Posponer tema del aborto

imagen
EL AUTOR es periodista. Reside en Santo Domingo.

Sin concertación y acuerdos la legalización del aborto no pasará. Hay posiciones de férreos enfrentamientos entre sectores mediáticos de la sociedad, y ello levanta una alta pared difícil de pasar. Lo correcto es congelar por un tiempo el tema de la legalización del aborto.

No hay ahora mismo ninguna posibilidad de diálogo entre los sectores que quieren la prohibición del aborto y los que buscan  se legalice que la mujer interrumpa su embarazo. Entre las partes hay prepotencia, ira, desconocimiento del derecho de los otros, y así no se puede tomar una decisión de un tema tan espinoso.

Los curas y los pastores son opuestos a cualquier interrupción de la vida. Mantienen una línea tradicional que los lleva a ser extremos cuando rechazan los anticonceptivos, para que la mujer planifique su vida reproductiva.

En países desarrollo y subdesarrollados la posición de la iglesia en torno al aborto ha sido derrotada, pero el caso dominicano es diferente. La sociedad nuestra no está totalmente preparada para tomar decisiones sobre un tema de vida y muerte que envuelve a toda la familia.

La llamada sociedad civil y las feministas quieren imponer el aborto a como dé lugar, y ello es imposible. Una ley tan controvertida tiene obligatoriamente que pasar por el sendero del diálogo y las concesiones.

Están equivocados cuando plantean el aborto como una acción personal, individual, de la mujer, que la puede tomar en el momento que considere oportuno porque es la dueña de su cuerpo. No es así. Este es un problema social, y las soluciones tienen que ser pensando en el colectivo.

La legalización pura y simple del aborto puede llevar a la máxima promiscuidad sexual, como ha pasado en  otros países. Es  tener sexo libre y saber que se cuenta con el mecanismo para lograr la suspensión del embarazo en cualquier momento.

Está de por medio el derecho a la vida, a la existencia. Es un tema que se va a debatir por siempre. La modernidad y el dejar hacer y dejar pasar de los países desarrollados llevaron  a la aprobación pura y simple de los abortos y de la eutanasia, o suicidio asistido por un médico.

En los dos casos se pone en juego la existencia. Por esa razón hay que someternos al consenso, a la opinión libre y autorizada y buscar soluciones que sean aceptables para toda la comunidad. La imposición cuando se trata del derecho a la vida, en cualquiera de sus manifestaciones, es un trámite  inaceptable. Que se postergue por ahora el debate del aborto y se continúe esa agenda  cuando haya disposición de concertación y dialogo.

JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
2 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Fouche
Fouche
1 mes hace

Es increible el grado de fanatismo de este cagatintas, plumifero de alquiler. Dice que son las feministasy la sociedad civil quienes quieren imponer el aborto, con una manipulacion envuelta en casullas, una narrativa religiosa. No es el aborto, son las 3 causales. Y sin embargo, llega al extremo de proponer un discurso gastado y raido: la promiscuidad como resultado del aborto. Puras mentiras.

Balanette
Balanette
1 mes hace

Es evidente que este articulose inclina por el conservadurismo.Y por favor no manipules la discusion ya que son muy pocos los que apoyan el repugnante aborto libre. La idea es que ante un embarazo critico tanto la madre como la ciencia tengan derecho a fijar posiciones, sin dogmas ni creencias tribales de por medio. Por cierto, donde esta el libre albedrio que tanto se promueve en la Biblia y al que apelan a conveniencia todos los creyentes?