Presupuesto público y la presión tributaria

imagen
EL AUTOR es Master en Gestión y Políticas Públicas. Reside en Santo Domingo

El presupuesto público o presupuesto de la nación es un instrumento de planificación financiera del estado que presentan los ingresos que recibirá el gobierno, los gastos e inversiones así como las donaciones y préstamos por el periodo de un año, que sirven de sustento para cubrir las necesidades de salud, educación, seguridad pública y fuerzas armadas, medio ambiente y saneamiento ambiental, protección social, justicia, empleo, migración, producción, viviendas, vialidad pública entre otras funciones fundamentales del estado dominicano.

El monto del presupuesto para el año 2023 es de US$18,261.73 millones de dólares, equivalente a RD$1,040,005.5 (un billón, cuarenta mil millones cinco mil quinientos) pesos dominicanos. Esto calculado en base a una presión tributaria de 15.1% de un PIB estimado de US$120,886.3 millones de dólares, si comparamos el presupuesto del año 2022, fue calculado en base a una presión tributaria de 14.9%, equivalente a RD$1billón y 155 mil millones de pesos, equivalente a US$21,000 millones de dólares. Eso quiere decir que hubo un incremento de 0,2%, valor que es insignificante. Sin embargo, se ve un menor presupuesto para el 2023 comparado con el año 2022.

El crecimiento estimado de la economía para el año 2023 (PIB) es de 4,8%, que comparado con el año 2022 se estimó en 5.5%. La tasa de cambio se desplazará de RD$55.25 pesos por dólar del 2022 a RD $56.95 para el año 2023. El precio del barril de petróleo se estimó en US$7.00 dólares y la inflación pasará de 8.8% a 4.8%, que es una alegría, si sucediera así.

El presupuesto proyectado para el año 2022 fue por un monto de Un billón 155 mil millones de pesos, en base a un crecimiento del PIB en un 14,9%% promedio. El déficit corriente es de 3.0%. Los ingresos corrientes estimados de RD$741,561.3 millones en el 2021, pasarán a ser RD$823,322.00 millones de pesos, para 2022 y los gastos corrientes estimados son de RD$1,046,280.70 miles de millones de pesos.

Para cubrir todas esas actividades, la constitución de la República Dominicana estableció el sistema de impuestos y recaudaciones, que grava las actividades económicas, empresariales, bienes y servicios estableciendo tarifas impositivas que los ciudadanos deben pagar. El artículo 243 de la constitución de la república del 2010, establece que el régimen tributario está basado en los principios de legalidad, justicia, igualdad y equidad para que cada ciudadano y ciudadana pueda cumplir con el mantenimiento de las cargas públicas.

Según un estudio hecho sobre la evasión fiscal en Sonora, México pour na especialista “las consecuencias afectan de forma significativa las finanzas públicas, provocando con ello que solo existan recursos para cubrir las necesidades básicas de la población y que no exista desarrollo en el país, es decir, como los recursos del estado no son suficientes se deja de invertir en educación, tecnología, salud pública, infraestructura, etc.

¿Qué es la presión tributaria? Especialistas en economía la definen como un indicador cuantitativo que relaciona los ingresos tributarios de una economía y el Producto Interno Bruto (PIB). Permite medir la intensidad con que un país grava a sus contribuyentes a través de tasas impositivas. La ley 1.12 de Estrategia Nacional de Desarrollo establece en su página #73, que la presión tributaria como porcentaje del PIB, para el año 2020 debió ser 19.0% y para el periodo 2021.2025 debería ser 21.5% del PIB.

A medida que la tasa impositiva es más alta más recursos entrarán al presupuesto nacional y posibilitará una mayor recaudación y mejor distribución del ingreso. La República Dominicana tiene una presión tributaria del tipo inelástica y se ha mantenido inalterable con un promedio de entre un 13.0% y 14.3% del PIB durante los últimos 10 años.

Probablemente, esa baja tasa de presión tributaria se deba por la alta evasión fiscal y el gasto tributario y se evidencia en que, en la medida que crece el PIB, los ingresos provenientes de los impuestos como proporción del ingreso de la economía no ha variado y por el contrario se mantiene con niveles por debajo de lo establecido por la ley 1.12.

De acuerdo con ponderaciones de la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL), Brasil es el país que más impuestos cobra al mantener el valor más alto de la región por encima del 40.0% del PIB, mientras la República dominicana se mantiene en los últimos lugares con una presión tributaria de apenas un 15.1%. La CEPAL expone que el promedio para América Latina es de 24.0%, para la OECD es de 41.4% mientras que los 40 países de economía avanzada es de 38.1% promedio.

Como vemos, no hay manera de mitigar las asimetrías de la República Dominicana con relación a obtener un nivel de desarrollo de esos países. Para llegar al pleno desarrollo hay que tener una mayor distribución del ingreso, mejor uso del gasto público y mayores recursos presupuestarios para poder hacer frente a tanta deuda social acumulada.

Visto este panorama de la economía dominicana estimada para el año 2023 estaremos peor en el año que se avecina y solo queda apretar los cinturones porque la situación económica para el 70% (clase media baja, pobres y muy pobres), de la población verá disminuir su poder adquisitivo. El gobierno deberá mantener la tasa de cambio de dólar estable, los precios de la canasta familiar amarrados, crear nuevos empleos y mantener los subsidios de alimentos, salud y educación a los grupos vulnerables.

El presupuesto es insuficiente y hay que manejarlo con eficiencia.

of-sm

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
1 Comment
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Ciudadanos
Ciudadanos
2 meses hace

EXCELENTE ARTICULO

LO INVITO A PROMOVER  AUDITORIAS A LA DGA COMO  A LA DGII, PARA NADIE ES UN SECRETO QUE ESAS INSTITUCIONES CONDONAN  Y NEGOCIAN MILES Y MILES DE MILLONES DE PESOS A EVASORES DE IMPUESTOS Y ESO LLORA ANTES LA PRESENCIA DE DIOS, RECLAMEMOS UNIDOS, QUE SE HAGAN AUDITORÍAS Y QUE SE INSTALEN VEEDURIAS A LA DGA Y A LA DGII, SEÑORES AUTORIDADES DETENGAN ESA BARBARIDAD DE POR DIOS.