas personalidades nacionales y hasta con jefes de Estado de naciones hermanas cubriendo coberturas importantes.

Ha sido reconocido por sus compañeros de trabajo y por subalternos como un buen jefe y administrador.

Libro

Sus conceptos son respetados porque se expresa con respeto de los demás, no alaba a nadie ni ha publicado nunca sobre alguien que no esté vivo para defenderse. Relata que vibra ante la redacción de un relato que prepara: “Se necesita pasión, conocer la historia, vivir la historia, poner la gente en la escena de los hechos. ¡Seré siempre un reportero!”

Su libro, que por fin decidió llevar a la imprenta esta semana, saldrá uno de estos días, “Prensa Vs Poder:, 60 Años de Democracia de Bosch a Abinader”.

Forjado en las luchas de la vida, manteniendo en alto los principios y valores atesorados desde su infancia, produciendo un profesional maduro, responsable, preocupado por que elevemos como Nación los rangos de desarrollo económico, político y social.

Es por lo que presenta a un público muy exigente, que se conecta con él en altas horas de la noche, análisis profundos y aportes reales a la solución de los problemas básicos de nuestra nación en un diálogo abierto, preciso y reflexivo con fe en el porvenir.

Ruddy con los pies sobre la tierra, trae cada noche Ante el País, la verdad y lo que ocurre en el país, pero siempre abriendo el camino a la esperanza, sintetizando las virtudes del periodismo nacional

jpm-am

Compártelo en tus redes:
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
5 1 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios