OPINION: El Mercado Cambiario Mundial 

imagen
EL AUTOR es economista y docente universitario. Reside en Santo Domingo

Como es consabido, la inflación puede reducir significativamente el valor de una inversión. Para los inversores en dólares, que buscan una cobertura contra la inflación, la posesión de otras divisas puede ser una opción para considerar.

Debido a esta causa efecto, los inversionistas y especuladores persiguen monedas que, en el mediano plazo, otorguen rendimientos superiores a las tasas de inflación de sus economías.

Ahora bien, importa mucho saber que hace que una moneda se aprecie (se haga atractiva) para invertir en ese mercado cambiario. Muy sencillo:

Cuando los inversionistas consideran que la economía/país emisor de esa moneda tiene una economía muy fuerte, entonces adquirirán valores en dicha moneda.

Como estamos dentro de la Frontera Imperial norteamericana, estoy obligado a tomar su economía como referente para continuar con este análisis.

La economía norteamericana ha presentado rangos de inflación entre el 1.2 a un 5.0% a mayo 2021. 

Las principales monedas de los mercados cambiarios han presentado los siguientes valores de la depreciación del dólar ante ellas: (enero 2020/Mayo 2021).:

a)-Euro: 1.5 a 1.9 %; el dólar ha depreciado desde 5 hasta 9 puntos.

b)-Libra Esterlina: 1.4% a 1.6%; el dólar ha depreciado desde 4 hasta 6 puntos.

c)-Yen Japonés: 2.5 a 2.8%; el dólar ha depreciado desde 25 hasta 28 puntos.

d)-El Yuan Chino: 0.2 a 0.7%; el dólar ha depreciado desde 2 hasta 7 puntos.

Ante esta situación la Reserva Federal de los Estados Unidos, durante la pandemia, adoptó una política monetaria muy flexible. El banco central de EE. UU. redujo las tasas de interés a un mínimo histórico de 0% a 0,25% e inició un programa de flexibilización cuantitativa, comprando bonos por valor de US$120.000 millones de dólares cada mes. Esta política monetaria arrastró la demanda del dólar estadounidense, debilitando la moneda en 2020.

En la última reunión de política monetaria de la Reserva Federal de los Estados Unidos, que tuvo lugar los días 15 y 16 de junio, el banco central de EUA, mejoró sus perspectivas de crecimiento. Se espera que la economía de EE. UU. Crezca un 7% durante 2021; también mejoró su pronóstico de inflación al 3% para 2021 y al 2,1% para 2022. 

En otras palabras, la Reserva Federal prevé que la economía estadounidense se recupere de la pandemia más rápidamente de lo esperado.  Las medidas adoptadas destacan la enorme influencia que tiene su política monetaria sobre la moneda. De ahí que hizo un sorprendente cambio radical en la reunión de junio.

Es muy importante señalar que el Establishment norteamericano ha preferido lidiar con las variables monetarias y no asi las fiscales.

Lo anterior apuntalará al Dólar estadounidense como moneda de referencia para los inversionistas del mercado cambiario.

Ahora bien, NO debemos pasar por alto el auge de las criptomonedas como portafolio de inversión ante posibles devaluaciones de estas monedas de referencia.

Las criptomonedas son un algoritmo digital y monetizado que se crea y administra mediante el uso de técnicas de cifrado avanzadas conocidas como criptografía. La criptomoneda dio el salto de ser un concepto académico a la realidad (virtual) con la creación de la Bitcoin en 2009.

La Bitcoin atrajo un creciente número de seguidores en los años siguientes y capturó una importante atención de los inversionistas en abril de 2013, cuando alcanzó un récord de $ 266 por año; después de aumentar 10 veces en los dos meses anteriores. La Bitcoin lucía un valor de mercado de más de $ 2 mil millones en su punto máximo, pero una caída del 50% poco después provocó un debate furioso sobre el futuro de las criptomonedas, en general, y la Bitcoin en particular.

Lo anterior plantea las siguientes interrogantes: ¿Estas monedas alternativas podrían eventualmente suplantar a las monedas convencionales y se convertirán en las líderes de los mercados cambiarios mundiales?

¿Son las criptomonedas un fenómeno circunstancial que desaparecerá en poco tiempo?

La respuesta la podríamos encontrar en la morfología y expansión del Bitcoin.

Antes que nada, tenemos que conversar sobre la génesis de este.

La Bitcoin es una moneda descentralizada que utiliza tecnología peer-to-peer de igual a igual), que permite que todas las funciones, como la emisión de moneda, el procesamiento de transacciones y la verificación, se lleven a cabo colectivamente por las redes del Internet.

Si bien esta descentralización exime a la Bitcoin del control y la manipulación de los gobiernos, la otra cara es que no existe una autoridad central para garantizar que las cosas funcionen sin problemas o para respaldar el valor de un Bitcoin.

Las Bitcoins se crean digitalmente a través de un proceso de ¨minado digital¨ que requiere computadoras poderosas para resolver algoritmos complejos y procesar y guardar grandes cantidades de archivos en tiempo real. Actualmente se crean a razón de 25 Bitcoins cada 10 minutos (3,600 por día). A razón de 1,314,000 de transacciones por año, podríamos estar hablando de aproximadamente de 25 millones de estas para el año 2040. Este es un gran reto para los esquemas de proceso y salvaguarda digitales de hoy día.

Estas limitantes y retos tecnológicos hacen que la Bitcoin sea fundamentalmente diferente de una moneda fiduciaria (curso legal), que está respaldada por la confianza y el crédito de los gobiernos y sus economías.

Esto así, debido a que la emisión de moneda fiduciaria (Moneda de Curso Legal), es una actividad altamente centralizada y supervisada por los bancos centrales de las naciones del mundo.

Es muy consabido que esta ¨emisión¨ se realiza más acorde con los objetivos económicos y sociopolíticos de los estados que de acuerdo con sus objetivos de política monetaria; teóricamente no existe un límite superior para la cantidad de moneda emitida y/o circulante

Otro factor que contrasta este tipo de moneda fiduciaria con las criptomonedas es que los depósitos en moneda local generalmente están asegurados contra quiebras bancarias por un organismo gubernamental.

Por otro lado, la Bitcoin NO tiene tales mecanismos de soporte o de garantía fiduciaria.

El valor de un Bitcoin depende totalmente de lo que los inversores estén dispuestos a pagar por él en un momento determinado. Además, si un intercambio de Bitcoin se cierra, los clientes con saldos de Bitcoin no tienen ningún recurso para recuperarlos o convertirlos en monedas fiduciarias.

Otro aspecto para considerar es que la fortuna digital de una persona puede ser borrada por una falla de los servidores y computadora; peor, que una bóveda virtual puede ser saqueada por un pirata informático.

Claro está, que estos escollos pueden superarse con el tiempo a través de avances tecnológicos y políticas regulatorias en lo fiscal y monetario.

Como el lector ha podido apreciar, los muros de contención contra la Inflación son variopintos y cada uno tiene sus ventajas y desventajas, en el mediano y largo plazo. A mi humilde entender, usar los algoritmos especulativos de los mercados cambiarios requiere una ¨expertise¨ que no está disponible para todo el inversionista promedio. De ahí que, se debe entonces optar por inversiones en los Fondos Fiduciarios en la Lonjas de Valores.

JPM

¡Comparte esta noticia!
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios