OPINION: Las pérdidas de las Edes

imagen
EL AUTOR es Ingeniero. Reside en Santo Domingo.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                 

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               POR TOMÁS RAMÍREZ

 

Homero – el poeta ciego de Grecia—escribió la Ilíada y la Odisea. Estas obras han quedado para la posteridad y contienen como paradigma de sabiduría y estrategia, las metáforas: El talón de Aquiles, La manzana de la discordia y El caballo de Troya. La CDEEE es el «talón de Aquiles” de la economía nacional. Ha sido la «manzana de la discordia” de las empresas públicas. Fue y sigue siendo el «caballo de Troya” de las diferentes administraciones, que han pasado por esas instituciones del Estado.

 

La República Dominicana cuenta con varios sistemas de producción de energía, con una potencia instalada de 3,756 Megawatts. El parque de generación, según el tipo de tecnología, está compuesto por: motores diésel (32.07%), plantas de ciclo combinado (20.14%), turbinas a vapor (16.06%), plantas hídricas (15.36%), parques eólicos (2.26%) y paneles fotovoltaicos (1.61%); los cuales se encuentran diseminados, lejos de los centros de distribución y utilización de la energía.

 

El proceso mediante el cual la electricidad llega, desde las centrales donde se produce, hasta los puntos donde es utilizada, es el siguiente: se genera en media tensión (1 Kilovolts< U ≤ 69 Kilovolts), a una frecuencia de 50 ciclos o Hertz. Sufre una elevación a alta tensión (U ≥ 69 KV), en las subestaciones elevadoras, que están próximas a cada planta. Es transportada en alta tensión: 69 KV, 138 KV y 345 KV. Tiene una reducción a media tensión en las subestaciones reductoras a: 4.6KV, 7.2KV y 12.5KV y disminuye a baja tensión 110 V y 220 V, en los transformadores, que están en los postes del tendido eléctrico; así se distribuye hasta llegar a los usuarios.

 

La energía que producen las centrales, es recibida por las distribuidoras Edenorte, Edesur y Edeeste, y repartida en los diferentes sectores de la población, con esta participación porcentual: residencial 44 %, comercial 10 %, industrial 30 %, público 16 %.

 

Los sistemas eléctricos de distribución, sufren los efectos de la disipación calórica, cuando la energía recorre las redes; por lo que la cantidad que sale de las centrales, es mayor que la que es entregada en los lugares de consumo, donde se mide y factura a los clientes. Esta diferencia física, es lo que se denomina como, “Las pérdidas técnicas”. Para las distribuidoras estas pérdidas, tienen dos componentes: las que se producen en las redes y subestaciones y las comerciales, que son: las pérdidas por fraude, comparación de lectura y por compra y venta de energía.

 

La Organización Latinoamericana de Energía (OLADE), en un informe publicado hace algunos años, estableció que cerca del 35 % de la energía servida en nuestro país, se pierde por la mala calidad de las redes o por ineficiencia en la comercialización. El país es solo superado por Ecuador con 42 % y Haití con 53 %. Las pérdidas del sector eléctrico en el año 2016 ascendieron a 33%: las técnicas 10.2% y las comerciales 22.8%

 

Desde su fundación el 16 de enero de 1955 en la CDE se estableció un modelo centralizado de integración vertical, con un sistema de distribución autorregulado; algunas de las medidas expuestas aquí, han sido puestas en práctica desde esa fecha, con excelentes resultados, otras están pendientes de aplicación. Todas contribuyen a reducir las pérdidas técnicas y comerciales; que han provocado un déficit acumulado en el sector eléctrico nacional de RD$302 mil millones; en los últimos 10 años.

 

Sector industrial: la penalización del Factor de Potencia (FP), que obliga a las empresas a instalar bancos de capacitores; para compensar la potencia reactiva de vacío de los transformadores o la instalación de motores sincrónicos. Sector comercial e industrial: aumentar la colocación de telemedidores a clientes con alto consumo y en las cabeceras de los principales circuitos.

 

Sector público: un programa de seguimiento continuo y de mantenimiento para sustitución de las fotoceldas dañadas de las lámparas; en las áreas de iluminación vial y de recreación. Sector comercial, público y residencial: colocación de bombillos de bajo consumo y tragaluz que ahorran hasta el 20 % de la energía disponible para iluminación.

 

Las llamadas cooperativas eléctricas, engendro de las administraciones extranjeras de las Edes, puestas en prácticas en algunos barrios de clase media—que pueden pagar sus facturas—instalarle sus respectivos medidores. Aplicación de una placa de identificación, para cobro de una tarifa fija, de acuerdo a un inventario de consumo y según los ingresos del usuario, para los barrios carenciados y de la zona rural. Planes de normalización: medición del perfil de carga, cambio de medidores, verificación de clientes con suma cero.

 

Desarrollo de una unidad de trabajo múltiple, común a las tres Edes (de sociólogos, geógrafos, asistentes sociales, ingenieros, etc.), enfocados en la calidad del servicio, recuperación del mercado y reducción de las pérdidas de energía. Continuación del Proyecto de Inversión en Media Tensión (PIMT), que tiene como objetivo blindar el sistema eléctrico; para evitar el hurto de la energía.

 

Estas medidas complementarlas, con la rehabilitación de los talleres que funcionaban en las naves industriales de la CDE en Herrera y que han sido desmantelados en diferentes administraciones, en contubernio con empresas del sector privado.

 

Taller de fabricación y reconstrucción de transformadores: estas máquinas eléctricas para transformar con precisión la corriente o voltaje de una magnitud, a otra generalmente menor. Son los dispositivos en los cuales descansa la transformación de media tensión a baja tensión. Por antigüedad o sobrecarga en los devanados, estos equipos sufren daños que los sacan de servicio.

 

El parque de transformadores de las tres Edes ronda los 110,907(ONE-2014) unidades, repartidos en: 46,582 Edenorte, 36,600 Edesur y 27,727 Edeeste. Los más usados tienen capacidad de 25 KV, 50 KV ,75 KV y 100 KV. En este taller se reconstruirían también, los transformadores de potencia de las subestaciones de la Empresa de Transmisión Eléctrica Dominicana (ETED) y los de las subestaciones de las centrales hidroeléctricas.

 

Taller de fabricación de medidores: sería utilizado por las tres Edes, para la fabricación y calibración de los medidores. Las distribuidoras realizarían muestreos aleatorios del 10 % anual de los medidores, para planes de mantenimiento o cambio de equipos. Taller de fabricación de lámparas y fotoceldas: en este taller también se repararían las lámparas que sufran averías en la capital y todas las provincias del país. 

 

Las estaciones de expendio de combustible: aun yacen en el subsuelo en las instalaciones de Herrera, los tres tanques de 10,000 galones, c/u–dos de gasolina y el otro de gasoil– que eran utilizados para el almacenamiento del combustible, que se recibía directamente de la refinería. Estas bombas de gasolina y gasoil suplirían a toda la flotilla de vehículos del sector eléctrico y serían un mecanismo efectivo de control, para el uso racional del combustible. Esta área es idónea también; para la habilitación de un laboratorio experimental, para la producción de biodiesel.

JPM

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios