Racismo: USA-RD

imagen
EL AUTOR es político. Reside en Santo Domingo.

 Atención con lo que pasa en gringolandia y en nuestro patio. No solo existen los que tienen sus corruptos preferidos, los hay con sus racismos preferidos, sustentados siempre en una falsa superioridad blanca.

 Aquí el racismo tiene raíz colonial española, derivada de la opresión contra nuestros aborígenes y negros esclavizados, y de la discriminación del mestizaje. Se expresa como racismo anti-haitiano, reforzado por la manipulación ideológica de la fundación de nuestra república mediada por la separación de Haití, luego de afirmada embrionariamente nuestra identidad. Y digo separación, porque la independencia, mediatizada después, se conquistó en la lucha restauradora que derrotó la anexión a España impuesta a continuación de la ruptura con Haití.

Nos separamos de la primera república negra surgida de una revolución antiesclavista que triunfó contra el colonialismo francés en la parte occidental de la isla, proclamó su independencia y luego desplazó al colonialismo español de la parte oriental. Hecho, que manipulado por la ideología racista hispanófila y convertido en precario símbolo de nuestra independencia, ha servido para alimentar una modalidad de racismo potenciado con anti-haitianismo.

Así se metió en el mismo saco lo de ser dominicano/a y ser anti-haitiano/a. Se fomentó el odio contra ese pueblo hermano y la república que lo acoge. Se potenció la hispanofilia y el amor por una “madre patria” responsable de la conquista, la colonización, la anexión y sus crueldades. Se excluyó de la enseñanza la visión nacional anti-colonialista y anti-imperialista, al tiempo de estigmatizar la vecina revolución anticolonial y anti-esclavista, denostando con calumnias su heroísmo.

Santana, Báez, Trujillo, Balaguer, Danilo, Leonel y sus Vinchos, PRSC, PLD (post Bosch) y PRD-PRM (post Peña Gómez) -al compas de la música racista-mediática del gran empresariado pro-imperialista- se encargaron de convertir esa manera de pensar, en ideología abrumante y perniciosa. Tras ellos el coro racista-anti-haitiano de políticos, intelectuales, jerarcas religiosos, jefes militares, comunicadores y educadores, no ha dejado de bocear y envenenar conciencias.

Ahora bien, entre ellos los hay, que haciendo fe de  hipocresía, como la hacen los detentadores del poder imperialista estadounidense frente al tema dominico-haitiano, capaces de criticar el racismo estadounidense contra su rebelde población afro-descendiente y “latina”, y contra sus emigrantes procedentes del mundo árabe y asiático, para descalificar las críticas a los brutales maltratos en territorio dominicano a inmigrantes y descendientes de haitianos.

El cuento del conejo diciéndole al burro “orejú”. Pero el problema irresoluble para ambos es que la humanidad se está decidiendo por las insurgencias masivas contra diversas opresiones: clasista, racista, patriarcal, despótica, ecocida y adulto-céntrica.

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
8 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Francisco Rafael Guzmán Fernández
4 meses hace

A los que dicen improperios contra el auto, debe decirsele que son unos auténticos representantes de la estulticia al hacerlo. Narciso es un hombre auténtico aunque ustedes digan todos esos disparates, la verdad no coincide con sus opiniones. Lo que dice en torno al racisco estoy totalmente de acuerdo, en relación a la discriminacion de los haitianos que son explotados aquí. Debo aclarar que pudo él haber leido lo que escribí y como no tenía tan espacio pudo haberme malinterpretado.

yankee
4 meses hace

Cualquier momia politica harta de hablar disparate,tiene una opinion tan distorsionada de la realidad,porque nada mas no es en los USA que existe la descriminacion y, los paises europeo,Espana,Alemania,Grecia,Italia son mucho los paises que practican la descriminacion.

Nagueroypunto
4 meses hace

UN COMUNISTA PAGADO, ese es un vive bien de todos los gobiernos

antonio roca
4 meses hace

Y sale de nuevo este momificado ser, para seguir su doctrina anti Dominicana y pro Haitiana, esta vez sazonandolo con el problema racial norteamericano, que no tiene nada que ver con nosotros.

J. Webster, PhD
4 meses hace

Buen trabajo!

PATRIOTISMO,NACIONALISMO,CIVISMO...
4 meses hace

* Los pueblos que no defienden su soberania terminan siendo extrangeros en su propio pueblo *

Manuel Hernandez
4 meses hace

Narciso cuando se coincide con el enemigo es tiempo de revisarse, el pueblo haitiano como todo pueblo del mundo merece nuestro respaldo y en el caso de Haiti nuestros problemas son comunes; debemos cooperar por la libertad y soberania economica y politica de ese pueblo vecino. Ahora quienes quieren fusionar la isla es el imperio del norte y sus satelites europeros con fines que no favorecen ni al pueblo dominicano, ni al de Haiti, todo revolucionario tiene que practicar la solidaridad internacional, la solidaridad proletaria, pero de ahi a coincidir con clanes de poder egemonicos es harina de otro costal.

Zumarraga
4 meses hace

Narciso, estoy totalemte de acuerdo, sin pa; lla, ni mas pa’ca, esta dicho con precision y detalle.