Cobran fuerza en ciudades EE.UU. las protestas por la violencia policial

imagen
Las protestas se mantienen en por lo menos 40 ciudades de los Estados Unidos

Las protestas por la violencia policial contra los negros cobraron fuerza este martes en distintas ciudades de Estados Unidos, nutridas por la indignación de cientos de personas ante la amenaza de militarización del presidente Donald Trump y las tácticas usadas para despejar a los manifestantes.

Una multitud mucho mayor que la del lunes, con miles de personas, se congregó por la tarde en el centro de Washington, mientras los manifestantes inundaban también las calles de Nueva York, Los Ángeles y Houston en el octavo día de protestas por el homicidio de George Floyd a manos de un policía blanco.

Aunque al menos 40 ciudades han decretado el toque de queda y permanecen bajo custodia de la Guardia Nacional,  este martes la capital estadounidense vivió un inesperado cacerolazo mientras los manifestantes continuaban frente a la Casa Blanca.

El estado estadounidense de Minesota anunció este martes que investigará las prácticas de la última década en el Departamento de Policía de Mineápolis para determinar si ha cometido discriminación contra negros o latinos, tras la indignación generada por el homicidio de Floyd a manos de uno de sus agentes.

El gobernador de Minesota, el demócrata Tim Walz, explicó en un tuit que el Departamento de Derechos Humanos del estado “ha presentado un cargo sobre derechos civiles contra el MPD (siglas del Departamento de Policía de Mineápolis)”.

¡Comparte esta noticia!
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
1 Comment
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Eduardo Guillermo
1 mes hace

Ocurre que el senador Marco Rubio, el mismito que vive hablando de violaciones de derechos humanos en Cuba y Venezuela apoyó que manifestantes pacíficos fuesen dispersados a la fuerza para que el Sr. Donald Trump se tomase una fotografía con la biblia.

Definitivamente se dejó ver el refajo ser un tremendo hipócrita.