ONU expresa preocupación por aumento de inseguridad en Haití

imagen

Puerto Príncipe, 14 ago.- La Oficina Integrada de Naciones Unidas en Haití (Binuh, por sus siglas en francés) expresó su preocupación por el aumento de la inseguridad, en especial en barrios desfavorecidos de clase trabajadora.

Según el organismo internacional, solo entre enero y junio, al menos 159 personas murieron y 92 resultaron heridas, entre ellos niños, como consecuencia de la violencia de las bandas armadas.

Recordaron que esos actos podrían constituir crímenes internacionales, en virtud de las normas de derechos humanos, y también son punibles por el código penal haitiano.
La Binuh alentó al gobierno a someter a proceso penal a los autores de los presuntos delitos y ejecutar las órdenes de detención emitidas contra líderes de pandillas, entre ellas el expolicía Jimmy Cherizier, alias Barbacoa.

También instó a las autoridades a adoptar medidas eficaces para proteger el derecho inalienable a la vida de todos los ciudadanos y poner fin a la impunidad y a los repetidos ciclos de violencia en Haití, aseguró.
Reiteró, asimismo, la importancia de proporcionar a la Policía Nacional (PNH) y la Comisión Nacional de Desarme, Desmantelamiento y Reintegración, los recursos financieros y logísticos necesarios para cumplir con sus misiones.

A inicios de esta semana, el primer ministro Joseph Jouthe anunció que trabajan para fortalecer esas instituciones, imprescindibles para establecer un clima de paz, aseguró.

Igualmente, confirmó públicamente su inconformidad con el desempeño de la PNH. «La seguridad y la policía no son asunto de niños. Nombramiento, cese, renuncia, espero resultados», dijo visiblemente molesto durante la quinta edición del Diálogo Comunitario lanzado por el presidente Jovenel Moise.

Para las organizaciones de derechos humanos, unas 400 personas fueron víctimas mortales de la inseguridad en el país desde enero. La situación es más crítica en la capital, donde unos 243 ciudadanos perdieron la vida violentamente, según la Comisión Episcopal de Justicia y Paz.

Además de las muertes, se multiplicaron también los secuestros y creció el número de asalto en diversas regiones. El escenario se complejiza con la reciente creación de una federación de pandillas en Puerto Príncipe, que pone en alerta a diversos actores sociales.

of-am

¡Comparte esta noticia!
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
0 Comments
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios