OPINION: Incertidumbre y riesgos externos

imagen
El autor es economista y dirigente del Partido Revolucionario Moderno (PRM). Reside en Santo Domingo.

Luce feo el panorama económico externo. Me refiero al anunciado aumento de los tipos de interés en Estados Unidos, apreciación del dólar en el mercado de monedas, subida del petróleo y al giro proteccionista de Trump, que además adiciona incertidumbre. Para enfrentarlos tenemos amortiguadores y debilidades.

Lo primero sintetizado en el favorable comportamiento de dos precios macroeconómicos. La inflación, muy debajo de la meta en los últimos años, y la tasa de cambio con un comportamiento como se esperaba. Se aprovechó el positivo flujo neto de capitales externos para acumular reservas internacionales netas por US$2,500 millones, desde diciembre del 2012.

La situación bancaria, aunque los préstamos han crecido rápido en los últimos años, los bancos están bien capitalizados, con liquidez y provisiones por encima de lo requerido.
Pero tenemos claras debilidades. Por un lado, el salario del trabajo, ha sido un error mantenerlo con retraso desde hace años. Debe elevarse el nominal para cuidar la demanda interna y el crecimiento económico.

Por otro, la deuda pública ha crecido de manera excesiva en los últimos años, un peligro ante la esperada apreciación del dólar. El déficit fiscal la aumenta. En 2016 se aprobó en RD$75,893.5 millones, 2.3% del PIB. Estimo que el Presupuesto Complementario lo aumentó a RD$109 mil millones, reasignó gastos, incorporó aumentos del petróleo y redujo los ingresos tributarios en RD$14,500 millones.

Todavía no se publican los resultados oficiales de las cuentas fiscales y mi pronóstico es que terminó en alrededor de noventa mil millones (2.9% del PIB), por el traslado de gastos, además Magín dijo que la DGII redujo la pérdida de ingresos a RD$8,000 millones, que interanual la recaudación aumentó 18% en septiembre, 11% en octubre, 14% en noviembre y 20% en diciembre. En cuatro meses superó la meta en más de 100%.

La incapacidad de pago de la deuda es inocultable, el análisis en el tiempo presenta un escenario de insostenibilidad, con los intereses superando la inversión pública, con tres aumentos de los tipos proyectados para este año por la Fed, apreciación del dólar en el mercado internacional y aumento del petróleo. Se estima que el barril promediará 65 dólares, muy lejos de 48.50 dólares considerados en el presupuesto público.

Es necesario iniciar los trabajos para fortalecer las finanzas públicas, con un proceso de aumento de la presión tributaria, que recorte el gasto tributario, elimine subsidio a las empresas eléctricas y haga más productivo el gasto público. Para que la política fiscal responda a reglas, como sucede con la política monetaria.

Debe tomarse en serio el proteccionismo de Trump, prometió guerras comerciales, de monedas, competencia desleal, y sin sentarse en el Despacho Oval, observamos consecuencias. Por miedo al impuesto de 35%, la industria automotriz retiró inversiones de México. Otros sectores podrían imitarla, porque la incertidumbre trae aparejado cancelación de inversiones.

Su política comercial será tema de la Organización Mundial del Comercio, debe evitar reducción de volúmenes del comercio, empleo y crecimiento económico mundial. Además, China, Europa y Latinoamérica responderían con aranceles “para evitar la competencia desleal de productos norteamericanos”. Aquí el impacto negativo sería sobre productos que exportamos a Estados Unidos y la producción agrícola, recordemos, Trump prometió apoyar (subsidiar) a los agricultores blancos que lo votaron.

¡Comparte esta noticia!
  Suscribir  
Notificar a