Diálogo Nacional con el liderazgo político  

imagen
EL AUTOR es escritor.

POR GUARIONEX LUPERÓN

A un año de la cumbre por el coronavirus que realizó el presidente de la República Abinader con el liderazgo político, en septiembre del 2020, sin duda en términos institucional es saludable la convocatoria que hace el Gobierno de un Diálogo Nacional a través del Con­sejo Económico y Social (CES), como establece la ley 142-15 que lo crea para tratar los temas importantes relativos a las políticas públicas.

En el presente caso, el Gobierno habla de presentar 13 reformas y como es normal los otros actores sociales que forman la estructura del CES van a presentar también sus paquetes de reformas. Sin embargo, el país necesita convocar una segunda cumbre del liderazgo político dominicano ¨con tanques¨.

Los líderes de la nación con poder político, expresado en las instancias del Estado. Una cumbre política con el liderazgo que ¨tenga tanques¨: Luis  Abinader, Leonel Fernández y Danilo Medina. Olvidémonos por un momento de los pruritos éticos y sin ambages se necesita una cumbre (no porque el país se este cayendo a pedazos, nada de eso) con la gente que les puede dar legitimidad política a los productos a que se llegue.

Aunque parezca un poco totalitario, los que tengan revólveres de mitos y todas esas deliberacio­nes tediosas que se queden opinando en las gradas de las redes sociales o que sigan aumentando su métrica impulsando granjas de ¨bots¨. Un Diálogo Nacional para abordar solo tres temas: La reforma fiscal, la reforma de la Ley de Seguridad Social y el blindaje al pacto educativo. Los otros grandes temas hay que dejarlo a las instancias de los poderes públicos.

La discusión de la reforma fiscal contemplaría el pacto fiscal, mandato de la Estrategia Nacional de Desarrollo (END) que se ha venido postergando por años. La reducción al 40 % de los incentivos fiscales de los regímenes especiales y limitar a 10 años y no más el gasto fiscal que se transfiere mediante los regímenes especiales a las personas jurídicas. Subir los impuestos a los ingresos anuales de los grandes patrimonios.

Un compromiso para estimar y reducir las grandes pérdidas fiscales producidas por la ¨evasión fiscal¨, la ¨elusión fiscal¨ y ¨la informalidad¨, factores que afectan las recaudaciones del Impuesto sobre Transferencias de Bienes Industrializados y Servicios (ITBIS)  y  el Impuesto sobre la Renta (ISR).  La aprobación de una ley de responsabilidad fiscal para garantizar el uso óptimo de los recursos del Estado. Todo ello con el objetivo de reducir o eliminar el déficit fiscal.

Hay que reformar la Ley No. 87-01 de la Seguridad Social, como en México o como se propone Chile, con principio de igualdad. Una sola ley para el país y para las futuras generaciones que sea más decente, que asegure a los pensionados mayor porcentaje con relación a su último salario y que incremente los derechos laborales. Limitar el cobro de las comisiones a los Administradores de los Fondos. Regular el fondo de los usuarios de depósitos para medicamentos que administran las ARS.

Con relación a la reforma de las AFP, los líderes políticos dominicanos con presencia congresual importantes son los llamados a buscar una fórmula factible para satisfacer las demandas de lo que llamo una ¨Generación perdida de contribuyentes¨, que recibirán pensiones de miseria. Resarcirlos, aunque sea con el 20 %, como un acto de resiliencia a la pandemia. En Chile se ha entregado hasta el 100 % y el 60 % de las inversiones están en bonos del Tesoro.

El tercer punto debería ser el blindaje al ¨Pacto Nacional para la Reforma Educativa 2014-2030¨ de cualquier influencia política. Se necesita redimensionar este pacto, dándole prioridad a la formación de los recursos humanos y la tecnología educativa.

Es la única forma de que la convocatoria del presidente Abinader pueda impulsar una   ¨ola¨ de reformas, como plantea Alvin Toffler de renovación y cambios positivos que continue transformando poco a poco el país.

JPM

 

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
00votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios