Occidente vs. Oriente

imagen
EL AUTOR es historiador y escritor. Reside en Santo Domingo.

Por ROQUE ZABALA

El planteamiento de Zbigniew Brzezinski en ¨El Gran Tablero Mundial¨ sobre el crecimiento y desarrollo de la economía china a final del siglo XX, postulando sobre el papel de los Estados Unido,s es un gran acierto de la diplomacia.

No puede aislarse del proceso para no radicalizar las contradicciones, sobre todo después del fracaso de la teoría kemalista que afirma que la introducción de la tecnología occidental llegaba acompañada de la civilización. Sin embargo, no vislumbraba lo acelerado de los acontecimientos que ahora continúa el mismo proceso en la India.

La situación es que un desarrollo similar de la India necesariamente fortalece la capacidad bélica del Medio Oriente e independiente de las divergencias entre los dos vecinos van a buscar fórmulas de avenencias que unifiquen y enfrenten el poderío militar de los E.U.A. y Occidente. Después de la segunda mitad del siglo XXI, aproximadamente el cincuenta por ciento de la población del mundo se concentrará en las dos naciones orientales y exigirán mejor posición y liderazgo dentro de la geopolítica mundial. Hoy necesariamente asistimos a enfrentamientos de políticas económicas en el aspecto arancelario, pero de ninguna manera podemos creer que siempre las contradicciones versaran sobre estos paradigmas.

Durante la primera década de este siglo cuatro naciones de Asia experimentaron un crecimiento que casi duplicaba su PIB colocándose en los primeros lugares del escalafón mundial –Corea del Sur, Singapur, Taiwán y Hong Kong. El crecimiento de la economía en el Este asiático, según los observadores apuntaban hacia un periodo de paz y estabilidad en la región, al final la realidad es diferente. Las razones son diversas, pero en el caso se parece al avión que utiliza el poder de las turbinas para elevarse, al terminar el proceso y estabilizarse comienzan los problemas, la mayoría se resuelven, otros lo obligan aterrizar de emergencias y algunos con menos suerte producen tragedias. En economía durante el periodo de crecimiento todo es armonía, los grupos que no han logrado su objetivo están a la expectativa, pero cuando se detiene comienzan las pugnas internas que coadyuvan a limitar la estabilidad y acelerar la resiliación para retomar el camino.

La República Popular China está muy acorde en que el ordenamiento mundial favorece a los Estados Unidos, de ahí su política de cambio y entre sus primeros pasos se encuentra el BRICS –Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica-, aunque sus objetivos de competir con el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional están todavía muy rezagados. De los cuarenta bancos más importante del mundo diecisiete pertenecen al Japón, Inglaterra y los Estados Unidos, aunque el más grande por sus activos es el Industrial and Comercial Bank of China.  La influencia de la civilización Occidental en el mundo es tan significativa que el ochenta y siete por ciento de la industria cinematográfica les pertenecen, un porcentaje aproximado de las agencias que se dedican a la búsqueda y difusión de la noticia. Es que, sin temor a error, la influencia cultural es tan determinante que hasta el hedonismo de la juventud norteamericana es imitada por los jóvenes del mundo.

Al esbozar la participación de los organismos internacionales, la Organización de las Naciones Unidas –ONU-, Fondo Monetario Internacional-FMI- y el Banco Mundial responden a la cultura Occidental, esta postula la democracia, sistema político aceptado por la mayoría de los 7,500 millones que habitan el mundo; el sistema capitalista que en su esencia es producción, productividad y mercado imprescindible para enfrentar la carencia de las mayorías disminuidas y sobre todo su política a favor de la defensa de los derechos humanos; mientras otras culturas no han podido establecer sistema democráticos y mucho menos de defensa del principal atributo del hombre, la vida.

Frente a la política que desarrolla los E.U.A. en el mundo necesita hacer un alto en el camino, no debe continuar sus grandes inversiones en el Medio Oriente y desatender su base natural, América. Es inaceptable que naciones como Brasil y Argentina con toda la capacidad para producir se encuentren en profundas crisis donde nadie duda su participación para enfrentar un sector liberal que le es adverso. Desde 1898 que comienza su política expansionista en el nuevo continente con la ocupación de Puerto Rico, no dudará en negociar con quienes representen sus intereses, Nicaragua en el 1914 colocan en la presidencia al expendedor de ferretería Adolfo Díaz, luego Haití y la República Dominicana en 1916.

Es la expansión de una política del imperio donde no importa la situación de los habitantes, solo la prevalencia y aceptación de su voluntad como norma a seguir por los que gobiernan. La Tierra más bella que jamás ojos humanos pudieran ver alguna vez, según el colonizador Cristóbal Colon es donde se han extremado. Después de un golpe de Estado el 24 de abril de 1965, estalla una revolución y en los primeros días la corriente militar neo trujillista es derrotada, el 28 se produce una nueva intervención de la potencia del norte y en pocos días los grupos revolucionarios son cercados en la zona colonial impidiendo el triunfo de la corriente liberal y se instala un Gobierno de Reconstrucción  Nacional que preside el anticomunista Antonio Imbert Barrera, miles de combatientes son masacrados en la operación limpieza. El 1° de junio gana las elecciones Joaquín Balaguer y llega al poder la corriente comprometida con el pasado de oprobio y tiranía.

Para tener una idea de las condiciones especiales de la República Dominicana solo hay que leer el informe presentado por una Comisión del Senado de EUA en el 1871 cuando Buenaventura Báez intenta convertir la parte Este de la isla en un Estado de Norteamérica, el mismo expresa la abundante foresta, tierra fértil, recursos mineros, reservas acuíferas y sobre todo desde la península de Samaná el lugar más expedito para conectarse marítimamente con América y Europa, está situada en medio de América del Norte y del Sur,  frente a Centroamérica y en el subcontinente de Las Antillas. Después de la inauguración del Canal de Panamá en 1914 tanto por el Atlántico como por el Pacífico. Un país tricontinental como Chile en la parte continental tiene cupo para trece veces y media la República Dominicana con siete aeropuertos internacionales, aquí hay ocho y una buena infraestructura vial.

Así varias naciones del nuevo continente pueden desarrollarse con el apoyo decidido de los Estados Unidos y no continuar en complicidad con gobernantes comprometidos con la corrupción como el caso Odebrech, el enemigo no es el comunismo, son los niveles de pobreza, extrema pobreza e indigencia que abundan en el mundo y en América, es el enemigo que hay que enfrentar y fortalecer su base de apoyo en el futuro que todavía hay tiempo. El destino de la humanidad se decide en Eurasia, pero con el liderazgo de los EUA, no así de continuar perdiendo espacio de influencia en la geopolítica mundial.

sp/am

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.


UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario
Escriba un maximo de 400 caracteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *