Lo mejor que le puede pasar al PLD

imagen
EL AUTOR es periodista. Reside en Santiago de los Caballeros.

A partir de la transición que encabezó y lideró el PRD y las fuerzas democráticas dominicanas en 1978. la política dominicana ha ido de cambio en cambio y de repetición de episodios en episodios.

Fue el PRD y su líder de siempre Pena Gómez que tuvieron los gobiernos más luminosos con Juan Bosch, Antonio Guzmán, Jorge Blanco e Hipólito Mejía. Hubo luces y sombras e incluso acusaciones de corrupción, pero está más que demostrado que eran acusaciones falsas. Los dirigentes del PRD terminaron en la pobreza;  apenas ver que cuando mueren, a su gran mayoría, hay que salir a pedir para hacer su funeral con cierta dignidad.

El PRD, con su presidente Antonio Guzmán, luego de aquellos fatídicos los 12 años de persecuciones y muertes, nos trajo la democracia dominicana, vacío las cárceles que estaban llenas de presos políticos, de jóvenes, regresó a cientos de hombres y mujeres que habían sido encarelados.

Fue el PRD con Pena Gómez, que nacionalizó el oro, que creó el INFOTEP, llevo a cabo la despolitización de Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, despolitizándola y aumentó los salarios.

Hay que decirles a los jóvenes, recordar siempre que el PRD y su presidente Salvador Jorge Blanco inicio las reformas más profundas y significativas que permitió el que nos enrumbáramos por el crecimiento del turismo dominicano, las zonas francas y las exportaciones, que inicio el mejor servicio de salud, con un programa masivo de construcción de las clínicas techo azul.

Todo eso y más hizo el PRD teniendo la conspiración y sabotaje de sus opositores políticos más encarnizados. Sabotajes que provocaron las pobladas del 1984.

De igual hay que decirle y recordar que el PRD con Hipólito Mejía de presidente inicio en el país un programa lleno de éxitos de pequeñas y medianas obras pequeñas a tal nivel que alcanzó el 74% de aceptación nacional, entregó el PRD y su presiente Hipólito Mejía el 10% a municipios –hoy apenas esta en 2.4-, creó las dos alzas salariales, aplicación por primera vez de la Ley No.67-97 sobre el 4% para la educación, llevándola casi al 3.3% en 2003, creo las tarjetas de solidaridad, etc.

El gobierno de Hipólito Mejía se vio sacudido por la mayor crisis bancaria de América Latina incubada en los 10 años de permisividad operativa a la oligarquía de Joaquín Balaguer, y luego, el regalo de Leonel Fernández del Banco de Comercio a Baninter.

Teniendo el gobierno de Hipólito Mejía la mayor conspiración financiera y política nunca vista en la historia, los hechos, los testimonios, los documentos están ahí para que no se olvide.

No se puede olvidar y hay que recordarles a los jóvenes dominicanos que el PRD, ciertamente, hizo y entregó a la nación la constitución más avanzada de toda su historia, instauró el mayor de lo respeto a las libertades ciudadanas, llevó a cabo la lucha a nivel nacional e internacional de exigencia de respeto al país.

Ese es el PRD lleno de honestidad y lucha que ha preservado Miguel Vargas.

Ese es el PRD que Miguel Vargas ha sacada de las luchas feroces entre compañeros, luchas que lo han sacado del poder y del abrazo del pueblo dominicano.

El PLD, salido de los brazos del PRD, ha hecho grandes reformas, aportes y transformaciones institucionales al país en sus gobiernos, el que más se ha destacado es este gobierno de Danilo Medina. Ha trabajado con el pueblo, con los sectores medio y bajo dando solidaridad, aporte y capacitándolo.

Pero, el PLD se desgarras en sus luchas internas, solo por ambiciones personales y lucha de liderazgo.

Igual como le pasó al PRD…

Las luchas internas, la no renovación de sus líderes, el estancamiento del PRD, su no actualización, el no escuchar el sentir, la voz del pueblo, los llevó a estar fuera del poder y a la división.

Solo Miguel Vargas, asumiendo todos los sacrificios, hasta personales, hizo el cambio que necesitaba el PRD.

Ahora al PLD les conviene hacer esos cambios desde el gobierno, debe asumir Danilo Medina la responsabilidad histórica de la renovación.

El 6 de octubre será decisivo para el PLD, o entra al cambio, la renovación, sangre nueva o se ira del poder y librará una lucha interna desgarradora.

Lo mejor que le puede pasar al PLD es que Leonel Fernández ceda el paso y deje que fluya lo nuevo, sangre nueva, renovación, cambio, caras nuevas, es lo que quiere la gente, los votantes, el pueblo.

Y que encabece una coalición de partidos y fuerzas democráticas, de liberales, unidos al PRD, su historia, sus luchas, su renovación.

De lo contrario, el panorama será difícil para el PLD y sus huestes políticas.

of-am

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.


UNETE A LA CONVERSACION

4 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario
Escriba un maximo de 400 caracteres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *