Los nuevos retos de la Contraloría General de la República

imagen
EL AUTOR es Master en Gestión y Políticas Públicas. Reside en Santo Domingo

Por primera vez la Contraloría General de la República Dominicana (CGR) fue creada por la ley 3894 de 1954 como Contraloría y auditoría general de la República, aunque desde el mismo surgimiento de la República Dominicana, la constitución del 06 de noviembre de 1844 contemplaba un órgano de fiscalización del estado. La nueva y actual Contraloría General de la República fue relanzada con la ley 10-07 como órgano rector del sistema de control Interno del estado, dependiente del poder ejecutivo; y por otro se crea mediante ley 10-04 la cámara de cuentas como órgano rector del control externo del estado y dependencia del poder legislativo.

Las luchas que ha tenido la sociedad para que exista un órgano de control en la adquisición de los bienes, la construcción de obras y prestaciones de servicios de manera oportuna, eficiente y económica ha obligado al congreso nacional a cumplir con el mandato constitucional de crear órganos independientes, con autoridad y presupuesto para llevar a cabo tan ardua labor.

Uno de los grandes logros alcanzados por el estado dominicano fue crear la ley de Estrategia Nacional de desarrollo número 1-12, esta ley contempla lo que queremos que sea la República Dominicana, con una   visión hacia el 2030 y la misión que debemos alcanzar. Aquí se describen los objetivos estratégicos a mediano y largo plazo, incluyendo el cronograma de proyectos que deben ejecutarse en ese periodo en los cinco ejes estratégicos de crecimiento y desarrollo, es ahí donde deben estar ancladas todas instituciones del estado y principalmente la Contraloría General de la República.

Partiendo de esas premisas, cada institución del estado deberá disponer de un plan estratégico a mediano plazo en base a estos con cinco ejes estratégicos que contiene la ley 1-12, luego con su plan estratégico cada institución hará el presupuesto plurianual que le servirá de base para incluir los proyectos que están dentro de cada eje estratégico como base para alcanzar los objetivos planteados en la estrategia nacional de desarrollo.

El marco legal de la Contraloría General de la República es suficiente para ejercer las funciones impuesta por la ley 10-07 y dar cumplimiento a las Normas Básicas de Control Interno, NOBACI. Estas normativas conforman cinco componentes de control interno para determinar si el cuerpo normativo de las instituciones sujetas a auditoría y fiscalización se estarían cumpliendo hasta finalizar con una matriz de riesgo institucional para acometer las acciones de corrección y recomendación a la administración.

Las NOBACI están compuestas por cinco componentes integrados con relación de los objetivos de las instituciones, cito: entorno de control, evaluación de riesgos, actividades de control, sistemas de información y comunicación; y actividades de monitoreo y supervisión. Con relación a los objetivos de las NOBACI, son la Integridad y valores éticos, supervisión del desempeño del sistema de control interno, estructura organizacional, administración y desarrollo del talento humano.

La Contraloría General de la República como órgano rector del sistema de control Interno nacional ha tenido un historial de lucha por establecer un adecuado sistema de control interno institucional que garantice el control y el buen uso de los recursos del estado, promover la transparencia y crear la visión ética y moral en los servidores públicos; combatir la corrupción administrativa y ofrecer los informes oportunos para la toma de decisiones del poder ejecutivo, pero a la fecha no ha alcanzado los retos que le ha puesto la ley y la sociedad.

El viejo dicho reza, qué hay que “cambiar la manera de hacer las cosas para poder obtener resultados diferentes”. De ahí que Contraloría deberá hacer una reingeniería de sus procesos, donde su acción no solo se limite a revisar papeles, validar documentos, buscar fallas en el proceso y los procedimientos administrativos; realizar informes y monitoreo de los hallazgos incluidos en la matriz de riesgos, sino también extender ese experticio hacia el control de la existencia y propiedad de los bienes adquiridos (control de activos, obras físicas y suministros), fiscalización del gasto y nóminas.

Han existido funcionarios de instituciones públicas que realizan los procesos administrativos de acuerdo a lo que establecen las normas y leyes, pero cuando reciben los bienes adquiridos con los dineros del estado, se lo llevan para su casa, finca o lo usufructúan en su favor y no lo ponen al servicio de la institución que dirigen; hacen carreteras mal hechas y adquieren productos de baja calidad, por eso la presencia del auditor en la recepción y registro de los bienes del estado es fundamental. No se controla nada con revisión de papeles. Vamos a la práctica.

El reto principal que tiene la Contraloría General de la República es garantizar que los bienes adquiridos se hayan recibidos en cantidad, con la calidad contratada y que los mismos sean usufructuados para los objetivos y fines que fueron previamente establecidos por el poder ejecutivo en el presupuesto nacional (aprobado por el congreso nacional) y que sean ejecutados por las instituciones por delegación del poder ejecutivo.

El reclutamiento de personal técnico, en base a la ley 41-08 de función pública, que establece el principio de la meritocracia, para iniciarse en el servicio civil y carrera administrativa, es lo que garantiza que la Contraloría General de la República pueda lograr realizar una función ética, moralmente profesional, que haya una adecuada planificación de los trabajos de auditoría, que se obtengan trabajos oportunos y que se hagan con eficiencia, eficacia y con calidad.

De ahí, que la Contraloría General de la República Dominicana debe adaptarse a los tiempos para poder cumplir con su misión y establecer como nueva meta la protección y salvaguarda de los activos del estado dominicano a través de fiscalizar la existencia física de los bienes adquiridos, el registro e informe oportuna de la fiscalidad de esos y después que compruebe el buen uso, proceder a evaluar si fueron adquiridos bajo los procedimientos establecidos por la ley de compras y contracciones y si el sistema de control interno establecido funciona adecuadamente.

of-am

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
3 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Orlando
Orlando
2 meses hace

En cuestión de 6 meses se desmontó toda la estructura cancelando y/o trasladando/degradando a todo el equipo completo (60 empleados) que conformaba el Departamento de Auditoría Interna (DAI) encargado de tales auditorías. Añadiendo que preparar un equipo con esos conocimientos le tomó a la Contraloría mas de 4 años de estudios, pruebas y ensayos. Por lo que para hacer lo que ud plantea hay que iniciar desde menos cero todo el proceso.

Saludos.

Orlando
Orlando
2 meses hace

Buen día caballero:
Si bien es cierto lo que ud plantea, no menos cierto es que a la llegada del PRM al poder la contraloría contaba con un equipo totalmente preparado para hacer (y de hecho estaba haciendo) las auditorías sobre la base de las NOBACI, pero como en RD los cambios de gobierno afectan todas las instituciones del estado, la contraloría no escapó a las cancelaciones masivas.

MARCOS N.
MARCOS N.
2 meses hace

LA ESTRUCTURA DE ESTE EXTENSO ARTICULO HUELE A UNA SOLA COSA, LO ESCRIBIO EL FARAHON DE FUPU. !! QUE COSA !!