Pero de ahora en adelante (sin Maridalia Hernández)

Danilo Medina, no pudo pasar la reforma constitucional para habilitarlo y permitirle postularse para otro periodo. El rechazo de la gente y la presión Americana pudieron mas que la oferta de hasta 70 millones de pesos por cada diputado que votara a favor. No se crea nadie que fueron los partidos ni los politicos; comprados estaban, pero no se atrevieron a desafiar al norte y en menor medida a todos nosotros.

En cuanto a Danilo Medina, a quien todo le ha salido mal ultimamente, ahora tiene que volcar sus fuerzas y energías en impedir que Leonel Fernández sea electo candidato presidencial del PLD.

A favor de esa intención está su control del comite central y del comité politico donde tiene mayoría. Sin embargo. no se puede asegurar que esa mayoría permanezca a su lado tras estos fracasos y mientras el esté inahibilitado. Los mismos que antes vendieron a Leonel pueden ahora vender a Danilo y no por treinta monedas.

Para Danilo, la rehabilitación, es decir, eliminar de la constitución el “nunca jamás” que lo afecta solamente a él debería ser la prioridad absoluta. Y solamente puede lograr esa modificación negociando. Pero Danilo Medina, aunque le queda mucho, tiene menos cosas que negociar hoy en día. Y ¿con quién las negociaría?

La transacción mas fácil sería un pelo a pelo. Dejar que Leonel sea proclamado pero a cambio de su rehabilitación. Para Leonel sería un negocio redondo pero los temperamentos y las pasiones existen. Y nadie espera que esto suceda. Danilo tratará de imponer un delfin solamente para cerrarle el paso a Leonel, pero ese proyecto no necesariamente favorece ni convence  a los peledeistas  ni siquiera bajo la promesa de instrumentar el fraude a favor de dicho delfin porque quien haya estado en política sabe que no importa cuanto dinero se invierta; hasta un idiota que sea postulado necesita algo propio que lo ayude, sobre todo en presencia de circunstancias como las que atraviesa el país.

A los otros aspirantes presidenciales no peledeistas podría convenirles que Leonel fuera postulado contando conque, en ese caso, no tendría el apoyo y la complicidad del gobierno para financiarlo e instrumentar el fraude. Pero es dificil que esos aspirantes logren ver el escenario de esta manera. La idea de deshacerse en total del PLD ha calado en la gente y no importa cuan adversa sea a esa misma gente, seguirá su curso.

¿Que podría ofrecerle Danilo a la mayoría peledeista para que se anime a pasar una reforma que lo habilite a él y que a la vez impida el ascenso de Leonel?

¿Que podría ofrecerle Danilo a los otros legisladores y/o aspirantes no peledeistas?

¿Cuales son y donde están AHORA los intereses del CC y del CP peledeista?

¿Cuales son y donde están AHORA  LOS INTERESES DEL PUEBLO DOMINICANO?

Ninguna de esta gente tiene respuesta para una pregunta que la mayoría de ellos ni siquiera se ha hecho. Mientras tanto, tal y como había dicho en mi reciente y poco leido artículo ENTRE LA AUDACIA Y EL MIEDO, Danilo Medina, al tener que apearse del proyecto reeleccionista y a pesar de hacerlo sin haber logrado el escenario óptimo ha quedado major parado de lo que estaba.

El, empero, está obligado a pasar una reforma que lo habilite y/o a jugar y apostar a la mala memoria de los dominicanos, a nuestra tradición de olvido, de borrón y cuenta nueva; esperar agazapado a que la crisis gigantesca que viene le estalle al successor para, paciente, beneficiarse de un culpable nuevo  mientras cualquier iniciativa judicial en su contra sería tildada de persecución contra un noble hombre que pudo seguir siendo presidente y no lo hizo. Aunque esto ahora no se lo crea nadie esperen a ver el paso del tiempo.

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.


UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario
Escriba un maximo de 400 caracteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *