Por cuco a Trujillo, JCE no registrará gran mayoría de la diáspora

imagen
EL AUTOR es educador, MBA en Finanzas con maestría en Contabilidad. Reside en Jersey City, Nueva Jersey.

Es la primera vez que la Junta Central Electoral pone tanto empeño en clausurar abruptamente el proceso de inscripción de la diáspora dominicana en el padrón electoral para las elecciones presidenciale del 17 de mayo 2020, por el temor al gigantesco apoyo que está recibiendo el candidato presidencial Ramfis Domínguez Trujillo.

La JCE tiene como meta asegurarse que la menor cantidad de votantes dominicanos en el exterior se registre en el padrón electoral y así limitar el voto a la candidatura de Ramfis. Los políticos tradicionales saben que no tienen nada que buscar en materia de arrastre transnacional.

Todos debemos exigirle a la Junta Central Electoral que apruebe una prórroga para que los ciudadanos en el exterior puedan registrarse en el padrón electoral y votar en las próximas elecciones presidenciales. El límite de tiempo que ha promulgado la JCE es el 19 de septiembre 2019.

Los Diputados de Ultramar que sean parte del proyecto político de Ramfis, serán sin dudas los ganadores del torneo electoral del próximo año. Los votantes que vivimos en el exterior estamos menos influenciados de la prensa amarillista local y por ende podemos apoyar políticamente al candidato que asegure la restauración de los derechos ciudadanos que han desaparecido de la nación.

La diáspora que cuenta con más de dos millones dominicanos votantes en el extranjero, solo tiene registrados en el padrón electoral alrededor de los 620 mil electores. En hora buena, gracias al empuje y soporte de la candidatura de Ramfis Domínguez Trujillo, todos los dominicanos están acudiendo en masas hacia las oficinas de Junta Central Electoral en el extranjero para poder ejercer su derecho al voto.

En elecciones pasadas se podían apreciar centros electorales móviles dándole participación a la mayor cantidad de dominicanos en el exterior. Una comunidad que anualmente aporta alrededor de 7 mil millones de dólares al Producto Interno Bruto (PIB), hoy nos han robado el derecho de ejercer nuestro voto.

Por otro lado, el partido de gobierno le otorga el derecho al voto un millón de inmigrantes ilegales haitianos con cédulas dominicanas y enlistados en el padrón electoral.  De esta manera sumar fuerzas a un fraude electoral para mantenerse en el poder.

¿Será que para el PLD el voto de un inmigrante ilegal Haitiano vale más que el voto de un dominicano que vive el el exterior?

Los patriotas en el exterior se van quedar sin ejercer su derecho al voto debido a las dificultades que presenta la JCE de cara a las elecciones. Como es el caso del estado de Georgia en los Estados Unidos, donde la comunidad carece de una oficina. Así lo asegura el señor Eduardo Ciriaco y quien está dispuesto a donar su trabajo y oficina gratis en orden de asegurar que los dominicanos en el estado de Georgia puedan votar en las próximas elecciones. Actualmente hay 30 mil personas que no podrán participar en las elecciones si este problema no se resuelve.

Así como en Georgia, hay varias comunidades fuera del país abandonadas por el temor a la candidatura de Ramfis Domínguez Trujillo.

Tenemos que exigir que la JCE garantice el ejercicio del derecho al voto a todos los dominicanos en el extranjero. Así como las remesas sostienen el poder económico de la patria, también nuestros derechos deben ser respetados y darnos la oportunidad de registrar la mayor cantidad de dominicanos en el extranjero, que sin duda votaran para llevar el mejor de los Trujillos al Palacio Nacional.

of-am



UNETE A LA CONVERSACION

5 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario
Escriba un maximo de 400 caracteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *