Un muro mal diseñado sería la torpeza más vergonzosa de incapacidad jamás vista

imagen
El autor es obispo emérito de la Iglesia Episcopal/Anglicana. Reside en Santo Domingo.

Algunos medios de comunicación han informado que personas y grupos demandan que el Estado dominicano continúe construyendo el muro de alrededor de 376 kilómetros a lo largo de la frontera entre Haití y la República Dominicana.

La idea de ese muro que está en la mente y deseo de algunos, debe ser bien ponderada y estratégicamente centrada; pues, es de suma importancia pensarse el concretar la implementación de esta construcción. Hay que sopesar los múltiples perfiles, contingencias, las particulares consecuencias positivas o negativas y   hacerlo pensando en impacto que tendría a corto y extendido tiempo.

Desde épocas inmemoriales se han construido murallas, muros, vallados, baluartes y fortalezas para servir de líneas divisorias, defensoras y protección de invasiones o incursiones de tribus atacantes, intrusión de extraños o animales, jurisdicciones territoriales, naciones, ciudades y feudos. En algunos casos se construyeron para impedir o controlar la movilidad de personas, tráfico ilícito de gente, contrabando; pero a veces se lamentó la pérdida de intercambios comerciales y culturales.   

Los muros nunca han detenido eficazmente la movilización de personas y grupos que buscan mejoría social y económica.  La historia está llena de evidencias de esta realidad. Una muralla en la línea fronteriza sería un muro de contención, pero no necesariamente una estructura de división entre pueblos.

El comercio entre los pueblos de la frontera es rentable, los intercambios son actividades humanas que elevan el nivel económico, la cultura y los conocimientos de manera considerable. Para bien o para mal, los intercambios seguirán a diversos niveles socioeconómicos, en la búsqueda de servicios médicos y además, una realidad que generalmente no se conoce o se toma en consideración, como la que ocurre con   individuos y grupos de haitianos devotos de la Virgen de la Altagracia quienes peregrinan a Higüey la semana del 21 de enero a venerar, cumplir promesas, dar gracias o pedir favores para mejorar alguna condición que sufren.

Por otra parte, durante la Semana Santa y en otras fechas, muchos dominicanos van a Haití con fines de conseguir “agua bendita” en las iglesias católicas o para obtener servicios de los sacerdotes o brujos – houngan (hombre) o mambo (mujer).

Si el Estado Dominicano continúa gastando dinero y recursos, que no tiene, para construir un muro entre las dos naciones y no lo hace con sentido lógico y efectividad para prevenir actividades ilícitas, seria la torpeza más vergonzosa de incapacidad jamás vista.    

Si se construye un muro de contención en la frontera dominicana, los que pasaban el Masacre a pie y “anba fil (debajo de alambres), lo harán de otro modo; pues, siempre han habido arreglos entre autoridades de ambos lados, contubernio entre empresarios, hacendados de fincas agrícolas y ganaderas y otros interesados que utilizan buscones para conseguir y traer obreros haitianos al país.

Esta práctica es bien conocida, pero soslayada, porque en muchos casos se les pagan salarios más exiguos que demandan justamente los dominicanos y sin beneficios de asistencia de seguro de salud, despido, liquidación o vacaciones, ante esta realidad, suelen emplearse a los nativos del país vecino de manera ilegítima y abusiva. 

Se sabe muy bien que un muro mal diseñado entre los dos países sería una máscara engañosa de hipocresía, desvergüenza e inhabilidad. Se debe buscar formas legales de sensibilidad humana y con las modalidades propias para mejorar las condiciones de los obreros dominicanos y en caso de la necesidad de usar legalmente a los haitianos, hacerlo con la implementación justa de los derechos humanos y el respeto a la dignidad de las personas.

JPM

DAR UN CLIC

https://elnacional.com.do/destacan-obra-obispo-telesforo/

 

https://hoy.com.do/obispo-cuenta-momentos-de-tension-por-tesis-contra-trujillo/

¡Comparte esta noticia!
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
12 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
M.D.
6 meses hace

Nadie hace mas evidente la necesidad de un muro que los haitianos. Si los choferes respetaran el derecho de los demas, los semaforos no serian necesarios. Si la iglesia anglicana, y la catolica no estimularan a los haotianos a violar las leyes, nadie hablaria del muro, urgente y necesario.

