Se traba plan eliminar carruajes en Manhattan

imagen

NUEVA YORK.- El alcalde de Nueva York Bill de Blasio está poniendo freno a sus planes de deshacerse pronto de la industria de carruajes de caballos en la ciudad, afectado por una reciente efusión de respaldo por los pintorescos coches que han recorrido Central Park por más de 150 años.
Una promesa de campaña para retirar los caballos en su primera semana como alcalde fue eclipsada por otros asuntos. Y al acercarse su cuarto mes en el cargo, ha encontrado suficiente resistencia del usualmente cooperativo Concejo Municipal para retrasar sus planes de nuevo, diciendo ahora que la industria que él llama cruel e inhumana desaparecerá para el fin del año.
¿Qué cambió?
Para empezar, una campaña de prensa encabezada por el actor Liam Neeson ha descrito la industria como una parte emblemática y romántica de Nueva York que provee unos 400 empleos, muchos de ellos a inmigrantes irlandeses. En una serie de editoriales y entrevistas televisivas, Neeson ha dicho que los operadores de los carruajes tratan a los caballos como si fuesen sus hijos.
“En mi experiencia, los caballos, como los humanos, son más felices y sanos cuando trabajan”, dijo Neeson en un artículo de opinión publicado en el New York Times.
El siguiente golpe provino cuando varios gremios de la ciudad —que usualmente son aliados estrechos de De Blasio— llamaron al alcalde a reconsiderar sus planes, para salvar no solo los centenares de empleos de la industria, sino también una lucrativa fuente de turismo.
Un reciente sondeo reveló que casi dos terceras partes de los neoyorquinos estaban a favor de mantener los carruajes de caballos al menos en Central Park y no estaban entusiasmados con el plan de De Blasio de emplear a los cocheros en autos eléctricos con estilo antiguo.
La semana pasada, los diarios de la ciudad se sumaron al debate. Un artículo en el New York Times sobre la presentación del prototipo de auto eléctrico de 150.000 dólares lo describió como “la prole industrial de un bicitaxi y el tren de Thomas y sus amigos”, mientras que un editorial llamó sin rodeos a De Blasio a “dejar tranquilos a los coches y los caballos”.
El Daily News lanzó una campaña de primera plana llamada “Salvemos nuestros caballos” que llenó sus páginas con historias en favor de los carruajes, y una petición en internet que ha conseguido más de 11.000 firmas.
jt/am

¡Comparte esta noticia!
  Suscribir  
Notificar a