Panamá Viejo: las ruinas de una centenaria ciudad

imagen

Panamá.- Centenarias columnas, abundante vegetación y modernas construcciones, testigos del paso del tiempo, marcan los trazos de lo que fuera la primera ciudad asentada en el litoral Pacífico del continente americano.
Fundada el 15 de agosto de 1519, Panamá Viejo, como se conoce al primer centro urbano de la nación istmeña, no pudo resistir el saqueo y la codicia del temible pirata Henry Morgan, quien en 1671 solo dejó ruinas en este conjunto monumental, declarado en 2003 Patrimonio de la Humanidad.
Sin embargo, el abandono institucional, el galopante transcurrir de los años y la severidad climática, tampoco pudieron acabar con su estructura de piedra de cantera y cal, que actualmente acoge a uno de los principales atractivos turísticos del país, ubicado en el sector sur de la ciudad capital.
«Es el segundo punto más visitado, con unas seis mil personas cada mes», aseguró el historiador Néstor Sánchez, del Patronato Panamá Viejo, que en la actualidad ejecuta un programa de rescate, conservación y restauración, dado el valor patrimonial del inmueble.
Su terreno actual, compuesto por 28 hectáreas, es reservorio de los remanentes de la primera ciudad colonial fundacional del Istmo y de restos funerarios de poblados prehispánicos.
El 60 por ciento restante del terreno lo ocupaban viviendas de maderas, donde vivía la mayor parte de la población, esa que hoy curiosamente todavía se dedica a la pesca y a otras labores manuales, tal y como sucedió en el siglo XVI.
Según la directora del proyecto arqueológico, Mirta Linero, las evidencias encontradas revelan que podría tratarse de un asentamiento cueva.
Restos de adultos, niños y jóvenes, cerámica, alimentos, herramientas, collares, conchas y vasijas a modo de ofrenda conforman parte de los hallazgos acopiados durante los últimos 20 años.
Pero sus piedras y cimientos no solo sirvieron para edificar una nueva ciudad mejor fortificada al suroeste de la vieja sede, sino que ayudaron a definir la identidad nacional al ser declarada como monumento público en 1912 durante el período republicano, acotó el arquitecto Félix Durán.
De acuerdo con la arquitecta y encargada del plan de manejo 2014-2019, Silvia Arroyo, la iniciativa pretende potenciar el lugar desde perspectivas relevantes como la sostenibilidad, infraestructura turística, medio ambiente y paisaje.
Y es que de sitio olvidado por mucho tiempo, la primera ciudad fundada en el siglo XVI, contribuyó a trazar el mapa de la tierra natal consagrada en la actualidad como patrimonio histórico, señaló el historiador Félix Chirú.
of-am
¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios