Señales que estimulan

imagen
EL AUTOR es periodista. Reside en Santo Domingo.

Dicen que la motivación es como el alimento para la mente. En consecuencia, cuando no la tenemos, se impone que la busquemos.

En este tiempo, teniendo tantos mensajes que “tumban el ánimo” y otros que generan solo ilusiones, se ha vuelto imperativo que salgamos a buscar buenas nuevas, que procuremos esas señales que estimulan.

En el primer grupo podemos ubicar el mensaje de la Organización Mundial del Comercio (OMC), con sus augurios sobre una baja en el crecimiento de la economía global para 2023, entre otros muchísimos mensajes que suelen ponernos “en baja”.

Entre los mensajes que ilusionan, principalmente a gente incauta, sobraría referir al ya famoso Wilkin García Peguero, mucho mejor conocido como “Mantequilla”, hombre que ha volcado la atención al municipio Sabana Grande de Boyá, en Monte Plata, al presentarse como un supuesto “genio de las finanzas”.

Y en el tercer grupo ha de ubicarse, o por lo menos cuenta con alto potencial para ello, el anuncio sobre la creación del espacio denominado “Diálogos del Desarrollo”, según se ha explicado, para “el intercambio de ideas y la reflexión sobre el crecimiento económico y el impulso de políticas públicas para transformarlo en calidad de vida para la gente”.

El primero de esos diálogos acaba de ocurrir. Con la moderación del ministro Pável Isa Contreras y la participación de los exministros de Economía Juan Temístocles Montás, Isidoro Santana, Juan Ariel Jiménez y Miguel Ceara Hatton, se propició un espacio para que cada uno expusiera lo que a su juicio deben ser los ejes fundamentales para lograr real desarrollo en el país.

El propio ministro Isa Contreras explicó que República Dominicana ha crecido económicamente, pero no ha logrado elevar la calidad de vida de su población. Dicho de otro modo, nos recordó que el crecimiento económico es solo una parte del desarrollo.

República Dominicana “no ha logrado aprovechar este crecimiento económico para elevar la calidad de vida de su población en la misma proporción, se han expandido las brechas sociales y la desigualdad, hemos erosionado dramáticamente nuestro capital natural y nuestras instituciones democráticas, si bien han sido estables, siguen siendo algo frágiles y no proveen todavía suficiente espacio para que la gente pueda ejercer el derecho a participación plenamente en la construcción de su propio futuro”, expresó Isa Contreras.

Escuchar a un funcionario expresarse así y que lo haga en franco diálogo con quienes se han desempeñado en ese cargo en otros gobiernos, en un país en donde a todo se le suele poner el color y la intención de un partido político y en donde el hecho de manifestar preferencia se acostumbra a percibir como estigma, es motivo para que se renueve la esperanza.

¿Por qué son estimulantes estas señales? Porque el desarrollo sostenible implica organización, participación activa, contar con las personas y su entorno como centro, esclarecimiento de visión, construcción de consensos y entendimiento del carácter dinámico de las relaciones humanas.

Solo falta aspirar a que, como se ha anunciado, este diálogo continúe en las provincias. Eso podría abrir oportunidad para superar tantas expresiones de atraso dominadas por creencias limitantes que nos dividen e impiden el avance que tanto necesitamos.

El diálogo es una vía muy propicia para construir consensos. Y eso es determinante para lograr verdadera mejoría en las condiciones individuales, sociales y políticas de las personas.

Ojalá que estas señales logren tanto impacto como acogida, y sobre todo puesta en práctica, en cada rincón de la República Dominicana.

   nestorestevez@gmail.com

JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios