Recuperar la avenida Mella sería un  importante logro urbano 

imagen
La avenida Mella podría ser un punto de encuentro de la cultura, la historia y el comercio.

Una de las propuestas urbanas más interesantes hecha en este tiempo de elecciones municipales la presentó el  candidato a síndico del Partido de la Liberación Dominicana por el Distrito Nacional, Domingo Contreras, cuando puso sobre la mesa la revitalización  de la avenida Mella.

La bella, otrora vigorosa y elegante arteria comercial, hoy es una calleja nostálgica y alicaída, en la que cada puerta tiene una historia de negocios de gran tradición y pujanza que en años pasados fueron fomentados por familias cuyas ventajas económicas les confirieron notable nombradía, reconocimiento y prestancia social.

La época de auge y esplendor de la Avenida  Mella está asociada a la prosperidad económica y al  prestigio de apellidos como  Zaglul,  Huellemont, Corripio, Ramos, Hued, Gónzalez y otros.

Hoy la Avenida Mella languidece; sin embargo, por el plano urbano que ocupa es una vía de gran importancia estratégica desde la cual se pueden desarrollar importantes proyectos turísticos, comerciales y culturales.

Sin dudas, es una vía recuperable, un tramo clave para ampliar y consolidar los trabajos de remozamiento y restauración que por años se han venido desarrollado en buena parte de la Zona Colonial.

La avenida Mella –y es lo que ha propuesto el candidato a sindico Domingo Contreras– es una vía desde la cual se pueden implementar importantes iniciativas de desarrollo urbano.

Su visión contempla, al inicio,  la posibilidad de convertir esta calle histórica,  en  horarios y  días especialmente seleccionados,  en paseo peatonal, en espacio  vivo y dinámico que defina un amplio pasillo transitable desde el que se lea y se exhiba una parte esencial de nuestra cultura.

Es decir, un lugar apropiado para disfrutar de nuestras exquisiteces gastronómicas y exponer con mayor esplendor las obras ingeniosas que logran los diestros hombres y mujeres nuestras que se han dedicado a las manualidades y a la  artesanía.

Esto implica un vuelco entusiasta de voluntades y sueños en el que participen el sector público y privado en una suerte de rescate que haga de la Avenida Mella un punto de encuentro con la cultura, con la  historia y con una ciudadanía que se recrea y se explaya en un área que ofrece oportunidades diversas para grandes y pequeños comerciantes.

EL AUTOR es escritor. Reside en Santo Domingo.

Recuperar la Mella es hacer posible la creación de nuevos negocios para generar empleos y un mayor dinamismo económico que se traduce en más oportunidades de desarrollo y bienestar para la población, de manera muy particular para beneficio de los moradores de los barrios del entorno, específicamente de San Carlos, Villa Francisca, San Lázaro, Santa Bárbara, San Miguel y demás.

Recuperar la avenida Mella, conservando al máximo su valor histórico, sería sin dudas un logro urbano de gran importancia, y Domingo Contreras ya ha encaminado algunas iniciativas en este sentido.  El Mercado Modelo y el trasiego de mercancías, bienes y servicios que se mueven en torno esta vía, constituyen una expresión minimizada, una muestra tangible de factibilidad de todo lo que podría ser esa área con el diseño, construcción y adecuación de los espacios que pueden apuntar a la recuperación de lo que es hoy un área abandonada y muriente, desatendida y olvidada, mohosa, pestilente y, al caer el sol, de ambiente falto de seguridad, oscuro, enrarecido y de aires tenebrosos.

En medio de la aletargada actividad mercantil de la que se conoció como una pujante vía que llegó a ocupar la supremacía en el  empuje comercial de todo el país,  se pueden apreciar aún algunas tiendas de ropas, enseres del hogar, expendio de comidas, farmacias, tiendas de accesorios y venta de celulares, y como algo muy particular de esta calle, la venta de revistas y libros viejos.

De los pocos establecimientos de importancia o de alguna pujanza económica que se conservan y se mantienen con vida aún en esta decadente vía podemos señalar el   Cuerpo de Bomberos de Santo Domingo, el Mercado Modelo, La Sirena, El Molino Deportivo y las sucursales de unos cuantos bancos comerciales. Los demás son pequeños negocios y chucherías que apenas sobreviven.

La idea de revitalizar la Avenida Mella viene a sacar a relucir el conocimiento y la visión que tiene Domingo Contreras de, no solo las necesidades, sino del potencial de futuro y desarrollo que tiene la ciudad de Santo Domingo.

El alcance y la importancia de este proyecto solo podremos apreciarlo con su ejecución y puesta en marcha, pues se trata de un proyecto que apunta al desarrollo social, económico y cultural de una zona de gran valor histórico y estratégico, capaz de cambiar para bien las perspectivas de una parte vital   de la ciudad de Santo Domingo.

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios