Ordenar y rescatar la playa de Sosúa

imagen
El autor es periodista. Reside en Santo Domingo

Por QUITERIO CEDEÑO

Sosúa es otro ejemplo de lo que cuesta recomponer la irresponsabilidad, falta de conciencia o ambas cosas, que vienen del pasado y crean graves problemas que atentan contra la sostenibilidad ambiental, económica y social de las riquezas turísticas de muchas comunidades.

En el inicio de la década de los setenta, desde Playa Dorada, vi las luces de Sosúa, en una noche de luna llena cuya luz combinada con el brillo de las estrellas, la del resplandor de las luces de Sosúa, creaban una paisaje impresionante. ¡Inolvidable!

Al día siguiente me escapé para ir a pisar la arena de la impresionante Sosúa. Al otro día repetí la excursión, esta vez a Cabarete. ¡Amor a primera vista! Nunca me había detenido a disfrutar de los encantos de estas comunidades, que a mis ojos parecían valiosas joyas turísticas. Me convertí en un fanático ese pequeño rincón del país.

A mí, criado disfrutando de las solitarias y fabulosas playas de Punta Cana a Miches, que quedé atrapado en los encantos de este lugar donde comenzaba a florecer el turismo. Cuando pasaron los años y creció el turismo en Punta Cana, escribí que si allí existiera una comunidad como Cabarete, sería el destino perfecto.

Años después, en una conferencia en Puerto Plata, esta opinión fue compartida por el experimentado gestor turístico de Punta Cana Frank Rainieri.

Sigo siendo fan de Cabarete y Sosúa y he encendido la computadora cada vez que ha sido necesario defenderlas de la voracidad de políticos, autoridades y comerciantes irresponsables.

Arrabal

Con pena vi como la playa de Sosúa, una de las más bellas del Norte, día a día era destruida por comerciantes “disfrazados” de pobres “padres de familia”. Se apoderaban del espacio público y la convertían en un desordenado arrabal. Destrucción, a la que sumaron convertir sus calles tradicionales en espacios para la prostitución. ¡Qué pena!

En cada visita, observar con gran tristeza ese paisaje fruto de la irresponsabilidad de políticos y autoridades. Este ambiente desalentaba las visitas de ataño a los pequeños bares y restaurantes.

La naturaleza fue generosa y trajo tanta arena blanca, que convirtió en pocos años el acantilado próximo a la original playa pública, en una hermosa playa, y tuvimos que batallar para impedir que los comerciantes la pudrieran con negocios de mal gusto.

Fui voluntario en algunos esfuerzos para poner orden, pero con autoridades cómplices, nada se logró. Las garras comerciales asfixiaban la playa pública tradicional. No había autoridades interesadas.

Pero el año pasado inició un prometedor intento de salvar la playa y a pesar de que le regalaban una bella plaza, los comerciantes se negaban. El desorden y la arrabalización esconden muchos pecados, que el orden y la limpieza impide.

Muchos estamos esperanzados en que esta vez el Ministerio de Turismo y el Gobierno asuman su responsabilidad y anoten en su historia el rescate de uno de los más bellos rincones turísticos del Norte. Porque cuando se quiere, se puede.

jpm-am

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
8 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Carias
Carias
2 meses hace

Sosua y su playa no es el unico arrabal. Nuestros politicos y un amplio sector del empresariado por su afan de lucro y poder han permitido que todo el pais se encuentre arrabalizado, desede el mas pequeño de Distrito hasta la ciudad mas grande, todo el desorden inicio con la llegada de la llamada democracia y libertad, la cual nos vendieron como un rico dulce de coco

El vengador
El vengador
2 meses hace

Una persona o familia médiamente decente no visita ese arrabal y estercolero de pueblo que se convirtió Sosua es una asquerosidad y prostitucion degenerada y abierta sin el más mínimo control las haitianas dominan en gran escala esa actividad cestur ayuntamiento y demás yerbas ni ven para allá en definitiva no visite ese desgracia

ROSA FERNÁNDEZ MATEO
ROSA FERNÁNDEZ MATEO
2 meses hace

SOSUA ES UN ARRABAL DE ASQUERÖSAS CUCARACHAS HAITIANAS… UNA NUVE NEGRA Y PESTILENTE!

Rosa E
Rosa E
2 meses hace

Sr. diríjase al cementerio dónde están los restos de Gregorio Luperón y desentierrelos quizás El quiera hacer los que a nosotros corresponde.

EL BROCO
EL BROCO
2 meses hace

Sosua es el paraiso del norte en playas cuanto disfrute de esa playa en mi primera juventud , que bueno que algo haran con este paraizo , solo espero que dios me deje volver a estar ahi cunado este desarrabalizada.

Transparencia
Transparencia
2 meses hace

Sosua y Boca Chica volverán @ ser como antes sólo si Trujillo .

No puedo entender por qué las autoridades promueven los prostibulos y la destrucción irreversible al medio ambiente .

Desde Santiago
Desde Santiago
2 meses hace

El alcalde willy olivence es el primer charlatán que solo cobra impuestos a eso vendedores de la playa de sosúa, y no copera con el orden al igual que con la calle pedro clisante esta arrabalizada de prostitutas y el alcalde no dice ni esta voca es mía debido a que el es dueño de discotecas y vive de ese desorden.

joe
joe
2 meses hace

Alguien tiene que recuperar la playa de sosua y el pueblo de sosua, lo que ha pasado en sosua es una verdadera desgracia