Delincuencia y criminalidad mayor reto de gobiernos  América Latina 

imagen
Hugo Frünling Ehrlich durante su ponencia.

SANTO DOMINGO.- La tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes en Honduras alcanzó 38,6, en Colombia 26,8, en México 26 y en República Dominicana 10,3, siendo este uno de los más bajos de la región.

Conforme a las estadísticas de 2021, otros lugares con tasas alarmantes son Jamaica 49,4, Venezuela 40,9, Trinidad y Tobago 32, Belice 29, Puerto Rico 19,3, Brasil 18,5, El Salvador 17,6, Guatemala 16,6, Guyana 15,2, Ecuador 14, y Haití 13,7.

Además, Panamá 12,8, Costa Rica 11,5, Uruguay 8,5, Paraguay 7,4, Nicaragua 5,7, Perú 4,3 y Chile 3,6, siendo este último el que registra mayor control de los crímenes violentos.

Los datos fueron revelados en el Seminario Internacional Seguridad, Ciudadanía y Convivencia Post COVID en América Latina, celebrado en esta capital.
“Hay varias teorías para explicar los cambios que experimentó la criminalidad en Latinoamérica durante la pandemia del COVID 19. Una de ellas es la teoría de la frustración, debido a las consecuencias sociales que pudieron activar acciones negativas: el desempleo, la situación económica, la desigualdad y la dificultad para relacionarse socialmente, activaron reacciones negativas y violentas”, expuso el chileno Hugo Frünling Ehrlich, doctor en Ciencias Jurídicas de la Universidad de Harvard y profesor titular de la Facultad de Gobierno de la Universidad de Chile.

También salió a relucir el tema de la convivencia cuando Melisa Franco,  exsecretaria de Interior de la Alcaldía del municipio colombiano de Bucaramanga, habló de la experiencia en su país, donde por el trabajo de la comunidad se logró superar algunos indicadores como son:  violencia intrafamiliar y el homicidio.

jpm-am

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
1 Comment
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Antonito Rosa
Antonito Rosa
1 mes hace

Pobreza y criminalidad, hipocresía y avivatura de parte de los políticos,son algunos de los componentes reales y verdaderos que tienen a la región en ese problema.