ASURBANIPAL
6 meses hace

El muro es la desesperacion del pueblo dominicano ante es descaro de los gobiernos haitianos y poderes factico haitianos de no acuparse de ni siquiera darle identifiacion a sus ciudadanos creen que estos valen tan poco que no merecen tener la identidad de la tierra que los vio nacer , esta irresponsabilidad se muestra cuando haiti no quiere encarar los problemas de sus habitantes en cuanto a salud y educacion su respuesta es aprobar la nacionalidad Dominico-haitiana para ejercer ahun mas presion sobre la soberania dominicana Los muros por si ustede no lo sabe tiene puertas para controlar los contrabandos… Leer mas »

Lui
6 meses hace

Este me huele que es haitiano y por eso se pone al muro…ese muro tambien mejorara la recaudacion de las aduanas haitianaa al controlarse el contrabando

Alex Bryan
6 meses hace

Wow qué bien es criticar y criticar y criticar, pero sucede señor obispo que hacer es que Haití deje de ser el mendigo del mundo y se pongan a trabajar.. el Vaticano tiene un muro y porque usted no lo crítica ???? Ma bueno que es así !!!! y por último deje meterse en los problemas de la República Dominicana que para eso estamos nosotros los dominicanos para solucionar nuestros problemas okay.

El muro va porque hay que defender la Nación de las hordas salvajes haitianas.

El pueblo dominicano
6 meses hace

La construcción del MURO es vital para República Dominicana
En cuanto al diseño estamos en la era tecnológica donde el cemento irá acompañado de tecnología
Todo el que se opone al MURO lo hace por intereses económicos

Liam Cartagena
7 meses hace

La iglesia Catolica tienes en sus seno el horrible descaro de cargar con todos los malo que ha pasado desde su inicio en el mundo. Desde masacre orquestadas y apoyada por sus ancestros sacerdotes hasta ser un grupo de hambres que abusan sexualmente de ninos y mujeres. Obispo Isaac siga en su Iglesia de homosexuales y deje que el pueblo Dominicano elija su destino. Si Usted quieres criticar, critique la CORRUPCION , que esta sumiendo al pais ha un abismo. Nuestro pais es un pais pobre y de mente corta, y ustedes con su concordato con el gobierno Dominicano se… Leer mas »

angel rodriguez
Responder a  Liam Cartagena
7 meses hace

asi se habla hermano no soy racista pero francia, usa y Canada si lo quieren tanto pues que se los lleven la patria esta primero y nustra indentidad y cultura.

Liam Cartagena
Responder a  angel rodriguez
6 meses hace

Unidos hasta la muerte hermano, DIOS PATRIA Y LIBERTAD.

David
Responder a  Liam Cartagena
7 meses hace

Sr. Liam, vamos a decirle a ese obispo emérito de Pacotilla, 1ero.. que el muro se construirá bien diseñado, 2do. que mire para Italia y que veas el Muro mejor diseñado que divide al mundo y al pueblo Romano. ( el Baticano ) solamente el que defiende lo malo se llama Demonio o Diablo. A ese personaje es que el representa.

Liam Cartagena
Responder a  David
6 meses hace

Sr. Dadid. solo si unimos esfuerzo les diremos ha ese tipo de personas que en nuestro pais hay hombres que piensan igual que Duarte, Sanchez, Mella y Luperon. Ellos nos dejaron un legado que nunca nadie podras quitarnos de nuestra mente, La libertad.

el doliente
Responder a  Liam Cartagena
6 meses hace

disenarlo muy bien y punto. asi este senor no se quejara del diseno.peeero hahahay que hacerlo diria un gago.

La mandarria de tulio
Responder a  Liam Cartagena
6 meses hace

Sr. este obispo es anglicano no catolico