OPINION: Y después de Danilo, qué?

imagen

POR CARLOS SUAREZ

Aún con Danilo Medina fuera de una posible candidatura presidencial, no está claro que pasará en la política dominicana en los próximos 18 meses.

La lucha dentro del PLD debe verse en dos estapas. Primero, la selección del candidato. Si fuese de apostar, sin vacilación apostaría a que Medina y su grupo mas cercano harán lo posible para impedir que Leonel Fernández sea el candidato. Para ese propósito, cuentan con los recursos del Estado y con su aval político dentro del PLD.

No hay seguridad de que puedan lograrlo, pero sin dudas, daños si pueden inflingirle, y Leonel tendrá que jugársela muy bién, pues puede ser que ni su esposa esté ahí para defenderlos.

Segundo, seleccionado el candidato en el PLD, está menos claro lo que sucederá dentro de ese partido. Si el candidato es Fernández, hay poca probabilidad de que Danilo Medina y sus seguidores mas cercanos lo apoyen fervientemente y hasta podría darse el caso de que de manera disimulada apoyen a su opositor. De igual manera harán Leonel y los suyos, si el candidato es claramente una hechura de Danilo y sus compas.

Algo que está más claro para mi es el hecho de que la oposición, tanto la derecha como la izquierda moderada podrían beneficiarse de esta coyuntura política.

En el caso de la izquierda moderada, que es lo que me interesa, podría beneficiarse mas aquel o aquellos grupos que disenen y sigan una estrategia apropiada para atraer el sector de los votantes que podría responder a su discurso (gente pensante, humilde y con una concepción progresitas de la política).

Entiendo que una estrategia efectiva con esa finalidad no puede estar basada en la práctica tradicional de la política dominicana, donde prevalence el personalismo, el casiquismo, el clientelismo y la centralización y control esmerado sobre el debate de temas relevante.

Una estrategia de politica suficientemente descentralizada y democrática y hasta con cierto nivel de populismo, sobre temas importantes para la polación, podría atraer a ese segmento de los votantes para quienes el clientelismo y la búsqueda beneficio personales no es una motivación.

Además de esa orientación en estilo de dirección y de liderazgo, se requiere un plan de trabajo político, con métodos y objetivos claros y desde luego de un compromiso con el mismo.

of-am

¡Comparte esta noticia!
00votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios