La situación política española de cara las próximas elecciones

imagen
EL AUTOR es politólogo. Reside en Europa.

El sistema político electoral en España, de cara a las elecciones generales del próximo 28 de abril, luce indescifrable, dada la ruptura del sistema bipartidista en el año 2015, con la entrada de los partidos Ciudadanos, Podemos y ahora Vox.

El presidente actual, Pedro Sánchez, quien subió al poder en junio del año 2018, tras haber ganado la moción de censura al presidente Mariano Rajoy, se ha visto obligado a poner fecha al nuevo proceso electoral y, por vía de consecuencias, disolver las Cortes Generales (Congreso de los Diputados y Senado), lo mismo decir, poner fin a una legislatura que él pretendía agotar hasta junio del 2020; a pesar de haberse presentado a dicha censura, con la promesa de convocar elecciones generales en pocos meses.

Por tales circunstancias y acosado por  los partidos opositores de la derecha, encabezados por el Partido Popular y Ciudadanos, el presidente socialista no pudo lograr que los mismos partidos que le apoyaron a subir al poder le aprobaran los Presupuestos Generales del Estado o Ley de Gastos Públicos, razón principal del adelanto electoral.

Ahora la cuestión es que no se sabe cómo quedará conformado el nuevo Congreso y quien podría ser  el próximo presidente del Gobierno a partir de junio de este año, pues  tal y como están las cosas, ninguno de los actuales líderes tiene la capacidad de ganar las elecciones con  mayoría absoluta de 178 o más de los 350 diputados que conforman el Congreso de los Diputados, al estilo Felipe González, quien logró dos victorias absolutas de las cuatro que ganó, la primera con 202 en el año 1982, y la segunda, con 184 escaños en 1986. Igualmente  José María Aznar, con 183 escaños en el año 2000, y Mariano Rajoy con 184 en el 2011.

Esos cuatros arrolladores triunfos fueron con bipartidismos, pues, hasta el 2015, el 90% del conjunto de los diputados recaían sobre los partidos Socialista Obrero Español  (PSOE) y Partido Popular (PP), razón que nos indica qué, tanto el presidente actual Pedro Sánchez, líder socialista, como los derechistas Pablo Casado, del Partido Popular y Albert Rivera, de Ciudadanos, podrían ser elegidos – uno de ellos- presidente y ocupar el Palacio de la Moncloa. Sin embargo, los restantes líderes Pablo Iglesias, de Podemos (izquierda), Santiago Abascal, de Vox (centro derecha) y Alberto Garzón, de Izquierda Unida serán, con toda seguridad, fichas del ajedrez político que jugarán Sánchez, Casado y Rivera.

Si las elecciones fueran hoy, el presidente Pedro Sánchez obtendría una mayoría simple, subiendo de 85 escaños actuales a 106, muy lejos de los 178 requeridos para ser investido nuevamente presidente del Gobierno español, mientras que el Partido Popular bajaría de 137 a solo 81, mientras Ciudadanos subiría de 32 a 64.

Asimismo, la confluencia de Izquierda Unida y Podemos (Unidos Podemos) bajaría de 71 a 46, y  la gran sorpresa sería la entrada de Vox por primera vez al Parlamento con 25 diputados y la subida de los independentistas catalanes, de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC), que subiría de 9 a 13, mientras que el Partido Democrático Europeo Catalán (PdeCat) obtendría 6 diputados.

Estos datos nos indican que, posiblemente, la llave de la conformación del próximo ejecutivo español descanse sobre los 19 diputados de los independentistas catalanes, lo que significa que, el conflicto catalán con  su autodeterminación, aunque los tribunales españoles les brinden una salida jurídica, el futuro gobierno podría pasar por un compromiso de indultos masivos a modo de negociación política.

ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.


UNETE A LA CONVERSACION

0 Comentarios
Click para o Crear tu cuenta para poder comentar
Publicar Comentario


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *