OPINION: Opciones al avispero de Milagros Ortíz

imagen
EL AUTOR es contador público autorizado. Reside en Miami.

Renunciar a sus votos, aunque obtenga mayoría, aceptar la vicepresidencia y endosar a Luis Abinader, como presidente del frente unido contra el PLD, dejando a su hija, como secretaria Administrativa de la Presidencia, es una jugada de Papá que no espera el PLD ni la nación. ¿Podría suceder?
Lo dudo. Hipólito al igual que Cristina de Kirchner, deberían inmolarse por lo nuevo y por el cambio de cara, que todos quieren en sus respectivos países.
Pero, sus seguidores se rasgarán sus vestidos. Así no es.
“Yo no guiso con Luis, no es de mi confianza” …, esto es lo que dicen, tras bastidores. Aunque digan que lo apoyan, si gana una convención cerrada.
PLD, por su lado, prefiere luchar contra Hipólito Mejía, lo han derrotado varias veces, pero a Luis lo engañaron con los escáneres.
Lo importante de esa estrategia es que Hipólito, si la acepta, reconoce un límite.
Aunque sería de grandeza humana el reconocimiento de esa posibilidad sin que genere en una división interna en PRM.
Es evidente que se da cuenta de que le van a sacar otro álbum y muchas calumnias y así no se puede gobernar en un país bloqueado, con semejante nivel de prejuicio y  rencor contra el modo en que Mejía, ejerció el poder y propició su reelección.
Ese límite es evidente en algunas conversaciones con gente de su máxima confianza.
Sobre todo, la idea de cómo hacer para resolver el problema financiero y la deuda de la R.D. sin aparecer derrotado en un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) o un reencuentro con la prima del dólar, con la cual su gobierno quedó muy distanciado, después de Baninter.
Todo esto es imposible de hacer sin recomponer relaciones muy cordiales, de ayuda e inversiones con los Estados Unidos.
Por su lado, Leonel Fernández tendrá que demostrar que lo que se pretende de él, o lo que se quiere hacer creer con su postulación es cierto: que es más pluralista de lo que puede ser Hipólito y que realmente va a ejercer el poder y no va a ser un títere de los Danilistas.
Da la impresión de que Hipólito le ha dado el margen a Leonel Fernández para toda la flexibilidad posible, salvo en un tema: la dupla Justicia-corrupción.
La corrupción ligada a la impunidad judicial es algo que moviliza a todo aquel que pretenda una oferta distinta por parte del peledeísmo y ese es el límite que tiene Fernández para presentarse como un cambio real y no más de los mismo, en 12 años.
El principal tema que hay sobre la mesa, antes que cualquier tema de política social, es la cuestión de los jueces y la seguridad ciudadana. Abinader dijo que van a tener que dar cuentas todos los fiscales y jueces «de las barbaridades que escribieron y aceptaron» -no de sus procedimientos sino del contenido de sus sentencias.
La jugada siguiente del PRM será empezar la conquista del Poder Judicial.
Es importante la estrategia tanto de Hipólito como de Luis de vaciar el centro, de mantener la polarización.
Esa jugada de Hipólito también obligará a otros a definirse.
La discusión que vamos a ver en los próximos siete, a diez semanas, es interesante.
A partir de una jugada, que lanzará Leonel Fernández, y su amigo por conveniencia Danilo Medina, veremos si se desencadenó este dominó.
La fórmula del 2012, de Papa y Luis, es la que se quiere vender y la que le gusta al PLD.
Dicen que financian al H20 para lograr esa confrontación.
Yo no he visto un centavo en los lados, del H20 y dudo Hipólito lo acepte, es muy orgulloso.
Luis, está en una encrucijada, esperar y aceptar, o luchar hasta el final.
Cada persona lo mira desde su ángulo y conveniencia, yo creo en que los dos juntos, sacan la plaga.
Tu dos y yo dos, como le dijo, Balaguer a Peña Gómez. ¿será posible?
JPM


UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *