Policía comienza a pedir antídoto a heroína

imagen

Nuestro estado está en las garras de una epidemia creciente de consumo de heroína. Miles de familias de Nueva York están perdiendo sus seres queridos por las sobredosis mortales. Afortunadamente, hay un antídoto muy simple y eficaz que puede salvar vidas. A través de una nueva iniciativa – el Programa Comunitario de Prevención de Sobredosis, -COP – mi oficina está haciendo el antídoto disponible para que todos los oficiales de policía en el estado lo lleven consigo.
Conocido como Naloxona, nombre comercial Narcan, se administra fácilmente mediante inyección o aerosol nasal e instantáneamente contrarresta los efectos o sobredosis de opiáceos. La heroína mata deprimiendo el sistema respiratorio; naloxona inmediatamente pone a las víctimas a respirar de nuevo, ganando más tiempo para que lleguen a un hospital.
Pero no todos los socorristas tienen acceso a esta poderosa herramienta de salud pública. Es por eso que mi oficina ha creado la iniciativa COP. Estamos dedicando $ 5 millones en fondos de confiscaciones, – dinero que en muchos casos fue confiscado a narcotraficantes que se benefician de las adicciones de las personas – para poner este medicamento que salva vidas en las manos de cada oficial de policía en el estado de Nueva York.
El Departamento de Policía de Guilderland fue el primer organismo de aplicación de la ley en recibir una asignación de COP. Mi oficina le dio al departamento de $2,100 para pagar for35 kits naloxona, uno por cada oficial de policía en la ciudad. Esto es sólo el comienzo de la primera ronda de financiación; mi oficina se ha comprometido a pagar por más de 1.000 kits para 39 departamentos de policía de todo el estado, por lo que pronto muchos más se beneficiarán de este programa que salva vidas.
Desde que anuncié el programa COP el mes pasado, 100 agencias policiales de todo Nueva York han solicitado cerca de 3.300 kits de naloxona. En la región de la capital, 15 departamentos han solicitado más de 300 kits.
La amplia respuesta inmediata por parte de tantas ciudades y pueblos muestra la importancia crítica de la naloxona en la lucha contra el flagelo de la sobredosis de heroína.
En 2012, el Valle de Hudson tuvo la mayor tasa de ingreso per cápita a hospitales por sobredosis de heroína en el estado. En 2011, las sobredosis de opioides mataron a más de 2.000 neoyorquinos – más del doble de la cifra de muertos siete años antes.
Esta es una epidemia nacional. Por suerte, la clave para prevenir las muertes más trágicas es fácil de administrar y muy eficaz.
En Quincy, Mass., donde cada agente de policía está entrenado y equipado para administrar naloxona, tuvo una tasa de éxito del 95 por ciento en revertir sobredosis. Un programa piloto de la Policía del Condado de Suffolk ha salvado más de 500 vidas desde junio de 2012.
No es extraño que el Procurador General de EE.UU., Eric Holder, ha hecho un llamado a todos las agencias de servicios de emergencias a nivel nacional para llevar la naloxona. Y la ampliación del acceso a este medicamento que salva vidas es justo lo que el programa de la COP está haciendo.
Para los departamentos de policía que aún no cuentan con naloxona, mi oficina proporcionará financiamiento para todos kits, con valor de $ 60 dólares, necesarios – que contienen dos jeringas pre llenadas de naxolona, dos atomizadores para su administración por vía nasal, guantes estériles y un manual de instrucciones y la capacitación en el uso de ellos. Para los departamentos, que al igual que de Suffolk, ya cuentan con programas en marcha, vamos a ayudarles a ampliar esos esfuerzos. Y vamos a hacer esto sin costo alguno para los condados o municipios.
El abuso de drogas tiene un precio terrible en familias de Nueva York – en las comunidades rurales, urbanas y suburbanas por igual. No hay una respuesta fácil para los que luchan con la adicción. Sin embargo, tenemos una poderosa herramienta que puede evitar tragedias a las familias en el caso de una sobredosis.
La clave para salvar aún más vidas ante esta epidemia mortal y de rápido crecimiento es hacer la naloxona más ampliamente disponible. Los oficiales de policía son a menudo los primeros en llegar después de una llamada al 911. Ellos necesitan tener este antídoto a su alcance. El programa COP lo está haciendo disponible.
jt/am

¡Comparte esta noticia!
  Suscribir  
Notificar a