Sangre, sudor y lágrimas (OPINION)

imagen
EL AUTOR es periodista. Reside en Santo Domingo.

Definitivamente parece ser una realidad que el Departamento de Estado de los Estados Unidos de América y la llamada Comunidad Internacional no tienen dentro de su matriz geopolítica inmediata un plan que conduzca a visualizar una salida a la compleja y profunda crisis social, política y económica que vive Haití.

Hacemos la afirmación por lo evidenciado en los más recientes acontecimientos que se han llevado a cabo en los distintos escenarios internacionales sobre ese preocupante tema. Lo que se ve es que la agenda geopolítica de ahora la domina la guerra de Ucrania, lo que ha colocado en un segundo plano temas tan apremiantes como la crisis haitiana, alimentaria, el clima, la pobreza, el hambre y la desigualdad.

Hasta ahora en torno a Haití todo ha sido discurso, conferencias, cumbres, diálogos, propuestas engañosas, pero nada concreto que refleje una sincera intensión de viabilizar una solución verdadera que encamine a ese país por los senderos del orden, la institucionalidad y la democracia.

Me luce que esos tomadores de decisiones que dirigen el mundo, juegan al tiempo, tienen su agenda oculta y esperan paciente que todo avance, se agudice y explosione en Haití, para de esta manera poner en marcha su plan oprobioso en donde sólo saldrá perjudicada la República Dominicana.

Las autoridades dominicanas que se preparen, porque ha llegado la hora de pasar del discurso exclamatorio reiterado en escenarios nacionales y extranjeros, a la acción contundente y decidida.

No debe haber vacilación, ha llegado el momento de tomar como Estado soberano que somos nuestras medidas en el orden migratorio; ya está bueno de clamar apoyo, mendigar solidaridad, hacerse de la vista gorda, ¡ya basta de temor para aplicar nuestras leyes y reglamentos migratorios!

 Ya no se puede esperar más para iniciar de inmediato en todo el territorio nacional un amplio programa de deportación y repatriación de nacionales haitianos que estén en condiciones irregular en el país.  ¡Esto no puede esperar más!

No podemos permitir, señores, que nuestro amado país que ha costado sangre, sudor y lágrimas, como proclamara el estadista británico y héroe de la Segunda Guerra Mundial, Winston Churchill; se hunda en el oprobio, el caos, el desorden y el desastre. No puede ser.

jpm-am

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
4 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Luis De New York
Luis De New York
2 meses hace

Sr. quezada. Usted no ha leído el documento hecho por la sociedad combatiente haitiana,enviado a la ONU. Si no lo ha leido,lealo,para que,por lo menos,usted y los que piensan como usted,comiencen a respetar la soberania de un pais,y a la vez,se preocupen por los problemas de sus pais.El grupo que tiene la rienda ej problema haitiano hablo claro,ellos no estan dispuestos aceptar ninguna intervencion extrangera en su pais.Usted no le queda otro Sig

Luis De New York
Luis De New York
Responder a  Luis De New York
2 meses hace

camino,y los que piensan como usted, que no sea,respetar la soberanía de Haití.Tenga presente, en el documento, en ningún párrafo hace mención de la RD. Dicho documento, es dirigido directamente a la ONU.

frank de jesus
frank de jesus
2 meses hace

ENHORABUENA….!!!.
ESA ES LA UNICA VIA Y POR ENDE LA SOLUCION FINAL

ROSA FERNÁNDEZ MATEO
ROSA FERNÁNDEZ MATEO
2 meses hace

100% DE ACUERDO CON USTED, SEÑOR QUEZADA.

FUERA INVASORES RETRÓGRADAS, CAVERNÍCOLAS, Y TODO TRAIDOR QUE LES APOYE!