La oración de Francisco de Asís

“La Oración de san Francisco de Asís, también llamada Oración simple u Oración franciscana por la paz, es un poema escrito probablemente a principios del siglo XX pero atribuido hasta fines de ese siglo al fraile italiano Francisco de Asís (1182-1228). Investigaciones posteriores realizadas por el académico francés Christian Renoux permitieron entrever los verdaderos orígenes de la oración, cuya autoría continúa siendo incierta. Con todo, la oración fue objeto de análisis y predicación por personalidades contemporáneas de variada extracción. Esta oración es hoy una de las devociones más populares dentro del cristianismo, reconocida como una síntesis -hasta el presente anónima- del ideario vivido por el «santo de Asís»”. (Wikipedia Español)

Esta oración atribuida a Francisco de Asís ha conquistado el espíritu de los humanos en tiempo y términos modernos y tiene influencia que fulgura en la mente y corazones de muchos. La invocación se implora en el mundo cristiano y en múltiples idiomas y comunidades religiosas de diferentes tradiciones de fe y devociones.

Señor, haznos instrumentos de tu paz.

Donde haya odio, sembremos amor;

donde haya ofensa, perdón;

donde haya discordia, unión;

donde haya duda, fe;

donde haya desesperación, esperanza;

donde haya tiniebla, luz;

donde haya tristeza, gozo.

Concede que no busquemos ser consolados, sino consolar;

ser comprendidos, sino comprender;

ser amados, sino amar.

Porque dando, es como recibimos;

perdonando, es como somos perdonados;

y muriendo, es como nacemos a la vida eterna. Amén.

 

El investigador Renoux estuvo conmovido por las atrocidades, violaciones humanas, disturbio de la paz y   quebrantamiento de la unión de las naciones. Motivado por esto, interpretó la impresión del reconocido hombre santo y representó esta impresionante pieza de profundidad espiritual que es reflejo innegable del sentimiento de paz, amor, perdón, esperanza, unión y fe, que abrigaba el bienaventurado Francisco.

Actualmente en todo el globo terráqueo hay múltiples acontecimientos que causan desastres naturales que los humanos tratan de aliviar o neutralizar, a veces con escaso éxito. Los seres humanos estamos en una continua cadena de actividades que causan desequilibrio de los recursos naturales y por otra parte se fomentan intrigas, altercados, odio, persecuciones, violencia familiar, luchas de clases, intrigas religiosas, altercados políticos, contiendas, corrupción en la administración gubernamental, expoliación empresarial y guerras entre pueblos y naciones.

El concepto de la Oración atribuida a Francisco de Asís es un benévolo deseo de revertir las tendencias negativas que empañan la mente, distorsionan la conciencia e inflaman el ego de personas comunes, dirigentes ambicionados, camaradas  sociales para que la fe sea fortalecida, la esperanza ensanchada y la caridad profundizada y explayadas de modo  concreto y  extendido para propiciar la paz, la pasión de concordia, el ánimo de perdonar, la voluntad de  fraternizar, despojar las tinieblas y en fin estar acondicionado hacia  servicios a los demás con sencillez de corazón para prevenir desamor, corrupción moral, torcedura sexual, prejuicio racial, desagradables conflictos, actos violentos familiares y guerras entre pueblos y naciones.

La Oración atribuida a Francisco de Asís, es una rogativa apropiada para ser invocada por las almas piadosas y personas de buena voluntad; así se hará honor y respuesta a la enseñanza de Jesús el Cristo que ha impactado el mundo: “Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia”. (Matero 5:7 BCV)

Al mandato de Jesús, se añade la recomendación del Apóstol Pablo, quien dijo: “Alejen de ustedes la amargura, las pasiones, los enojos, los gritos, los insultos, y toda clase de maldad. Sean buenos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, como Dios los perdonó a ustedes en Cristo. (Efesios 4: 31-32 – BDHH).

JPM

¡Comparte esta noticia!
ALMOMENTO.NET publica los artículos de opinión sin hacerles correcciones de redacción. Se reserva el derecho de rechazar los que estén mal redactados, con errores de sintaxis o faltas ortográficas.
0 0 vota
Article Rating
Suscribir
Notificar a
5 Comments
Nuevos
Viejos Mas votados
Comentarios en linea
Ver todos los comentarios
David
10 meses hace

El problema es que nosotros nos hemos acostumbrando a la humillación y al maltrato de gentes perversas y corruptas, y que nos han dicho que sólo con una oración obtendremos salvación. Y esa sólo la da Dios y es con tu ruego y compromiso de servicios. La oración es la plática entre Dios y Yo. no hay mediadores.

Cual " dios"?
Responder a  David
10 meses hace

Cual «dios»?. Como es que esta gente menciona algo que nunca ha dado la cara?.
Como se puede ser tan tonto?. Si tu puedes «hablar» con cosas imaginarias entonces ve a psiquiatra.

La hipocrecia con Sotana
10 meses hace

No, no, no basta rezar
hacen falta muchas cosas
para conseguir la paz, Y rezan de buena fe
y rezan de corazón
pero también reza el piloto
cuando monta en el avión
para ir a bombardear
a los niños de Siria, Libia e Irak. Nada se puede lograr
si no hay revolución
reza el rico, reza el amo
y te maltratan al peón

Martha
10 meses hace

Exelente reflexión,para todos los cristianos y no cristianos del mundo, en los actuales momentos que estamos pasando a nivel mundial : Dando es como recibimos.

Practico_bloqueado
10 meses hace

Cual fue la oración oar los millones de víctimas productos de kas Cruzadas??????????

Los millones de judíos que perecieron en los Campos de concentración nazi???????