El techo electoral del PRM y la reforma Constitución (OPINION)

imagen
El autor es político. Reside en Raleigh, Estados Unidos.

El Partido Revolucionario Moderno heredó como buen descendiente, muchas cosas del PRD; unas ventajosas, en el sentido electoral, y otras que le acarrean muchas debilidades; una de las ventajas, es que se conformó con una tropa aguerrida de dirigentes medios, veteranos en la lucha electoral y en los colegios electorales.

Una de las desventajas, con que cargó el PRM desde su cuna materna llamada PRD, es su bajo techo electoral; esto era inevitable, porque se nutrió del mismo nicho socio económico de esta organización. El PRD en toda su historia electoral, nunca ha logrado aplastar a sus oponentes políticos por la fuerza del voto; al contrario, los escasos márgenes con que se ha impuesto, han traído serias crisis post electorales al país.

Las razones históricas del bajo techo electoral de esta facción liberal del conglomerado electoral dominicano, se remontan a los acontecimientos de la década de los 60s del siglo pasado. El golpe de estado al presidente Juan Bosch, se apoyó en los sectores conservadores, encabezados por la Iglesia Católica, y por los remanentes militares heredados de la dictadura.

Los sucesos que sobrevinieron a ese golpe de estado, templaron en el nicho social conservador, un sentimiento de oposición al profesor Bosch y al sector político que él representaba. Después de la guerra civil de 1965, vinieron las elecciones de 1966, en las que Bosch participó para facilitar la salida de las tropas de ocupación extranjera que intervinieron en la guerra.

La campaña electoral desarrollada por el Partido Reformista que llevó al Dr. Joaquín Balaguer a la presidencia, se basó principalmente en los males que le habían ocasionado al país, las luchas por restituir a Bosch al poder, con la vuelta a la constitución de 1963.

Fue así como, el Dr. Balaguer logró el apoyo de miles de madres y campesinos, que luego usaría como un estandarte de campaña, cuando decía “mientras haya mujeres y campesinos en este país, yo no pierdo unas elecciones”. Las madres votaron por el Dr. Balaguer, para que sus hijos no fueran a morir en otra guerra, y los campesinos, porque ya habían sido condicionados en el gobierno de Trujillo a estar del lado del poder.

Afianzado Balaguer en el poder, comenzó la purga de los izquierdistas; morían en las calles, en la universidad estatal, a las entradas de sus casas; como en Macondo, morían señalados por la cruz de su procedencia; esa situación propiciada por el Estado, fue la excusa tomada por don Juan Bosch para una abstención del PRD en las elecciones de 1970.

Aquí debemos hacer un alto, y preguntarnos, ¿si don Juan, se había dado cuenta de lo dañada que estaba su imagen electoral?; de sus reacciones y comportamiento sucesivo, tenemos que deducir que sí sabía de sus desventajas y las de su partido, el PRD de aquel momento.

Juan Bosch denunció las elecciones, como un matadero electoral; y a partir de varios pronunciamientos contra las actuaciones gubernamentales, denunció la disfuncionalidad democrática en países de escaso desarrollo como la República Dominicana de aquel entonces. Y de esa manera, se acercaba el certamen electoral de 1974, donde el PRD, ya sin Juan Bosch, se enfrentaría a la realidad de lo que realmente tenía; el resultado fue otra abstención, donde los desacuerdos dejaron ver que las cuentas no daban para ganar.

El PRD llevando como candidato a don Antonio Guzmán, fue a las elecciones de 1978, quien se impuso a un Dr. Balaguer desgastado por un ejercicio del poder semi dictatorial, pero, aun así como ya hemos dicho, no pudo aplastar con el voto popular al candidato del poder; se desató una crisis post electoral que, en el plano provincial dejó al PRD sin cuatro senadores claves para un dominio congresual.

Los sectores productivos del país, siempre han estado mayoritariamente agrupados en partidos de centro y centro derecha; el hecho de que el PRM-PRD tenga una militancia concentrada en las clases más bajas de la sociedad, condiciona la confianza de las clases altas poseedoras de bienes de producción.

No existe confianza, cuando el PRD-PRM viene a gobernar. Un hecho que pone esto de relieve es que el gobernador del Banco Central y todo el organigrama económico del anterior gobierno, ha tenido que ser conservado en sus puestos para que la economía dominicana siga teniendo un buen desempeño dentro de este gobierno.

Básicamente ahí están las causas del bajo techo electoral del PRM; y como sus altos dirigentes no han estudiado para tontos, piensan que pueden embaucar a los demás, y encaminar una reforma constitucional para bajar el porcentaje de ganar en primera vuelta.

Renunciar a tener gobiernos elegidos por mayorías calificadas, sería la mayor traición a la institucionalidad democrática que puede encaminar persona alguna, o cualquier partido, en cualquier parte del mundo.

jpm-am

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
1 Comment
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
"PUTLER Y BIDLER" PROVOCANDO GUERRA
"PUTLER Y BIDLER" PROVOCANDO GUERRA
6 meses hace

…»PERO CUIDADO SI ESE «TECHO» DEJA DE EXISTIR«, «POR CULPA DE USTEDES MISMOS, PEO-COMESOLOS Y BOCINAS AMARILLISTAS, CORRUPTOS, QUE SOLO BUSCAN «IMPUNIDAD» !!!…