Un dominicano en la FAO

Pedro Pablo Peña es un profesional dominicano que trabaja para la FAO
(Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la
Agricultura). Ha sido representante de esa institución en El Salvador
y en la actualidad lo es en Ecuador. Hemos venido a conocernos a
propósito de un libro que editara Peña en representación de la FAO.

Como el libro se titula "Ecos del Surco, Voces de la Milpa”, este
hombre, inteligente y llano, ha temido que usurpara el nombre de esta
columna. Al tratar sobre esta coincidencia, he descubierto en Pedro
Pablo Peña a alguien de quien sentirse uno orgulloso, por el trabajo
que hace en una institución de la calidad de la FAO.

Me ha dicho que “Ese libro lo considero un homenaje a El Salvador, a
sus hombres y mujeres, a sus paisajes y a esa férrea voluntad de los
salvadoreños y salvadoreñas de siempre querer salir hacia adelante.
Espero le guste la presentación. Como le comentaba esta mañana, una
milpa es en El Salvador un conuco de maíz”.

Transcribo algunos párrafos de la presentación escrita por nuestro compatriota:

Al abrir este libro se escuchará el sonido del arado o el chuzo
penetrando la tierra para abrir la esperanza donde va la semilla. Se
oirá el ruido que hace el agua al llenar cada poro de la tierra
sedienta que, cuan madre amorosa, espera la semilla milagrosa. Si se
acerca el oído se escucharán las voces melodiosas de mujeres y hombres
que en valles y montañas hacen parir la tierra.

Al pasar cada página se sentirá la arcilla adherida a los dedos, se
escuchará el viento sobre el verdor del campo agitando al pasar los
varios sembradíos y el olor a tierra mojada brotará de cada página
cual fruta fresca, con aroma de vegetales y hortalizas, de granos y
pastizales.

Abierto el libro quedan expuestos los 56 años del trabajo de la FAO
junto a los hombres y mujeres de El Salvador. Intentar resumir todos
esos años en más de 100 páginas parecería una tarea difícil; sin
embargo, el proceso seguido ha hecho que la tarea no solo haya
resultado fácil, sino mas bien refrescante, aleccionadora y hasta
divertida.

La FAO ha estado junto a El Salvador y su gente desde 1956 en cada
acción dirigida a mejorar las condiciones de vida de la población. Ha
participado en cada proyecto destinado a desarrollar y fortalecer las
capacidades nacionales para enfrentar los retos y aprovechar las
oportunidades que cada momento histórico ha traído consigo.

Hasta aquí las palabras del agrónomo Pedro Pablo Peña, quien
constituye un valioso aporte de República Dominicana al desarrollo de
pueblos hermanos.
¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
2 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios