Un sistema de integración regional para superar el subdesarrollo y la brutal desigualdad

imagen
EL AUTOR es diplomático. Reside en Santo Domingo.

La Era dorada en América Latina presidida por los gobiernos progresistas, favorecido por un contexto virtuoso de sus exportaciones, una acertada política económica y social cimentada en una equitativa redistribución de recursos, fue capaz de generar en más de una década millones de empleos,  propiciando que 73 millones de personas salieran de la pobreza en la región, y reduciendo el hambre de un 14,7% a un 5%;  en término absoluto, la hambruna se redujo de 66 millones a 34 millones de personas.

Teniendo un gran impacto en la reducción de las precariedades, especialmente en la zona rural. Logrando en gran medida, poner la economía al servicio de quienes generan la riqueza, tesis que temprano fuera planteada por el tratadista francés Francois Perroux. Una visión que en gran medida inspiró el estilo de gobierno de Lula y con él, de la mayoría de los líderes que centraron su agenda de gobierno en garantizar movilidad social en la América morena de Martí. 

La desigualdad debe ser vista en función de la carencia de derechos fundamentales que la estructura de poder no es capaz de garantizar a sus ciudadanos. Entre estos destacamos el derecho a la educación, la salud, vivienda, trabajo, seguridad y otros, llegando hasta la esperanza de vida. Tal apreciación, nos motiva a valorar a las instituciones políticas que desde el poder aportan a la conquista de reivindicaciones sociales,  para el desarrollo de las comunidades de menores ingresos. 

Vista por el premio Nobel de Economía, Joseph Stiglitz,  la iniquidad  que caracteriza a la región viene dada por las condiciones creadas por el pasado colonial. Es decir, las contradicciones antagónicas surgidas “entre colonizadores e indígenas propagó la semilla de la desigualdad en América Latina y el Caribe. De la misma manera, la injusticia en la distribución de la tierra en economías agrarias favoreció «la creación de algunas familias muy ricas y muchas familias muy pobres».

En las dimensiones de la profunda desigualdad subyace la discriminación a los grupos minoritarios afro descendientes e indígenas,  quienes tienen acceso limitado a derechos fundamentales como la educación y la salud, lo que imposibilita su inserción en el mercado de trabajo formal, siendo empujado a la pobreza inter-generacional.

La CEPAL nos revela que técnicamente la mitad (49%) (CEPAL 2018), de la población indígena vive en condiciones de pobreza. Lo que representa el doble de la población que no forma parte de las comunidades afro-descendiente e indígena. Con el agravante de padecer tres veces más  (18%) de  extrema pobreza. Uno de los casos más patéticos es México, donde tres cuartas partes de su población indígena “no menor al 15%, viven en pobreza”.  

El profundo y sistemático nivel de desigualdad lo revela en su informe 2019, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), sobre el índice de desarrollo humano al reportar que, “el 10% más rico en la región concentra el 37% de los ingresos,  una fracción superior a cualquier otra región. Y contrariamente: el 40% más pobre recibe la menor parte (13%)”. 

Es así, como la región a fin de contribuir a la reducción de la desigualdad y romper con el ciclo intergeneracional de la pobreza, debe dar curso a un novedoso programa de inversión en educación, ciencia y tecnología, lo que es transversal a la conformación de un sistema de integración regional, condición sine qua non, para superar el subdesarrollo y la brutal desigualdad.

 jpm-am

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
6 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
MARCELINO DECHAN
MARCELINO DECHAN
1 mes hace

ESO SERIA IMPORTANE, PERO PARA ESO TENEMOS QUE IMPULSAR UNA EDUCACION DE ALTA CALIDAD EN TODOS LOS ASPECTO ESPECIALMENTE EN TECHNOLOGIA. QUE NUESTRO ESTUDANTES AL GRADUARSE PUEDAN COMPETIR EN CUALQUIER CAMPO. PERO PARA ESO HAY QUE NOMBRAR MINISTRO DE EDUCACION CON CALIDAD Y QUE ENTIENDAN EL CONCEPTO EDUCACION, NO COMO LOS ULTIMOS QUE HAN TODOS VERDADEROS MEDIOCRES SIN CAPACIDAD PARA DESARROLAR UN VERDADERO SISTEMA DE EDUCACION PARA NUESTROS JOVEN

Luis De New York
Luis De New York
1 mes hace

J Orti. Los Estados Unidos, no fueron colonizados por los Ingleses. Los Ingleses acaban con los Indígenas, luchan contra la metrópoli, y forman la llamada colonia. Al igual que los Ingleses y Franceses, los españoles lo que fueron unos criminales, acabaron con todos los indígenas de las islas, e imponiendo el sistema esclavista. Ustedes los españolizado hablan de la universidad, para quien fue, en la época, dicha universidad?

J Ortiz
J Ortiz
Responder a  Luis De New York
1 mes hace

Lo que me gustaría saber cuáles fueron los españoles criminales, si los españoles penínsulares o españoles que se quedaron y se mezclaron con indígenas y negros. Pues que yo sepa Bolivar, San Martin, Miranda, Páez y hasta el mismo Juan Pablo Duarte era hijos directo de españoles. Si tanto odian el hispanismo por qué no hicieron como los haitianos que por lo menos inventaron su propio dialecto. Por qué hablan, sueñan y piensan en español.

J Ortiz
J Ortiz
1 mes hace

Que México ( entonces l
nueva España) era más imponente que Madrid. Que el virreinato del Perú era la envidia de Europa. Que teníamos la moneda más fuerte del mundo (real de a ocho). Que no había deuda externa, que se vivió en paz, sin guerras. Que desde la Patagonia hasta Alaska éramos un solo territorio por dónde te novia libremente. Y que paso después de la «independencia»?
Acaso estamos bien; que me lo explique alguien. ESO ES LEYENDA NEGRA

J Ortiz
J Ortiz
1 mes hace

Desde niño vengo escuchando toda estás mentiras del colonialismo Español . Hasta detestaba a los españoles, sin darme cuenta que al hacerlo estaba detestando mis antepasados. Para los historiadores de pacotilla España todo lo que hizo fue malo. Lo que no cuentan es que cuando Harvard se fundó en las Españas (hoy las Américas) ya habían 25 universidades, incluyendo la de STO DGO, que fue la primera. Que se fundaron ciudades modernas para la época.

J Ortiz
J Ortiz
1 mes hace

A doscientos años de la supuesta independencia, todavía los ineptos corruptos que nos han gobernado, todavía echan la culpa de nuestra desgracia a España. Imagínense si Korea, que en los años 50 era más pobre que Haití, en vez trabajar y superarse, como lo han hecho, se hubieran pasado la vida culpando al colonialismo japonés. O China, Vietnam, o los mismos EEUU echándole la culpa a los ingleses. Pero por Dios!!