¡USA, es tiempo de rectificar! (Segunda parte)

imagen
EL AUTOR es escritor y político. Reside en Nueva York.

1- Mi trabajo, “USA, es tiempo de rectificar”, tiene dos objetivos, primero: ilustrar a la presente generación de latinoamericanos y norteamericanos sobre las razones de la emigración de centroamericanos que ahora se está dando hacia los Estados, y segundo: concientizar a ambas generaciones de la necesidad imperiosa de rectificar las actuaciones y relaciones políticas, diplomáticas, militares, comerciales y financieras de ese gran país llamado USA, con América Latina y el resto del mundo, en aras del entendimiento y armonía entre la naciones, que es la única vía para lograr la tan ansiada paz mundial, la cual, por su naturaleza atómica, no dejará ni vencidos ni vencedores, sino, el casi aniquilamiento sobre la faz de la tierra de la flora y la fauna, y en particular de la de especie humana.

2- Tal como establecí en la primera entrega, sigo sustentando que de no haber la rectificación de lugar por parte de USA en sus abusivas relaciones con los países señalados la confrontación apocalíptica será inevitable, porque el hambre, la miseria, la explotación, el saqueo, las masacres, la iniquidad, no los aguanta pasiva e indefinidamente, ni los individuos, ni los pueblos.

3- Lógicamente, para conocer esta historia se hace absolutamente necesario conocer los hechos y sus protagonistas, los cuales están indisolublemente unidos, dado en que en todos los casos, los hombres somos los protagonistas de la historia.

4- Consiguientemente, para el caso que nos ocupa, tenemos como protagonistas a los presidentes norteamericanos (a excepción de Jimmy Carter), así como también a los altos funcionarios, como Allen Dulles, Henry Kissinger, John Edgar Hoover, Otto Reich, John Negroponte, Roger Noriega, Condoleezza Rice, Hillary Clinton; y en el presente, al presidente Donald Trump y sus funcionarios, como John Bolton Secretario de Seguridad y Mike Pompeo, Secretario de Estado.  También, por añadidura tenemos en este clan fascista al senador por la Florida Marcos A Rubio, la congresista Ileana Ros- Lehtinen y a todos los tiranos que han actuado en nuestra América Latina como títeres de los imperialismos europeos y norteamericano.

5- Para la ilustración y concientización propuesta, también es imprescindible conocer las acciones de la United Fruit Company, de las petroleras y mineras que explotan oro, níquel, cobre, hierro, piedras preciosas, etc., en toda América de Sur y Centro América.  Este es un proyecto literario, extenso, ambicioso, que de no resumirse conllevaría cientos y cientos de páginas, pero como ya lo he anunciado, lo limitaré a pocas decenas de páginas, presentado en varias entregas.

6- Siguiendo la metodología precedentemente expuesta, demos una pincelada biográfica a Allen W Dulles un personaje siniestro que ha despertado interés entre mis lectores, dada su chocante estrategia para aplastar a las naciones que se opusieran a la política imperialista de los EE.UU.  Esa estrategia fue expuesta en su libro “The Craf o Intelligence (El Arte de la Inteligencia), de la cual, ya di a conocer un breve extracto en la primera parte de esta serie de artículos.

7- “El Arte de la Inteligencia”, es un texto que enmarca a su autor con una personalidad descarnada de principios éticos, nihilista, fascista, amoral y obsceno, es decir, todo un psicópata de rango mayor, que jugó un papel determinante en la implacable política imperialista de Estados Unidos hacia la Unión Soviética en la Guerra Fría, y en hacer frente a los movimientos de liberación nacionales y populares, emprendidos en toda América Latina y el resto del llamado Tercer Mundo, contra las políticas imperialistas de Estados Unidos y sus aliados europeos.

8- Pues bien… Allen Dulles, nació el 7 de abril de 1893 en Watertown (Arizona), y murió en 1969 a la edad de 75 años de una gripe que degeneró en neumonía.  Su familia fue profundamente religiosa y con grandes influencias políticas. Dulles se graduó de abogado, y a los 23 años ya era miembro destacado del servicio diplomático estadounidense.

9- Dulles fue una de las personas más influyentes y poderosas dentro del gobierno de los Estados Unidos, siendo el primer civil en la historia en ejercer el cargo de Jefe de la CIA.  En esa posición lo nombró el presidente Eisenhower, ocupándola entre 1953 y 1961, de donde puso en práctica su estrategia para destruir a la Unión Soviética y derrocar a los gobiernos en América Latina y otras partes del mundo que resultaren contrarios a los intereses de los Estados Unidos y a las grandes transnacionales europeas, como la “British Petroleum Company”.

10- En esos afanes, Dulles dirigió la Operación Paperclip (Overcast) una operación clave realizada por el Servicio de Inteligencia y Militar de los Estados Unidos después del colapso del régimen nazi durante la Segunda Guerra Mundial, para extraer de Alemania científicos nazis especializados en las llamadas armas maravillosas del Tercer Reich, como cohetes, armas químicas y experimentación médica.

11- A partir del año 1949, Dulles participó de forma decisiva en la creación, desarrollo y dirección de la operación Sinsonte (Mockingbird), concebida para influir y controlar los medios de comunicación estadounidenses y europeos. Este programa se valió de unidades secretas en Europa, que además hacían de redes de inteligencia, contraespionaje, sabotaje, terrorismo, infiltración, subversión y lucha anticomunista.  Para sus operaciones, Sinsonte se valió de alrededor de 25 agencias (AP, United Press y Reuters, entre otras) y centenares de periodistas de los principales medios de EEUU (ABC, NBC, CBS, The New York Times, The Washington Post, Time, Newsweek, etc.), todos empleados para difundir montañas de noticias que la CIA les proporcionaba manipuladas.

12- Dulles, También dirigió el programa secreto llamado “Operación MK Ultra”, creado para controlar la mente de las personas, cambiando el funcionamiento del cerebro, utilizando para ello señales eléctricas, la hipnosis, la privación sensorial, el aislamiento, diversas formas de tortura, drogas como el LSD y otros productos químicos , y abusos verbales y sexuales.

13- Dulles, como jefe de la CIA y con el concurso de fuerzas especiales estadounidenses, dirigió la “Operación Ajax”, destinada a derrocar en Irán al Primer Ministro progresista Mosaddeq e imponer por la fuerza – tal como sucedió – la sangrienta y corrupta dictadura del Sha Mohammad Reza Pahlaví.

14- En 1954, Dulles dirigió el golpe militar en Guatemala que derrocó al presidente Jacobo Árbenz al que previamente acusaron de comunista.  Lo derrocaron para defender los privilegios e intereses de los terratenientes y empresarios locales, así como también el latifundismo de la United Fruit Company (UFCO), en la que Dulles, su hermano John Foster Dulles (Secretario de Estado norteamericano), y su firma de abogados “Sullivan and Cromwell”, ya tenían 38 años representando los intereses de la United Fruit Company.  También, el hermano del Subsecretario de Estado para Asuntos Interamericanos John Moors Cabot, había sido presidente de esa empresa bananera, y Ed Whitman, quien era el principal lobista de la United Fruit ante el gobierno, estaba casado con Ann C. Whitman, secretaria personal del presidente Eisenhower.

15- Analizados los fuertes lazos económicos, por cierto muy lucrativos de estos altos funcionarios estadounidenses con la United Fruit Company, podemos fácilmente llegar a la conclusión, de que el golpe de Estado contra Jacobo Arbenz, no fue porque este fuera comunistas, sino, porque este presidente, al oponerse al exagerado latifundio de la bananera, planteando llevar a cabo una reforma agraria, afectaba a esa empresa frutera y por ende los intereses de la misma, y los de Dulles y asociados, además, el presidente Arbenz era opuesto a que la embajada de los EE.UU., Washington, el Departamento de Estado, el Pentágono, y los dueños de la United Fruit Company,  fueran el poder detrás del trono.

16- Dulles, como jefe de la CIA estuvo a su cargo la “Operación 40” ideada por el presidente Dwigt Eisenhower en marzo de 1960 después de la Revolución cubana de 1959.  Esta operación que estaba destinada a derrocar Jefes de Estados poco afines para con la política de Estados Unidos, estuvo activa en el Caribe, América Central, México y África.  Esta operación aunque estuvo a cargo de Dulles, era directamente dirigida por el vicepresidente Richard M. Nixon e incluyó a personas como Frank Sturgis (quien más tarde participaría en el escándalo de Watergate), Félix Rodríguez (un agente CIA involucrado en la muerte del Che Guevara y en otros escándalos), Luis Posada Carriles, Orlando Bosch (fundador de la organización contrarrevolucionaria CORU, quien organizó el asesinato del ex ministro chileno Orlando Letelier en 1976), Rafael ‘Chi Chi’ Quintero, Virgilio Paz Romero, Pedro Luis Díaz Lanz, Bernard Bark y otros.

17- En 1960, Dulles promovió la “Operación 40”, una red creada para evitar la extensión de procesos revolucionarios inspirados por la revolución cubana en la región del Caribe, América Central, México y África. En el marco de esta operación, Dulles ordenó múltiples asesinatos a cargo de agentes reclutados en la Mafia italoamericana y el exilio cubano de Miami.

18- En 1961, Dulles dirigió la operación de Bahía de Cochinos o Playa Girón, un intento fallido de invasión a Cuba por parte de tropas contrarrevolucionarias entrenadas, armadas y financiadas por la CIA, que fueron derrotadas en apenas 72 horas por el Ejército Rebelde y las milicias populares cubanas. Tras este sonado fracaso, el presidente John F. Kennedy obligó a Dulles a dimitir de su cargo como director de la Agencia. A Dulles “por venganza”, se le atribuye ser el autor intelectual del asesinato del presidente Kennedy, un magnicidio, que hasta la fecha, continúa sin ser esclarecido.

En la próxima entrega continuaremos con la semblanza de los demás personajes aludidos que orquestaron la actual miseria en Centro, Suramérica y todo el resto del llamado Tercer Mundo.

sp-am

 

 

 

 

Comparte:
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.