Línea Noroeste: oportunidad de oro

imagen
EL AUTOR es periodista. Reside en Santo Domingo.

La Línea Noroeste ha estado muy activa en la palestra recientemente.

El más reciente motivo estuvo relacionado con las actividades de celebración del 159 aniversario del Grito de Capotillo, detonante de la embestida final contra la ocupación española en la segunda mitad del siglo XIX.

Es la primera vez, luego de la inauguración del monumento, que un Presidente de la República encabeza los actos conmemorativos en el mismo lugar que sirve como emblema para lo que la generalidad de historiadores define como la epopeya con mayor integración popular desde la fundación de la República Dominicana: la Restauración de la Independencia Nacional.

Del Noroeste podemos citar altas y bajas. Desde tiempos como las devastaciones de Osorio, al inicio del siglo XVII, cuando la zona quedó a expensas de los delincuentes de moda, hasta otros como la incidencia de la Grenada Company, cuando Manzanillo se convirtió en una especie de “Meca”, recibiendo migrantes de los más diversos puntos del país.

Mucha gente se asombra al escuchar que Montecristi llegó a contar con representaciones consulares de muchas naciones. Pero también ha de asombrar que la zona ahora cuenta con dos de las cinco provincias dominicanas con decrecimiento poblacional.

Ahora se siente un renacer que promete una nueva temporada, con mayores y mejores oportunidades para dinamizar la economía, así como para mejorar la calidad de vida en una zona que durante mucho tiempo ha clamado por más y mejor atención.

Una de las primeras visitas del presidente Abinader, hace cerca de dos años, fue precisamente a Manzanillo, lugar emblemático de la Línea Noroeste. Aquella visita renovó la esperanza con el anuncio de que empresarios dominicanos y extranjeros estaban interesados en invertir en la zona.

No ha de extrañar que con eso se haya revivido el recuerdo de aquellos años de esplendor, cuando se instaló en el lugar la estadounidense United Fruit Company, a la sazón, la compañía agrícola más poderosa del mundo.

A la visita del presidente ha continuado el seguimiento. Recientemente se ha dicho que el gobierno recibirá en diciembre próximo el borrador del Máster Plan de Desarrollo del proyecto de Manzanillo. Se acaba de anunciar que el mismo será presentado en febrero y que la rehabilitación comenzará en el primer semestre de 2023.

De hecho, el Ministerio de Economía ha destacado que la modernización del Puerto de Manzanillo “mejorará la competitividad de las exportaciones de bienes con origen en el Cibao”, región que, según cifras oficiales, representa el 38 % de las exportaciones nacionales.

Estas buenas nuevas, además de celebración, han de plantear algunas inquietudes y retos. Vale preguntarse: ¿qué se está haciendo en las provincias de la Línea Noroeste para aprovechar esos cambios? Bien sabido es que actualmente se exporta banano, pero ¿qué más podría exportarse (y también importarse) por Manzanillo? ¿Cuál dinámica puede ayudar a que los otros territorios de la región se inserten en esa nueva etapa?

Cada etapa vivida en la región ha dejado sus enseñanzas. Algunas podrán estar olvidadas. ¡Cuán oportuno resultaría desempolvarlas! Pero además se entiende que ya distamos mucho de aquella “república bananera”. Entonces, en esta nueva etapa, ¿cómo podemos obtener el mejor provecho del plan que está en elaboración?

Si el plan está siendo elaborado sin la participación activa, además de Manzanillo, de los demás territorios noroestanos, ¿por qué no involucrar a las principales fuerzas vivas de cada demarcación en la articulación de esfuerzos para que realmente vivamos una nueva etapa?

Por mucho tiempo se ha planteado, con mucha razón, que “en el Noroeste siempre vibra el corazón de la patria”. Eso ha de motivarnos para entender y defender que la integración activa de ese “corazón vibrante” resulta determinante para la sostenibilidad y trascendencia del bienestar que tanto merece cada rincón de la Línea Noroeste.

Los verdaderos cambios implican participación activa en la construcción social. En tiempos caracterizados por competitividad basada en el conocimiento, la sinergia entre gobierno, sector privado, academia y comunidad se convierte en ingrediente imprescindible para producir cambios sostenibles. Ha vuelto otra oportunidad para que en el Noroeste siga vibrando el corazón de la patria.

nestorestevez@gmail.com

jpm-am

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 votos
Article Rating
Suscribir
Notificar a
guest
1 Comment
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
Eliezer
Eliezer
1 mes hace

Excelente articulo sobre la linea Noroeste, esperamos que las actuales autoridades lo tomen en cuenta haciendo tomando en consideracion la pausa trazada en este escrito. Felicidades