Mejor arma del policía: la capacitación

imagen
El AUTOR es abogado. Reside en Santo Domingo

No hay dudas de que uno de los principales enfoques a considerar en estos esfuerzos de reforma institucional de la Policía Nacional que se pretende impulsar en la República Dominicana lo constituye la capacitación de los agentes y oficiales que la conforman.

Partiendo del hecho cierto de que cada día la delincuencia se prepara más, empleando mecanismos ágiles y novedosos, tenemos que buscar la forma de enfrentarla con todas las armas a nuestro alcance, y la mejor forma de hacerlo es la capacitación, de ahí que la policía debe ser capacitada en los nuevos procedimientos y las nuevas políticas que la rigen.

Un alto nivel de capacitación y una actitud comprometida en la prestación del servicio del cuerpo policial habrán de ser siempre condiciones indispensables para que este cumpla correctamente con sus funciones.

La capacitación que se les brinde a los agentes policiales debe sustentarse en el uso efectivo de herramientas tecnológicas, aprovechando el conocimiento último acerca de las modalidades delictivas que se presentan en nuestro medio, a fin de que la inteligencia adquirida mediante intensos procesos de formación y capacitación se constituya en la principal arma para la prevención y el esclarecimiento de los delitos.

Las nuevas modalidades de formación y capacitación policial deben ir, cada día más, procurando alejarse del tradicional modelo cerrado de entrenamiento académico donde toda la instrucción es dada por policías instructores al interior de la academia policial.

Esto tiene que ver con la adopción de modelos de policía comunitaria que dan a los agentes diferentes destrezas y mayor discrecionalidad en su conducta que aquellos modelos donde se opera bajo una estricta jerarquía de mando y control.

La formación de los policías en la adopción de modelos que procuren un acercamiento a la comunidad pone a la institución en la ruta de su modernización y los conduce a valorar la relación que debe prevalecer siempre entre el agente policial y el ciudadano.

El nuevo enfoque policial implica la interrelación y cooperación de la institución con la colectividad, lo cual se hace posible con el involucramiento de los diferentes actores sociales a nivel local.

La eficacia y éxito de este trabajo depende en gran medida, del nivel de participación de la ciudadanía. Por tanto, el acercamiento policial no tendrá éxito si no existe correspondencia con y desde la sociedad organizada.

Los métodos tradicionales de capacitación policial se han caracterizado siempre por “la falta de participación de la comunidad en el diseño y dictado de cursos de formación, el desfase entre la teoría enseñada al nuevo cadete y su práctica en las calles, la no-incorporación del contenido de derechos humanos, la falta de conciencia multicultural en la capacitación, y la falta de control externo”.

 En adición al entrenamiento policial básico, las academias policiales y otras instituciones académicas civiles deben proporcionar una capacitación más especializada, tanto a cuadros de mando como a unidades especiales: medicina forense, equipos Swat, inteligencia, escuadrones antinarcóticos, resguardo policial.

De igual forma, deben dar a conocer los elementos para realizar diligencias de investigación de los delitos, cómo detener a personas que cometen alguna infracción, preservar el lugar de los hechos, procesar y trasladar objetos que posiblemente sean pruebas del delito, llevar a cabo solicitudes de cateo y órdenes de aprehensión, prestar auxilio y protección a las personas víctimas, entre otros. Estos nuevos esfuerzos acarrean repensar la capacitación brindada y recibida, para ello se requiere ampliar las labores de inteligencia (adquisición de información) y establecer alianzas verticales, transversales y horizontales.

En definitiva, la capacitación viene a constituirse en uno de los principales componentes para contar con instituciones policiales eficientes y eficaces, donde las personas que las integran actúen conforme a procedimientos homologados de actuación, es decir, que apliquen los mismos criterios en toda parte.

jpm-am

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
3 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
tmezquita
tmezquita
3 meses hace

y las condiciones son un tanto triste.
Tenemos que mejorar el entrenamiento,la capacitacion,pero tambien las condiciones economicas y de hambiente humano,para que puedan hacer un buen trabajo con la sociedad, que hoy se manifiesta mas violenta y mas sofisticada en el delito. Asi podremos tener oficiales y policias que no se dejen tentar del delito asociado a los delincuentes.

tmezquita
tmezquita
3 meses hace

-cuando la canasta familiar andas por mas de $50,000 pesos.
Personas que arriesgan sus vidas y dedican demaciado tiempo,con altos niveles de estres. La institucion policial deberia tener un departamento con personal que se encargue de visitar, al azar,miembros de la institucion,para ver en las condiciones en que viven. Muchos viven en condiciones de probresa casi estrema. Yo como persona,tengo amigos que trabajan de policias he visitado algunos

tmezquita
tmezquita
3 meses hace

Señor CARLOS MANUEL MANZANO CONTRERAS

Estoy cien por ciento con los planteamientos que haces sobre la necesidad de capacitacion de la policia nacional dominicana. Pero hay una cosa en la policia que me preocupa y es el nivel de pobresa que hay entre sus miembros de rangos bajos,los salarios de capitan hacia abajo,son de hambre,con decir que un teniente gane $22,000 pesos y un raso gane$12,000 pesos,eso es para pasar hambre, — cont.